publicidad
Hijos de inmigrantes pueden sentirse discriminados desde preescolar, según un nuevo informe. (Foto de archivo)

Hijos de inmigrantes pueden sufrir discriminación desde el preescolar, según informe

Hijos de inmigrantes pueden sufrir discriminación desde el preescolar, según informe

Un reporte del Migration Policy Institute delinea las formas de discrimen que enfrentan los niños inmigrantes cuando comienzan clases en Estados Unidos.

Hijos de inmigrantes pueden sentirse discriminados desde preescolar, seg...
Hijos de inmigrantes pueden sentirse discriminados desde preescolar, según un nuevo informe. (Foto de archivo)

Por Melvin Félix @mj_felix

Los hijos de inmigrantes en Estados Unidos pueden empezar a sufrir discriminación desde que se inscriben en clases preescolares o en kindergarten, según un nuevo informe del Migration Policy Institute (MPI).

“Las experiencias que tienen estos niños en sus primeras aulas son esenciales a la manera en que se ven a sí mismos como aprendices, estudiantes y miembros de sus comunidades”, apunta el reporte, publicado este mes por el centro de investigación con sede en Washington.

El reporte delinea cuatro formas de discrimen personal que enfrentan los hijos de inmigrantes cuando comienzan clases en Estados Unidos.

La primera tiene que ver con la manera en que interactúan con maestros y otros trabajadores escolares. Por ejemplo, si el niño escucha un comentario negativo sobre su acento o apariencia; si el maestro tiene falta de paciencia ante su dificultad de expresarse en inglés; o si se le disciplina de manera más severa que a sus compañeros.

publicidad

“A los niños se les hace difícil sobreponer percepciones negativas sobre sí mismos cuando las escuelas se enfocan en sus deficiencias"por ejemplo, su falta de habilidad en el idioma inglés o su poco conocimiento de la cultura estadounidense”, dice el informe.

El segundo tipo de discriminación tiene que ver con la manera en que aprenden: los hijos de inmigrantes muchas veces en programas de instrucción conocidos en inglés como ESL o ELL, y dedicados a estudiantes cuyo primer idioma no es el inglés.

El tercer tipo de discrimación involucra lo que se espera de los estudiantes, quienes pueden percibir que sus maestros y compañeros tienen bajas expectativas de ellos.

"Los hijos de inmigrantes muchas veces entran a las escuelas con etiquetas negativas: no conocen el inglés o no están listos para comenzar clases", apunta el informe. "Pueden tener destrezas cognitivas y sociales que las escuelas subestiman o no reconocen".

Finalmente, el cuarto tipo de discrimación personal que enfrentan los hijos de inmigrantes implica la devaluación de su primer lenguaje. “Sus maestros pueden ver la habilidad de los alumnos de intercambiar entre español e inglés como un problema a arreglar, en vez de verlo como un talento a desarrollar”, dice el informe.

El reporte apunta además a cuatro formas estructurales de discriminación que experimentan los hijos de inmigrantes en las escuelas: la segregación por raza o etnia, lenguaje o nivel de ingresos; la falta de recursos para su educación si viven en áreas de alta pobreza; poca interacción entre maestros y padres por dificultades en comunicación; y diagnósticos erróneos en los que se sitúa a estos jóvenes en clases de educación especial por deficiencias de lenguaje.

Una de las soluciones a las que apunta el informe es ofrecer nuevas y diversas maneras de aprender, entre ellas la instrucción grupal que fomenta la interacción entre alumnos (y, entre tanto, el mayor uso del idioma en el salón).

Otras soluciones incluyen el trato respetuoso y paciente de los alumnos que no manejan el idioma inglés; la incorporación de las múltiples culturas de los estudiantes a los temas que se enseñan en el aula; contratar más maestros bilingües y entrenarlos más rigurosamente; e invertir en estrategias creativas de educación temprana. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad