null: nullpx

Cómo acabar con la misoginia en la industria de las noticias: un llamado a la acción REAL para las organizaciones de todo el mundo

“Es hora de dejar de hablar sobre la necesidad de igualdad y comenzar a reformar activamente la industria”.
26 Jun 2018 – 11:18 AM EDT
Comparte

Las bromas sexistas sobre los senos y el acoso sexual en el escenario del Congreso Mundial de Noticias en Portugal pusieron de relieve la brecha entre el reconocimiento de la desigualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. En respuesta, un grupo de profesionales de las noticias ha escrito esta carta abierta. Es hora de dejar de hablar sobre la necesidad de igualdad y comenzar a reformar activamente la industria.

El Congreso anual de la Asociación Mundial de Editores de Noticias (WAN-IFRA), a principios de junio, es uno de los eventos más importantes del mundo de los medios: una oportunidad de networking para cerca de 1,000 asistentes de publicaciones internacionales, con oradores principales y mesas redondas que abordan el futuro del periodismo y el negocio de las noticias en tiempos de crisis. Y debería ser el pináculo de las buenas prácticas, mostrando el camino para el progreso de la industria.

Pero el Congreso Mundial de Noticias 2018 fue una mezcla de contrastes, un indicativo del trato hacia las mujeres en la industria de las noticias: gestos simbólicos (y en ocasiones sustanciales) de respeto intercalados con muestras reales, y a veces impactantes, de discriminación sexual y de acoso.

Mujeres en las noticias: pasando de los recuadros a la portada

El evento comenzó con la segunda Cumbre Anual de Mujeres en las Noticias, en la que la BBC, The New York Times, Joanne Lipman –exdirectora de USA Today y autora de “That’s what she said”–, Raju Narisetti –ex CEO de Gizmodo Media Group–, y muchos otros se comprometieron a defender la diversidad dentro de sus organizaciones de noticias. Sus impresionantes historias y buenas prácticas hicieron que valiera la pena el viaje a Portugal.

Sin embargo, la Cumbre fue relegada a la programación previa, como un agregado al evento principal. Y mientras la curaduría del Congreso alcanzó niveles sin precedentes de equilibrio de género (el 46% de los oradores eran mujeres), la ceremonia de apertura fue una verdadera pasarela de hombres (perdimos la cuenta en el número nueve) durante 90 minutos, antes de que el prestigioso Golden Pen of Freedom le fuera otorgado a Maria Ressa.

El premio otorgado a Ressa, CEO y directora de Rappler.com, reconoció su lucha contra el acoso de periodistas patrocinado por el Estado en Filipinas. Fue una decisión importante y profundamente simbólica seleccionar Ressa. Pero cuando le permitieron hablar, varios delegados abandonaron el lugar disgustados por la ausencia total de diversidad en el escenario.

En los tres días siguientes el evento se centró en destacar la igualdad de género con premios y discursos, y faltarles al respeto a las mujeres en la práctica.

Pechos falsos y besos forzados

Hablar de diversidad no es suficiente para lograr un cambio. Irónicamente, el escándalo a veces lo es. Las demostraciones rampantes de sexismo y acoso sexual durante la cena de gala en el Casino de Estoril (un lugar que inspiró el Casino Royale de Ian Fleming) dejaron a muchos participantes y empleados de WAN-IFRA tan impactados, que en última instancia desencadenaron una acción significativa.

La noche comenzó con una broma del Maestro de Ceremonias que comparaba las noticias falsas con los pechos. Y para rematar: en ambos casos dijo preferir las falsificaciones.

Luego vinieron los premios de liderazgo editorial otorgados a destacadas editoras de Uganda y Jordania. Un objetivo (importante) para las mujeres en las noticias.

Y, por último, un cierre tan horrible que muchos de los presentes (incluidos los empleados de WAN-IFRA con los que hemos hablado) quedamos en estado de shock. Al final de la cena, el director de la Asociación Portuguesa de Prensa, Joao Palmeiro, persuadió a un grupo de las mujeres que organizaron la conferencia para que se reunieran con él en el escenario, no sin antes pedirle a una de ellas que atara manteles al cuello de las demás, diciendo que les estaba dando alas: “Son mis ángeles y no sé si estoy dispuesto a compartirlos con ustedes”. Palmeiro (exmiembro de la Junta de WAN-IFRA) continuó, llamándose a sí mismo “Charlie”: “En el nombre de todos ustedes, voy a besar a Christin!“. Christin Herger, directora sénior de proyectos de WAN-IFRA, era una de las empleadas en el escenario. Aquí puede ver el video, que provoca vergüenza.

La audiencia aplaudió. Christin se erizó visiblemente y evitó el beso forzado de Palmeiro, pero no se inmutó. “Es tímida, por favor, por favor... espero que tú, chica portuguesa, no seas tan tímida”, dijo antes de agarrar a la empleada portuguesa de WAN-IFRA, María Belem, y besarla, a pesar de su obvia incomodidad. Al salir del escenario, Palmeiro agradeció a las mujeres y las llamó su “equipo de ensueño”, enfatizando el hecho de que todas fueran mujeres. Irónicamente, durante la conferencia se lanzó un nuevo manual producido por WAN-IFRA sobre la lucha contra el acoso sexual en los medios.

Maria Belem publicó este mensaje en la aplicación oficial de la conferencia después del evento: “No somos ángeles, y no trabajamos para Charlie. Somos profesionales que trabajamos por la libertad de prensa y por un ecosistema de medios saludable“.

Cuando le das una plataforma al acoso sexual se desencadena cambios

Aquí están las buenas noticias: a pesar del (a veces) abierto sexismo y acoso sexual exhibidos durante el Congreso Mundial de Noticias, los eventos desencadenaron una reacción en cadena que ha profundizado el compromiso de la WAN-IFRA con las reformas y ha brindado la oportunidad de una reflexión muy necesaria dentro de la industria en su conjunto.

La denuncia de los usuarios de las redes sociales de la misoginia en Estoril, se convirtió en un momento “#metoo” en los eventos de periodismo. En respuesta a las expresiones de indignación, WAN-IFRA se disculpó públicamente, reflexionó abiertamente sobre los incidentes, emitió una declaración de condena a través del World Editors Forum y anunció la promoción de mujeres a su consejo.

El presidente del directorio de WAN-IFRA, el exvicepresidente del New York Times Michael Golden, subió al escenario la mañana después de la cena de gala para abordar la crisis:

“Lo que sucedió anoche en el escenario fue inapropiado. Trató a nuestro equipo –en las personas de Christin Herger y Maria Belem– de una manera que las hizo sentir incómodas y que hizo que mucha gente se sintiera incómoda. Estoy aquí para pedir disculpas a nuestro personal por lo que sucedió anoche y decir que reconocemos el trabajo extraordinario que han realizado. No merecían ser puestas en esa situación“.

Palmeiro subió al escenario y dijo “ lo siento desde el fondo de mi corazón”. Sin embargo, esa disculpa parece hueca cuando se le ve en el contexto de una entrevista que dio más tarde ese día al periodista Yusuf Omar. Haciéndose eco de sentimientos insinuados por los ejecutivos de WAN-IFRA, Palmeiro culpó de su comportamiento a la cultura portuguesa, alegando que esa conducta era “absolutamente correcta” y “normal” en Portugal.

Pero esa no era una opinión compartida por las mujeres portuguesas, incluidas las que estaban en el escenario: “Me sentí humillada como profesional, como mujer y como portuguesa, no era cultural”, nos dijo una.

Después, WAN-IFRA designó a la editora sudafricana Lisa MacLeod como nueva vicepresidenta de su junta directiva (que representa a muchas de las principales marcas de noticias del mundo), la primera mujer en los 70 años de la organización en ocupar ese puesto. Dos nuevas mujeres fueron elegidas en la junta y cuatro mujeres fueron promovidas al Comité Ejecutivo de la junta. Pero ésta sigue estando fuertemente dominada por los hombres; las mujeres siguen representando solo el 14% de los miembros de la junta (la junta del World Editors Forum ha logrado una representación femenina del 35%). Sin embargo, el CEO de WAN-IFRA, Vincent Peyregne, celebró el progreso, reconociendo que: “ Tenemos mucho más por lograr en los próximos meses“.

#TimesUp para redacciones, editores y organizadores de eventos en todo el mundo

El incidente de Palmeiro no es algo aislado. Es fruto de una trayectoria sexista profundamente arraigada en estigmas que marginan a las mujeres en todas las organizaciones de noticias (y en toda la sociedad). Aunque muchos pueden mostrar con orgullo los objetivos de diversidad mostrados en sus sitios web corporativos, y la inyección de voces femeninas influyentes en contenidos y programas de conferencias, las mujeres en los medios siguen estando subrepresentadas en los créditos de las noticias, detrás de los escritorios y en las salas de juntas. También se les paga sustancialmente menos que a sus homólogos masculinos.

Nuestra industria tiene la responsabilidad de liderar la igualdad de género en los medios de comunicación, y un cambio social más amplio depende de ello.

Y nosotros, miembros de la comunidad internacional de periodistas, no vamos a sentarnos en un panel compuesto solo por hombres, apoyar organizaciones que pretenden ganar créditos por falsas iniciativas de igualdad de género, o permanecer en silencio cuando las colegas son acosadas sexualmente ante nuestros ojos.

No vamos a consentir más los egos de los hombres influyentes y resistentes al cambio con la esperanza de que nuestro gentil líder eventualmente los aliente a unirse a nosotros en un meandro hacia la igualdad de género en el negocio de las noticias. Ya es hora.

14 principios de igualdad de género para la industria de las noticias

Aquí hay 14 principios y recomendaciones que la comunidad global de publicación de noticias puede usar cuando audite sus esfuerzos en igualdad de género, y en diversidad en general. Algunos de ellos fueron inspirados por la pionera Cumbre de Mujeres en las Noticias de WAN-IFRA


  • Insista en la igualdad de género en y a través de los medios. Globalmente las mujeres ocupan menos del 30% de los puestos de liderazgo en las salas de redacción, haciendo que la narrativa de la mayoría de las publicaciones esté sesgada hacia la perspectiva masculina. Estudios recientes muestran que los periodistas y comentaristas de los periódicos más importantes son en su mayoría hombres que hablan de lo que otros hombres están haciendo. Este desequilibrio se refleja directamente en el contenido y en la curaduría de paneles y moderadores en eventos de la industria de las noticias. Es 2018: retroceda y asegúrese de que usted / su organización no estén contribuyendo al problema. La receta de Bloomberg News para incorporar la igualdad de género es una guía útil.
  • Use los datos para impulsar una representación inclusiva en los paneles, en el liderazgo, en el escenario. “Si no puede contarlo, no puede cambiarlo” . Esta frase de Joanne Lipman es un importante punto de partida. La mayoría de las organizaciones sienten que la desigualdad de género no es su problema. Tomarse el tiempo para mapear y medir es la única forma de estar seguro. Haga un seguimiento del género de autores, fuentes, oradores y editores por correo electrónico para ver qué tan equilibrados son realmente sus equipos y su contenido. Simplemente contar puede conducir a cambios. (Lea sobre / escuche el enfoque de Lipman para aprovechar los datos en la causa. Eche un vistazo al desafío de equilibrio de género 50:50 de la BBC creado por Ros Atkins, y vea el conjunto de herramientas producido por Gender Avenger. Considere también compartir estas métricas de modo que pueda ser considerado responsable, con un espíritu de transparencia que puede también ayudar a generar confianza en su organización.
  • Exponga el acoso sexual y aborde el tema (en línea y fuera de línea). “Creo profundamente que necesitamos un código de conducta general para que los hombres aprendan cómo no tratar a las mujeres en entornos profesionales. Hay mucho que aprender”, dijo Mariana Santos, Fundadora de ChicasPoderosas. Las organizaciones de noticias ciertamente necesitan políticas detalladas que aborden de forma decisiva el acoso, tanto en línea como fuera de línea. Consulte los recursos de Press Forward y lea la guía de 11 pasos de Julie Posetti para gestionar el acoso en línea en las salas de redacción.
  • No desdeñe las iniciativas de igualdad de género. Programe y ejecute contenidos diseñados para empoderar fuentes femeninas, periodistas y editoras en el programa principal, el escenario central y la apertura. Esto es vital para que los problemas se tomen en serio, y para garantizar que los participantes masculinos también estén educados y motivados para abrazar el cambio y colaborar en iniciativas de igualdad de género. “Relegar los temas sobre las mujeres es doblemente vinculante, porque los convierte en un ghetto” – Catarina Carvalho, editora en jefe, Global Media Group, Portugal
  • Organizadores de conferencias: crear oportunidades para la participación activa de las mujeres. Considere patrocinar mujeres oradoras y moderadoras: generalmente tienen menos poder económico que sus contrapartes masculinos. ¿Y qué hay de patrocinar guarderías para acomodar a mujeres profesionales con responsabilidades de cuidado primario de niños pequeños? (Ver también 13 sugerencias de Hannah Storm para una conferencia más inclusiva).
  • Insista en que las organizaciones asociadas y los colaboradores contratados respeten los principios de igualdad de género. Asegúrese de que todos los socios, patrocinadores, moderadores y oradores conozcan, tengan acceso y cumplan con las políticas y el código de conducta organizacional sobre acoso sexual e igualdad de género para evitar repetición de los incidentes de Estoril. WAN-IFRA tiene una política en desarrollo: ¿podría convertirse en un modelo para la industria?
  • Patrocinadores. Considere usar el poder que da el financiamiento para hacer cumplir los estándares de igualdad de género. Los patrocinadores de conferencias / eventos de periodismo / medios deben hacer que los fondos estén supeditados al equilibrio de género en el contenido, o financiar directamente a conferenciasta y moderadoras. Audite el contenido detenidamente después de los eventos y la publicación, y considere retener los fondos si no se logra la igualdad tal como se prometió. Facebook, Google, Twitter: los estamos mirando (junto con una variedad de fondos de desarrollo de medios del norte de Europa y organizaciones intergubernamentales). Alternativamente, tal vez considere la zanahoria de una bonificación de financiación por el éxito.
  • Comparta la plataforma. Si su evento debe incluir oradores o paneles de organizaciones asociadas o patrocinadores, insista en que nombren a una mujer / mujeres con experiencia. Y si es un ejecutivo masculino al que se le pide que represente a su organización como orador, considere nominar a una mujer más joven para que ocupe su lugar. La experiencia surge de la oportunidad.
  • Cultura de conversación mental. La dominación masculina en paneles y reuniones, la interrupción de mujeres que están hablando o explicando a mujeres cosas de las que son perfectamente conscientes (“mansplaining”), son las formas más comunes en que las voces de las mujeres son silenciadas en ambientes de trabajo. Hacer que su equipo sea sensible a esto y medir las contribuciones con aplicaciones simples (como esta ) puede ayudar a fomentar un entorno en el que las mujeres puedan prosperar.
  • Edite el sesgo en sus procesos de contratación y selección. El cerebro humano está diseñado para usar sesgos al navegar realidades complejas. No está diseñado, sin embargo, para desarrollar contratos y procedimientos de selección de panelistas equitativos. Tenemos que hacer eso a mano. Para obtener ayuda, consulte las recomendaciones de Iris Bohnet (Harvard Kennedy School) sobre el diseño de una organización libre de prejuicios.
  • Patrocinio desde arriba. Lograr el equilibrio no puede ser una iniciativa de base. Sin un acuerdo firme desde arriba las iniciativas de género aparecerán y desaparecerán. Que los hombres patrocinen a mujeres talentosas para la promoción es una de las mejores maneras de dar un ejemplo de gestión y fomentar la diversidad en el liderazgo. Adam Grant tiene buenos consejos sobre cómo hacer esto si los hombres de su organización están nerviosos acerca de la tutoría y el patrocinio de mujeres en el mundo post-Weinstein.
  • Para pagar por igual, negocie de manera diferente. La brecha salarial de género existe en parte porque los hombres son criados para ser valientes y las mujeres son educadas para ser amables. Orit Kopel, CEO de la fundación Wikipedia y cofundador de WikiTribune, dice que la responsabilidad del pago igual recae en el empleador, no en el empleado. Para pagarles a las mujeres por igual, no abuse de la tendencia de las mujeres a subestimar su contribución: otorgue aumentos a quienes los merecen, en lugar de a quienes los demandan.
  • Deje que las mujeres retrocedan y apóyelas cuando estén listas. Solo porque una mujer se niega a ser promovida cuando quiere enfocarse más en su familia, no significa que nunca más querrá poner su carrera en marcha. Muchas mujeres eligen centrarse en sus hijos cuando son pequeños. Una vez que los niños alcanzan un cierto nivel de independencia, la capacidad de sus padres para “apoyarlos” tiende a recuperarse de una gran manera. Entonces, si un jugador estrella se rehúsa una vez, inténtalo de nuevo.

Aplique todo lo anterior en referencia a la diversidad más ampliamente. Esto incluye raza, clase y orientación sexual.
Si desea agregar su nombre a la lista de signatarios a continuación, independientemente de su sexo, visite Change.Org #TimesUpNews.

FIRMADO

Hannah Storm es directora del International News Safety Institute y consultora independiente de género y medios que trabaja con varias organizaciones, incluida la ONU. Ella es editora y coautora de ‘No Woman’s Land: On the Frontlines with Female Journalists’ y coescribió ‘ Violencia y acoso contra las mujeres en los medios de comunicación‘ con la International Women’s Media Foundation. Antes de unirse a INSI, trabajó como personal y periodista independiente para la BBC, ITN, The Times y Reuters.

Julie Posetti es Investigadora Senior en el Instituto Reuters para el Estudio de Periodismo en la Universidad de Oxford, donde dirige el Proyecto de Innovación en Periodismo. Premiada periodista y académica en medios de comunicación, es autora de Proteger las fuentes del periodismo en la era digital (2017) y de la UNESCO -editora de “Periodismo, ‘Fake News’ y desinformación” (próximamente). Ex Investigadora y Editora de WAN-IFRA / World Editors Forum, ha sido reportera y editora de ABC y ha encabezado Digital Editorial Capability en Fairfax Media.

Zuzanna Ziomecka es editora en jefe de Newsmavens.com, una revista colaborativa paneuropea de recopilación y actualidad creada exclusivamente por mujeres profesionales. El proyecto está financiado por el fondo DNI de Google y Gazeta Wyborcza en Polonia, y su objetivo es responder a la pregunta: ¿Qué pasará si solo las mujeres eligen las noticias?

Joyce Barnathan es presidenta del Centro Internacional de Periodistas (ICFJ) , una organización sin fines de lucro dedicada a promover el periodismo de calidad en todo el mundo. Previamente, Barnathan se desempeñó como editora ejecutiva de BusinessWeek, editora regional de Asia y gerente de la oficina de Hong Kong. También trabajó para Newsweek en Moscú, Washington y Nueva York.

Ritu Kapur es el CEO y cofundador de Quintillion Media (que publica The Quint en India). Es miembro de la junta del World Editors Forum y miembro del consejo asesor del Instituto de Estudios del Periodismo (RISJ) de Reuters.

Orit Kopel Cofundador de WikiTribune, una innovadora plataforma de noticias basada en Wiki. Con experiencia en derecho como abogada de derechos humanos, Kopel es directora ejecutivo de la Fundación Jimmy Wales para la Libertad de Expresión, abogando por blogueros y usuarios de redes sociales que son perseguidos por hablar en línea.

Yusuf Omar es un galardonado periodista digital y cofundador de Hashtag Our Stories, que potencia las comunidades de narración de video móvil. alrededor del mundo. Ha trabajado en CNN y como editor móvil en el Hindustan Times, donde capacitó a 750 periodistas para contar historias usando teléfonos celulares.

Raju Narisetti es un editor y ejecutivo de medios. Se ha desempeñado como CEO de Gizmodo Media Group, Vicepresidente Senior (Estrategia) para News Corporation, y Editor Gerente con Wall St Journal y The Washington Post

Mariana Santos es fundadora y directora ejecutiva de ChicasPoderosas, una organización sin fines de lucro que busca capacitar a las mujeres periodistas en los medios digitales y liderazgo, cambiando el rostro de los medios una mujer a la vez. Ha sido becaria ICFJ Knight y becaria JSK en Stanford y ayudó a crear el primer equipo interactivo de The Guardian.

Comparte

Más contenido de tu interés