null: nullpx

Avión solar completó su vuelta al mundo sin una gota de combustible

"Este es el inicio del futuro. Un sueño hecho realidad. El futuro es limpio (...) Que comience la celebración", asegura la cuenta de Twitter de Solar Impulse.
26 Jul 2016 – 8:33 PM EDT

Un sueño cumplido. Una hazaña que miles dudaron que fuera posible pero que un equipo de aventureros suizos se atrevió a hacer realidad: el piloto suizo, de 58 años, Bertrand Piccard y su compatriota André Borschberg, de 63.

"Este es el inicio del futuro. Un sueño hecho realidad. El futuro es limpio (...) Que comience la celebración", asegura la cuenta de Twitter de Solar Impulse.

Con Borscherberg al mando, el avión Solar Impulse completó este lunes su vuelta al mundo sin una gota de combustible, un hito histórico y tecnológico que desafía las industrias actuales de aeronáutica y ofrece una nueva alternativa viable para los viajes aéreos menos contaminantes.


Fabricada con fibra de carbono, esta nave tiene una envergadura mayor que la del Boeing 747, con un peso que equivale a un vehículo familiar vacío, y mantiene una velocidad de travesía de entre 45 y 55 kilómetros por hora, mientras que alcanza un máximo de 8.500 metros de altitud. El monoplaza funciona gracias a cuatro hélices movidas por la energía suministrada por sus 17.000 células fotovoltaicas instaladas en sus alas.

“Esta vuelta al mundo del avión propulsado exclusivamente con energía solar, pretende concienciar a la sociedad y a los gobiernos de que es posible utilizar tecnologías limpias para que permitan preservar el medio ambiente”, expresaron sus propulsores.

Solar Impulse 2 completó 17 etapas que le han llevado a pasar por Omán, India, Myanmar, China, Japón, Estados Unidos, España y Egipto. La última fue de las más difíciles porque debió sortear áreas de navegación limitada y malas condiciones climáticas.

El avión, sin embargo, descendió la noche de este lunes en Dubai, donde inicio la hazaña en marzo del 2015.

RELACIONADOS:PlanetaEcoinnovación
Publicidad