La película “Roma” es un parteaguas para las trabajadoras del hogar

Hoy se estrena la nueva película del director mexicano Alfonso Cuarón, Roma, en Netflix y las trabajadoras del hogar en Estados Unidos hacemos un llamado para verla.
14 Dic 2018 – 7:32 AM EST

Durante el pasado verano recibí una llamada de esas que no se dan todos los días: me estaban invitando a Italia a un festival de cine internacional. A la semana siguiente estaba en la alfombra roja, con mi vestido de diseñador, junto a algunos de los directores de cine y artistas más famosos del mundo. Esta puede ser una escena normal para cualquiera en Hollywood. Pero no para mí. Yo no soy actriz, ni directora de cine, no vivo en Hollywood, ni soy amiga de ningún actor famoso.

Yo soy una trabajadora del hogar y organizadora comunitaria del valle del Río Grande en Texas y fui invitada por Alfonso Cuarón para la premiere de su película Roma, junto a Ai-jen Poo de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar. Roma cuenta la historia de una familia mexicana a través de los ojos de su niñera Cleo.

A pesar de estar en un lugar desconocido y en un mundo que no es el mío, al ver Roma me sentí como en casa. Con excepción de algunas raras ocasiones, jamás había visto una película en la que la protagonista fuera una trabajadora del hogar mexicana como yo, y que la historia fuera tan real y sin caer en los típicos estereotipos. Me vi tan reflejada en Cleo, que fue como ver mi propia vida en la pantalla grande.

La historia de Roma me hizo recordar años y años de trabajar en casas. Cuando primero llegué a este país, tuve que vivir en la casa donde trabajaba porque no tenía dinero ni para pagar mi propia renta. El amor de Cleo por los niños que cuidaba me hizo recordar el amor que sentí por los niños que llegué a cuidar. Si no han visto la película, no voy a contar más detalles, pero si hay algo claro es que el amor que damos a las familias que cuidamos puede ser tan grande que en algunas ocasiones podemos poner en riesgo nuestra propia vida para salvarlos. Tal y como lo hizo Cleo. Por eso, Alfonso Cuarón hace esta dedicatoria de amor a su niñera, quien en la vida real se llama Libo.

Lo triste es que esta historia de amor no siempre es recíproca y la realidad de las trabajadoras del hogar es casi siempre una historia que rompe corazones. La mayoría de las trabajadoras del hogar en este país no tenemos derechos porque nuestro trabajo no es reconocido como un trabajo real, por ende, no tenemos contrato, vacaciones, horarios justos, días de enfermedad y ni siquiera nos pagan las horas extra. Además, como hacemos trabajo detrás de las puertas cerradas de los hogares, somos frecuentemente vulnerables al abuso físico y verbal.

Por eso estamos haciendo un llamado para que todos y todas vean la película. De alguna manera, todos podemos vernos identificados en Roma. No sólo porque somos más de dos millones de trabajadoras del hogar en Estados Unidos, sino porque además millones más somos hijos o nietos de una trabajadora del hogar o fuimos criados por una. Al fin y al cabo, las personas que nos cuidan cuando estamos creciendo juegan un papel muy importante en formar quiénes somos hoy en día.

Alfonso está mostrando con su propio ejemplo lo que debería ser un empleador que respeta a su nana y a la trabajadora del hogar en su vida. Esta película eleva nuestra dignidad. A veces nuestros empleadores la quieren pisotear, pero nuestra dignidad siempre está ahí, porque nuestro trabajo es digno. Ojalá todos los empleadores se den cuenta del trabajo que hacemos y no necesiten esperar a ser adultos para valorarnos.

*Rosa Sanluis, originaria de México, fue trabajadora del hogar por casi 15 años y es ahora organizadora de trabajadoras del hogar para Fuerza del Valle en Texas y la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar .

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad