null: nullpx
Noticias

EEUU identifica varias gasolineras mexicanas ligadas al narcotráfico

Pese a que 19 de estos negocios fueron señalados por el gobierno de EEUU, nueve de ellos aún siguen operando.
21 Mar 2015 – 08:29 AM EDT
Comparte

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó entre 2005 y 2014 a 19 gasolineras relacionadas con el crimen organizado.

De acuerdo con el gobierno estadounidense, estos locales sirven como una fachada para el lavado de dinero por parte del cártel de Sinaloa.

Según revela el diario El Universal, nueve de estas gasolineras siguen operando en México y cinco de ellas tienen contratos de franquicia con Petróleos Mexicanos (Pemex) por los siguientes diez años.

De acuerdo con la información divulgada por el diario mexicano, el 90% de estos negocios se encuentran en los estados de Jalisco y Sinaloa.

Además de estar relacionadas al narcotráfico, cuatro de ellas fueron sancionadas por vender litros incompletos de combustible.


Cargando Video...
Los nuevos 'narco-tesoros' de América Latina

El objetivo principal de la lista publicada por el Departamento del Tesoro es que ningún ciudadano estadounidense realice transacciones financieras o comerciales con empresas relacionadas con narcotraficantes. Además, congelan cualquier cuenta bancaria que exista a nombre de las personas que también son fichadas.

Con esto intentan cerrar el flujo de dinero de las organizaciones criminales, sin embargo algunas logran esquivar estas sanciones.

Cuatro gasolineras que fueron puestas bajo la lupa del gobierno estadounidense por sus vínculos con el narcotráfico desde 2012, decidieron cambiar de nombre y terminar con la mala fama que esto podía crear para ellas.

Cualquier persona física o sociedad puede adquirir una franquicia de Pemex, asegura en su portal la Subdirección Comercial de Pemex Refinación.

Una gasolinera cuesta entre 500 mil y 600 mil pesos ($33 mil a $39,600), sólo como pago inicial. Además cada año se tiene que pagar una cuota de mantenimiento.

Cabe señalar que el cártel de Sinaloa no es el único que utiliza este tipo de negocios para el lavado de dinero.

El pasado mes de febrero autoridades mexicanas decomisaron 62 inmuebles a los Caballeros Templarios en el estado de Michoacán, entre los que figuraban hoteles, gasolineras, ranchos y bares.

De acuerdo con los reportes policiacos, varios de los inmuebles asegurados fueron anteriormente despojados a sus legítimos propietarios.

Comparte
RELACIONADOS:NoticiasSelección México
Publicidad