null: nullpx

Virginia necesita de alguien que defienda los derechos de todos

“Ed Gillespie, el candidato republicano para gobernador de Virginia, está siguiendo la corriente del presidente por el mero hecho de no haber condenado su retórica racista y bochinchera”.
25 Ago 2017 – 12:03 PM EDT

En días pasados grupos de supremacistas blancos se congregaron en la ciudad de Charlottesville, Virginia para promover su ideología racista e intimidar a la gente con retórica y acciones motivadas por el odio a la gente de color.

Miembros de la organización donde soy voluntario, La ColectiVA, fueron testigos de la violencia física y verbal desatada por los supremacistas blancos contra la gente de color y las personas que protestaban para denunciar esas manifestaciones de odio.

Lamentablemente, este tipo de protestas va a seguir en varias ciudades mientras este movimiento de nacionalismo blanco prometa estar “más activo que nunca”.

Debido al origen e historia racista de este país, y de Virginia en particular (donde fue ubicada la capital de los Estados Confederados), este momento requiere que sus líderes se aseguren de proteger a sus habitantes contra tales tácticas de intimidación.

A nivel nacional, en lugar de ejercer ese tipo de liderazgo el presidente Trump ha dado ánimo a estos grupos con su retórica racista y bochinchera. Su primer error indefendible fue esperar dos días antes de hablar sobre lo que sucedió, y el siguiente fue retroceder en su condena de los supremacistas blancos.

A nivel estatal, parece que Ed Gillespie, el candidato republicano para gobernador de Virginia, está siguiendo la corriente del presidente por el mero hecho de no haber condenado su retórica racista.

Gillespie, que está en contra de los grupos de supremacistas blancos, rehusó decir que está en contra de lo que dijo el presidente.

Cuando miembros de La ColectiVA le preguntaron a Gillespie cuál era su respuesta a lo que dijo el presidente, respondió de que él ya ha expresado su opinión y se negó a contestar cualquier otra pregunta.

Esta respuesta vaga es completamente inútil para los habitantes de color y los inmigrantes que residen en Virginia y buscan el apoyo de su próximo posible gobernador. Gillespie dice que el odio que se vio esos días no tiene lugar en Virginia, cuando en realidad es el estado con la más alta concentración de símbolos del Estado Confederado y sede de una multitud de organizaciones de supremacistas blancos, antiinmigrantes, antimusulmanas y antiLGBTQ, según el Southern Poverty Law Center.

Lo que merecen todos los habitantes de Virginia es un liderazgo verdadero y una voluntad política firme para hacer frente al gobierno federal. Esto es necesario para asegurar que el estado de Virginia no siga bajo la égida de un gobierno federal que está arruinando familias y comunidades de color.

Al no responder a los comentarios del presidente, Gillespie da a entender que a él le preocupa más no ofender la base de Trump qué tomar una posición firme contra sus palabras manchadas por una ideología antinegra y antiinmigrante.

Las elecciones para gobernador de Virginia son el 7 de noviembre. Es muy importante que la gente de Virginia elija a alguien que defienda los derechos de todos los habitantes del estado. Mientras Gillespie se siga negando a tomar una posición clara sobre la respuesta del presidente, no se puede confiar en que él será el gobernador adecuado para los habitantes de Virginia.

* Nelson Dolores Lopez es miembro de La ColectiVA, un grupo inclusivo dirigido por personas de Latinx en el norte de Virginia.


***


Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:OpiniónDonald TrumpRacismoElecciones
Publicidad