null: nullpx

Pili Tobar: La Caída de Rubio

La autora analiza la derrota de Rubio por haber jugado a la política y no proteger a su gente
17 Mar 2016 – 8:22 AM EDT


Por Pili Tobar, Directora de Comunicaciones de Latino Victory Project

Esta semana finalmente cayó Marco Rubio del pedestal. El hijo pródigo del estado de la Florida perdió en la primaria republicana con un margen enorme, quedando en segundo lugar detrás de Donald Trump 45.7% a 27%. Rubio, quien muchos consideraban el futuro del Partido Republicano y la solución al problema de los republicanos con los latinos, no ganó más que el condado de Miami Dade.

Los latinos fueron el 17% del electorado en la primaria republicana en Florida. Y aunque la mayoría, un 52%, apoyó a Rubio, esto hizo poca diferencia en la paliza electoral que sufrió.

De acuerdo con las encuestas de salida, el tema de inmigración fue el último en orden de importancia para los votantes republicanos, detrás del empleo y la economía, los gastos gubernamentales y el terrorismo. La misma encuesta preguntó a los votantes republicanos sobre la legalización para inmigrantes indocumentados, y encontró que 53% de los votantes republicanos están a favor de dar una vía a la legalización – comparado con el 38% que preferirían la deportación.

Esto solo prueba que Rubio hizo un mal cálculo político cuando decidió moverse a la extrema derecha con políticas antiinmigrantes para apelar a los votantes del Tea Party. Lo único que logró fue desanimar a muchos latinos quienes bajo otras circunstancias tal vez habrían votado por un republicano moderado como él.

En lugar de hablarnos, defendernos y promover políticas migratorias que darían alivio de la deportación a muchos latinos, Rubio —al igual que Trump— habló sobre muros y paredes, y se escondió detrás del tema de la seguridad fronteriza. Fue una traición estúpida que desanimó a su gente y no le ganó ningún favor de parte de la extrema derecha.

En lugar de ser un campeón para su comunidad, Rubio de nuevo escogió al partido. ¿ Donde estaba Rubio cuando Trump comenzó su campaña atacando e insultando a los latinos? Rubio no mostró la cara, no nos defendió. Incluso, hace una unas semanas Rubio dijo que apoyaría a Trump si el fuera el nominado republicano. ¡Que vergüenza!

Hasta lástima me dio ver a Marco dar su discurso de despedida. Y no es que quiera echarle más sal a la herida, pero debe quedar de lección. Marco debió de hacerle caso a su mejor consejera, su madre Oriales García cuando hace años ella le dijo : “Tony, te quiero dar un consejo como la persona que más te quiere en el mundo. No te metas con los inmigrantes mijo. Por favor, no te metas con ellos. Son seres humanos como nosotros y vinieron por las mismas razones que nosotros. A trabajar, a mejorar sus vidas. Por favor, no te metas con ellos”.

Mi madre siempre me enseñó a ser una persona de bien que lucha por aquellos a su alrededor, y quien aún cuando no es conveniente alza la voz para proteger a los necesitados y para pelear las injusticias de este mundo.

Me imagino que el caso de Marco Rubio no es muy diferente del mío. Nos enseñaron los mismos valores y leímos la misma Biblia. Rubio debería de haber seguido el consejo de su madre y defendido los valores y la moral que ella le inculcó.

Pero escogió el juego de política en lugar de proteger a su gente. Esto debe quedarles de lección a otros republicanos que creen que seguir el camino antiinmigrante de Trump es su mejor apuesta. Rubio jugó con fuego y se quemó. Jugó por los dos bandos; por ello, perdió credibilidad y perdió el premio mayor.

La victoria de Trump en la Florida, y el hecho que logró sacar al hijo pródigo de la carrera republicana por la Casa Blanca, deben preocuparnos y energizar a aquellos latinos que no se han registrado para votar en Noviembre.

Debemos enseñarles a Trump, a Cruz, y al resto de los precandidatos republicanos, que los latinos somos una fuerza increíble a la que no pueden parar y que no vamos a aguantar este odio, estos insultos y ataques. Si no nos creen solo pregúntenle a Rubio.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:Opinión
Publicidad