publicidad

La caravana por los 43 estudiantes desaparecidos concluirá con un paro nacional

La caravana por los 43 estudiantes desaparecidos concluirá con un paro nacional

Los padres de los 43 estudiantes recorrerán todo el país para informar sobre la situación en Guerrero.

Inician en Guerrero caravana nacional debido a la ola de violencia en el país Univision

Empujados por la desesperación, los padres de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre emprendieron este jueves una caravana nacional de protesta y para informar a la población sobre la situación en el sureño estado mexicano de Guerrero.

Por su parte, militantes del Movimiento Popular Guerrerense tomaron las alcaldías de Alcozauca y Tallixtaquilla, en la región de la montaña en Guerrero. Mientras que maestros de la Coordinadora Estatal de Guerrero (Ceteg) amenazaron con destrozar el edificio de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Chilpancingo.

De acuerdo con el diario El Universal, la Ceteg advirtió que si no desalojaban el edificio sucedería lo mismo que con los otros edificios que han sido quemados en el último mes.

En la Ciudad de México alumnos politécnicos protestaron ante el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, durante una ceremonia de entrega de diplomas. Los universitarios del Centro de Investigación de Estudios Avanzados del IPN mostraron hojas con la figura de la paloma de la paz y el número 43.

La caravana concluirá en la Ciudad de México

Organizados en tres contingentes, la caravana concluirá en la Ciudad de México el 20 de noviembre, día en que se conmemora la Revolución Mexicana.

La llamada Caravana Brigada Nacional de los 43 Desaparecidos recorrerá sietes estados de norte a sur del país, entre ellos Chihuahua, Chiapas, y el propio Guerrero.

publicidad

"Está encendida la llama de la insurgencia civil", dijo con voz casi afónica en la conferencia hecha en la escuela de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, uno de los padres, quien ha expresado reiteradamente en marchas y concentraciones su desconfianza en las investigaciones de la fiscalía federal.

"El objetivo (de las caravanas) es decirle a la gente que seguiremos exigiéndole al gobierno que los encuentre, que para nosotros todos están vivos y que debe seguir con la búsqueda", explicó a la AFP Epifanio Álvarez.

Las caravanas se efectúan en el marco de una serie de protestas recrudecidas desde el viernes 7 de noviembre, cuando la fiscalía informó que, según sicarios detenidos, los 43 jóvenes fueron asesinados e incinerados en un basurero y los restos arrojados a un río del municipio de Cocula, vecino de Iguala.

Empresarios piden tregua a protestas

En tanto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Guerrero reportó una pérdida de más de $4 millones de dólares (55 millones de pesos) a causa las protestas que han ocurrido por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.

Omar Elías, presidente del organismo, pidió una "tregua" a los manifestantes, en particular a los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg).

Sin embargo, en una conversación telefónica con Milenio Televisión, De la Cruz descartó una tregua con los empresarios y señaló que los familiares de los desaparecidos continuarán con sus actividades programadas.

"A nosotros nos urge encontrar a los muchachos; no estamos pensando en el dinero, no estamos pensando en la economía. Únicamente en cómo estarán, si estarán vivos, estarán muertos, si los maltrataron, y esa es una preocupación mayor a los intereses económicos de ellos", declaró.

La esperanza no acaba

Los padres de familia se aferran a la investigación que realiza, a pedido suyo, un grupo de forenses argentinos que el martes difundió sus primeros resultados y que concluye que 24 de los 39 cuerpos extraídos de fosas clandestinas en alrededores de Iguala, durante la primera parte de la búsqueda de fuerzas de seguridad, no pertenecen a ninguno de los estudiantes.

En medio del endurecimiento de las protestas que el miércoles culminaron con el incendio del Congreso de Guerrero, el gobierno ha insistido que pese a las declaraciones de los sicarios, mantiene activas las tareas de búsqueda.

Al mismo tiempo, la fiscalía ha recurrido al prestigioso laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria) para efectuar análisis de ADN a los innumerables restos calcinados encontrados en Cocula.

En ese laboratorio se han identificado restos de víctimas del régimen del exdictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990), y otros encontrados en Sri Lanka tras el devastador tsunami de 2004.

La balacera contra los estudiantes el 26 de septiembre fue ordenada por el ahora exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, ya detenido, de acuerdo con la investigación oficial.

publicidad

El caso ha tenido consecuencias políticas al más alto nivel estatal.

El 23 de octubre el entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, renunció su cargo y fue sustituido por el académico Rogelio Ortega, y este miércoles el fiscal estatal, Iñaky Blanco, formalizó su renuncia ante el Congreso estatal que nombró en su sustitución interina al vicefiscal Víctor León Maldonado, informó la noche del miércoles un diputado de ese recinto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad