null: nullpx

Ecuador: Consulta popular entre huevazos, hipocresías y frustraciones

“16 millones de ecuatorianos, que no saben muy bien quién es quién en el ajedrez político del país, están citados a votar en una consulta popular este domingo 4 de febrero”.
Opinión
Corresponsal del Noticiero Univision.
2018-01-30T12:41:00-05:00
Comparte
Los contrastes del poder: Rafael Correa en sus horas de gloria y esquivando los huevazos.

El “Sí” sepultaría las aspiraciones revolucionarias del expresidente Rafael Correa, el “No” le daría al actual mandatario Lenín Moreno el mismo cuestionado poder que tuvo su antecesor.

El futuro de los ecuatorianos depende de la integridad y la honestidad de la nueva administración.

En la contienda la propia izquierda socialista comparte odio a toda máquina y los valores morales destacan su lado más oscuro en el actual panorama político de la mitad del mundo.

Los huevazos

La esencia de la popularidad de un político está en las calles, pero cuando el pueblo que recorre esos senderos en lugar de aplaudir a un líder le tira huevos su liderazgo sin duda está fracturado. Lanzar huevos es sinónimo de rechazo, pretende humillar, denigrar y sojuzgar a un personaje. Rafael Correa no logra asimilar que en cuestión de ocho meses sus desfiles escoltados por un comboy militar hayan terminado en camionetas y paraguas al aire para evadir los huevazos.

Lo de los huevos tiene su razón de ser: “La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política” escribió el sabio y humanista español Francisco de Quevedo y esta frase le queda como anillo al dedo a ciertos líderes ecuatorianos que conforme al poder que les acaricia son y no son algo al mismo tiempo.

Las hipocresías

En la actual era digital en la que vivimos no hay nada más cautivador que observar en las redes sociales cómo estos astutos paladines acomodan sus discursos dependiendo de la camioneta en la que se suben. Ellos se destapan solos, no necesitan ayuda, su doble norma queda expuesta para el deleite de los votantes y así quienes antes defendían la reelección indefinida hoy la condenan, los que alababan a la llamada ‘Revolución Ciudadana’ actualmente la satanizan y los de las manos limpias terminan exponiendo sus garras sucias.

El expresidente Rafael Correa denuncia casi a diario que su examigo y actual mandatario Lenin Moreno pretende con la Consulta Popular que se avecina el próximo 4 de febrero adueñarse de todos los poderes del estado. La ironía está en que fue él mismo quién en 2011 aseguró que el “Presidente no es solo jefe del poder ejecutivo, es jefe de todo el estado ecuatoriano” y el estado ecuatoriano según Correa “es poder ejecutivo, poder legislativo, poder judicial, poder electoral, poder de transparencia y control social, superintendencias, procuradurías, contraloría”. Juzgue usted.

Moreno cuando miraba los toros desde la vicepresidencia consideraba que el proyecto político que impulsaba el correísmo y al que bautizaron como la ‘Revolución Ciudadana’ era un movimiento único en el mundo, histórico llegó a decir. Hoy que el sillón presidencial le acoge confortable dice que muchos se han dado por llamar revolución a cualquier pendejada. Juzgue usted.

María Alejandra Vicuña la actual vicepresidenta de Ecuador también tiene historial cambiando su libreto. Primero apareció como Asambleísta en 2014 elogiando la reelección indefinida y ensalzando al régimen venezolano de Nicolás Maduro (ver minuto 8:14). Hoy con la misma prosa pero como vicepresidenta acomodó su discurso para deshacer lo que antes defendía. Juzgue usted.

Las frustraciones

El ex Vicepresidente Jorge Glas actualmente preso acusado de asociación ilícita niega haber agarrado un sólo centavo en coimas para favorecer contratos petroleros pero cada vez las denuncias lo entierran políticamente.

La lista es extensa, asambleístas, ministros y familiares ligados al correismo van cayendo como piezas de dominó ante una fiscalía impávida cuya cabeza no puede dar ejemplo de moralidad porque también esta enrededada en la telaraña de supuestos actos de corrupción.

Las encuestas indican que cerca del 70% de los ecuatorianos votarán por el Sí en la consulta popular que se llevará a cabo el próximo 4 de febrero que –entre otras cosas– eliminaría la reelección indefinida lo que dejaría a Correa fuera del círculo de poder y propone la muerte civil para los funcionarios acusados de corrupción.

Ante este sombrío panorama 16 millones de ecuatorianos no saben quién es quién en este ajedrez político y conviven con la frustración a cuestas pero con varios huevos en los bolsillos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Comparte
RELACIONADOS:OpiniónEcuadorElecciones

Más contenido de tu interés