La ley SB-4 de Texas y el papel de los hispanos en la creación del estado

“A los legisladores, que apoyan la SB-4 les vendría bien recordar que el estado de Texas le debe su existencia a personas que nacieron en México o que llevaban apellidos como Seguín y Navarro”.
Opinión
Creadora de contenido, Latino Victory Project.
2017-06-12T13:49:03-04:00

La aprobación de la propuesta anti-inmigrante SB-4 en Texas es una prueba más de la importancia que tiene recordar la historia y las contribuciones de los hispanos en este país, y asegurarnos de que tenemos todo el derecho a luchar para que no se repitan los errores del pasado.

Rendir homenaje a los fundadores de Texas es casi un ritual sagrado para los políticos del estado, ya sean demócratas o republicanos. La legislatura estatal les debe su existencia como sistema de gobierno a esas personas que lucharon por la independencia de México y que la ganaron en 1836. El Capitolio de Texas en Austin, con su domo icónico color rosado, existe gracias a personas como Sam Houston, el primer presidente de la Republica de Texas, y Stephen F. Austin.

Lo que ciertos legisladores republicanos quizás han olvidado, o en el peor de los casos ignorado, es que la persona que tomó el puesto junto a Houston como el primer vicepresidente de la República de Texas, se llamaba Manuel Lorenzo de Zavala y había nacido en Yucatán, México. En la batalla del Álamo, en lo que hoy es la ciudad de San Antonio, murieron siete tejanos (mexicanos de origen español que se establecieron al norte de México –Texas– a mediados del siglo XVIII). Juan Nepomuceno Seguín, hijo de una familia tejana, y José Antonio Navarro, quien era mexicano, también fueron figuras claves en la independencia de Texas.

Sin embargo, después de oír al legislador republicano Matt Rinaldi, si hoy en día estos héroes tejanos y mexicanos de la Revolución de Texas llegaran de visita al Capitolio durante una sesión legislativa, les llamarían a ICE.

Durante el último día de la sesión legislativa de Texas, en mayo, un grupo de personas, en su mayoría hispanas, entraron al pleno de la asamblea para protestar la ley SB-4. El representante Rinaldi se acercó a los miembros del caucus legislativo mexicano-americano y les dijo, refiriéndose a los protestantes: “Esto es ridículo. Por eso llamé a ICE”. Los miembros del caucus, todos de ascendencia mexicana, enfrentaron estos comentarios racistas y se produjo lo que la prensa denominó una “ trifulca” entre legisladores de ambos partidos.

La actitud de Rinaldi es un recordatorio de capítulos turbios en la historia de Texas para la comunidad mexicana. A pesar de haber contribuido a la independencia del estado, la comunidad fue víctima de brutalidades (incluyendo linchamientos) y discriminación a manos de las autoridades anglosajonas. Esto ha cambiado gracias a la lucha incansable de la comunidad por obtener igualdad para los mexicanos y los hispanos en general, y a la presencia de aliados como el presidente Lyndon B. Johnson. Estos sacrificios no deben ser olvidados, especialmente ahora que estamos viendo como los republicanos de Texas buscan limitar los derechos civiles de la comunidad hispana con leyes como la SB-4.

A estos legisladores, que apoyan leyes como la SB-4, les vendría bien recordar que el estado de Texas le debe su existencia a personas que nacieron en México o que llevaban apellidos como Seguín y Navarro. Les vendría bien recordar que el estado de Texas fue fundado por comunidades diversas y que su gente está orgullosa tanto de sus raíces anglosajonas como de sus raíces mexicanas, afro-americanas, polacas, alemanas y asiáticas, entre muchas otras. A pesar del intento de los legisladores republicanos de oprimir a la comunidad hispana y a la comunidad inmigrante, Texas es y seguirá siendo un estado diverso que les ha abierto los brazos a personas de todas las razas. Lo único que los texanos debemos hacer es unirnos y seguir luchando como lo hicieron Navarro y Seguín.

Dos cosas positivas han surgido gracias a las acciones racistas del representante Rinaldi. Una es que nos dimos cuenta de que la comunidad hispana en Texas cuenta con aliados como los representantes estatales César Blanco, Poncho Nevares y Ramón Romero, quienes enfrentaron a Rinaldi y dejaron claro que no se doblegarán frente al racismo y la discriminación. La otra es que nos dio la oportunidad de recordar nuestro lugar en la historia de Texas y el derecho que tenemos de defendernos frente a cualquiera ataque a nuestras libertades civiles.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:OpiniónInmigraciónTexasHispanos
Publicidad