null: nullpx

Una agenda positiva para los próximos cuatro años

“Con el advenimiento de un nuevo Congreso y la elección de un nuevo presidente, los latinos –como todos los estadounidenses– deben tener claras las políticas que quieren que este nuevo liderazgo persiga. Aunque haya áreas de desacuerdo, también debemos buscar áreas de oportunidad”.
Opinión
Director Ejecutivo de la Iniciativa LIBRE.
2016-11-17T12:47:53-05:00


A medida que la gente evalúa los resultados de las elecciones de la semana pasada, es importante recordar que nuestros representantes electos son juzgados en última instancia por los resultados de las políticas que implementan. Prácticamente todos los presidentes, senadores o miembros del Congreso empiezan sus funciones en medio de gran entusiasmo y optimismo, pero el estado de ánimo de sus constituyentes puede ser muy diferente cuando salen. Con el advenimiento de un nuevo Congreso y la elección de un nuevo presidente, los latinos –como todos los estadounidenses– deben tener claras las políticas que quieren que este nuevo liderazgo persiga. Aunque haya áreas de desacuerdo, también debemos buscar áreas de oportunidad.

Por ejemplo, durante su campaña, Donald Trump dejó claro que una de sus principales prioridades como presidente sería promover las oportunidades económicas mediante la contención de regulaciones costosas y reducción de los impuestos como parte de un plan de reforma que haría a los Estados Unidos más competitivo con otras naciones. La verdad es que millones de estadounidenses de todos los antecedentes se sienten oprimidos por una economía que ha crecido lentamente, y en la que millones de personas continúan siendo forzadas a trabajar a tiempo medio. Las regulaciones federales que hacen crean más obstáculos para que las compañías empleen –y especialmente emplear a trabajadores a tiempo completo– están contribuyendo al problema. Esta es una área donde los líderes de ambos partidos deben aportar ideas sobre cómo relevar la carga del gobierno que termina lastimando a las familias trabajadoras más que a nadie.

Como candidato, el Sr. Trump frecuentemente expresó su apoyo a la expansión de los programas de elección educativa. Los latinos de todo el país se enfrentan al problema de tener a sus hijos atrapados en las escuelas públicas que fracasan, y muchos estados han tardado en adoptar una reforma que ha funcionado bien dondequiera que ha sido intentada. Las políticas de elección escolar son particularmente efectivas para reducir la brecha de rendimiento académico que los estudiantes de las minorías experimentan en comparación con otros. De hecho, un reciente estudio de Stanford encontró que las escuelas charter (escuelas independientes de la junta escolar local), son especialmente útiles para minorías, estudiantes económicamente desfavorecidos y aquellos que están aprendiendo inglés. Las familias latinas se beneficiarán si el gobierno federal no impide que los estados decidan expandir la elección escolar.

La reforma de los servicios de salud es otra área donde los políticos tendrán la oportunidad de mejorar un sistema profundamente defectuoso que simplemente no está funcionando. El presidente Obama prometió que su ley reduciría los costos y ampliaría las opciones para millones de estadounidenses. En cambio, hemos visto que cuantos más estadounidenses están asegurados, los costos de atención médica siguen siendo un desafío tan grande como lo fueron antes de Obamacare, incluso para aquellos con seguro. A pesar de los aumentos de impuestos, los rescates de las compañías de seguros, los costosos mandatos y los miles de millones de nuevos gastos gubernamentales, millones han perdido las pólizas que les gustaban, y aquellos con nueva cobertura encuentran que los beneficios son demasiado limitados para tener un valor real. Un plan de reforma que utilice las fuerzas del mercado para controlar los costos, y que comience a poner a los consumidores de nuevo a cargo de sus opciones, es en el interés de los latinos y otros.

Las finanzas de la nación son otra área donde se necesitan nuevas políticas y una mejor administración. Bajo el presidente Obama, el gobierno de Estados Unidos registró déficits que se ubicaron entre los más altos de la historia –y la deuda pública casi se duplicó– a unos 20,000 millones de dólares. Lo que es peor, se prevé que los déficits anuales aumentarán en los próximos años. Si el Congreso y el presidente no actúan, la carga de la deuda seguirá creciendo, poniendo un freno a la economía y gravando a nuestros hijos y nietos durante décadas. El presidente Obama nunca hizo un esfuerzo serio con el fin de forjar un plan bipartidista para dirigir las finanzas de la nación y para ponerlas en un curso sostenible. Con un nuevo liderazgo, hay una oportunidad renovada de hacer precisamente eso.

El sistema de inmigración de la nación es otra área que debe ser abordada, ya que el presidente Obama nunca fue capaz de unificar a los políticos para apoyar una reforma duradera y necesaria. Habrá apoyo bipartidista para medidas que mejoren la aplicación de la ley, particularmente en la frontera. Sin embargo, la mejora en la aplicación de las fronteras no es suficiente para resolver los problemas, siempre y cuando la economía de los Estados Unidos continúe atrayendo a trabajadores dispuestos que buscan la oportunidad de construir mejores vidas. Los trabajadores, dreamers y toda la población indocumentada deben ser tratados humanamente, a través de reformas legislativas que reconocen sus contribuciones y sus aspiraciones.

Como con cualquier elección, el nuevo liderazgo representa una oportunidad para poner a nuestra nación en el camino correcto, si los legisladores aprovechan esa oportunidad y trabajan juntos para alcanzar esta meta compartida. Ningún líder tomará todas las decisiones correctas, pero este es el momento de avanzar en los grandes problemas que enfrenta esta nación.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad