null: nullpx

Kavanaugh: un peligro para los derechos civiles

“Hay que ver las cosas como son: Trump y los republicanos buscan confirmar a Kavanaugh porque saben que su ideología les dará la ventaja necesaria para ratificar leyes conservadoras en la Corte Suprema”.
Opinión
Creadora de contenido, Latino Victory Project.
2018-07-20T16:30:44-04:00

Brett Kavanaugh parece ser un candidato ideal para reemplazar al juez Anthony Kennedy en la Corte Suprema de Estados Unidos. La palabra clave es “parece”. Kavanaugh, a diferencia de su antecesor, ha mostrado tendencias extremadamente conservadoras durante su carrera como juez federal, y de obtener el puesto en la corte más alta tiene el potencial de ratificar leyes que afectarán las vidas de millones de comunidades vulnerables. En peligro están los derechos civiles de las comunidades de color –incluyendo a la comunidad latina–, de las mujeres, de la comunidad LGBTQ y de los trabajadores, y los derechos de los electores.

Quienes apoyan la confirmación de Kavanaugh apuntan a su historial impecable como juez e indican que él tomaría decisiones basadas solamente en la interpretación de la Constitución y no en sus principios políticos.

Este argumento no encaja en la idea de Trump de nominar a jueces que buscan obstruir los derechos reproductivos de la mujer y bloquear la implementación de la ley de Cuidado de Salud, conocida como Obamacare. Hay que recordar que los republicanos en el Congreso, liderados por el senador Mitch McConnell, lucharon a capa y espada para bloquear la confirmación del juez Merrick Garland, quien fue elegido por el presidente Obama para reemplazar al juez Antonin Scalia en 2016.

Hay que ver las cosas como son: Trump y los republicanos buscan confirmar a Kavanaugh porque saben que su ideología les dará la ventaja necesaria para ratificar leyes conservadoras en la Corte Suprema. Saben que tendrían otro juez conservador a su lado para desbancar leyes diseñadas para proteger los derechos civiles de las comunidades vulnerables y que son fruto de luchas progresistas. De ser confirmado, los conservadores tendrán una mayoría en la Corte Suprema, y con este desequilibrio podrán hacer cambios a las leyes de nuestro país que serían desastrosos para nuestros derechos civiles.

Para las mujeres, la aprobación de Kavanaugh sería un paso más hacia la eliminación de los derechos reproductivos otorgados por el caso Roe v. Wade, un precedente que debe ser resguardado. Ya decenas de estados con cámaras legislativas que tienen mayoría republicana han aprobado leyes que crean más dificultades para que una mujer pueda obtener un aborto, incluso para las mujeres cuyas vidas corren peligro o son victimas de violación o de incesto. Esto es un peligro para la salud de las mujeres, y un tema que afecta a familias enteras, incluyendo a los hombres.

Kavanaugh intentó bloquear el derecho de una menor de edad indocumentada a obtener un aborto por su propia decisión. En su declaración de oposición en el caso, indicó que de darle acceso a la joven a un aborto, el gobierno sería cómplice de un acto “moralmente objetable”. Defender el derecho reproductivo de la mujer ha sido una de las luchas más difíciles durante las ultimas décadas, y una de las más importantes para resguardar nuestra independencia y humanidad. El país está de acuerdo: Roe v. Wade cuenta con casi 70% de apoyo de los estadounidenses –81% entre los demócratas y 73% entre los independientes. Es necesario continuar defendiendo este derecho.

Kavanaugh también demostró que al tomar sus decisiones jurídicas, se declararía a favor de los derechos religiosos aunque violen los derechos de otras personas. Indicó, por ejemplo, que el mandato de Obamacare que ordena la cobertura de anticonceptivos en los seguros médicos es una violación de los derechos religiosos de los proveedores de dicho seguro.

Organizaciones de la comunidad LGBTQ han visto esta decisión como una advertencia de que Kavanaugh tomaría decisiones que harían legal la discriminación hacia esta comunidad, especialmente si esta es considerada como un derecho basado en las creencias religiosas. Recientemente, vimos los efectos negativos que este pensamiento puede tener para la comunidad LGBTQ: la misma Corte Suprema determinó que una repostería tenía el derecho de negarles el servicio a personas que buscaban comprar un pastel para una boda gay, ya que según el dueño, de hacerlo iría en contra de sus derechos religiosos.

Además de afectar a la comunidad LGBTQ, este tipo de decisiones nos afecta a todos. No podemos regresar el reloj y borrar el progreso que hemos logrado para proteger los derechos civiles de esta comunidad tan importante, ni mucho menos robarles el derecho a vivir una vida libre de discriminación. Este derecho nos pertenece a todos, y nos toca a todos protegerlo.

La NAACP, la icónica organización de derechos civiles de la comunidad afroamericana del país, declaró que la confirmación de Kavanaugh podría reversar avances relacionados con la igualdad en las oportunidades de empleo, de educación y de vivienda para la comunidad afroamericana y en general, para todos quienes necesitan de estas leyes para protegerse de la discriminación.

Los derechos civiles de la comunidad latina van de la mano del de la comunidad afroamericana, y de otras comunidades que han sido víctimas de discriminación social y económica, y la confirmación de Kavanaugh nos afecta a los latinos por igual. Es necesario llamar a nuestros senadores para pedirles que antes de confirmar a Kavanaugh consideren que el desequilibrio que puede causar su confirmación en la Corte Suprema tendrá consecuencias graves y desastrosas. Esta es una confirmación que no podemos sólo presenciar por televisión o en los noticieros, ya que de ella depende que se salve el espíritu de igualdad de nuestro país.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad