null: nullpx

Catapultas y propulsores que lanzan latas llenas de droga al otro lado de la frontera: A los carteles no les importa el muro

El presidente Trump ha pedido casi 6,000 millones de dólares para construir el muro que además de evitar la inmigración ilegal, "evite que gran parte de las drogas ingresen al país", el desacuerdo sobre este presupuesto ha llevado al más largo cierre de gobierno en la historia del país. Pero ¿servirá el muro de Trump para proteger la frontera de los carteles? estas imágenes parecen dejar claro que no.
13 Ene 2019 – 03:49 PM EST
Comparte
1/12
Comparte
Donald Trump está convencido de que el muro "evitará que gran parte de las drogas ingresen al país y envenenen a nuestra juventud". Pero conocedores del tema preven que el muro podría ser una distracción para que los narcotraficantes hagan de las suyas usando otras estrategias para pasar droga. Crédito: Getty Images
2/12
Comparte
Catapultas
El énfasis en construir un gran muro que separe a México de Estados Unidos, de hecho, parece ignorar la naturaleza misma del tráfico de drogas. En lugares en donde ya existen un muro divisorio, los narcotraficantes se han inventado maneras inimaginables para superar la altura de la pared y poner la droga del otro lado de la frontera, como esta catapulta.
3/12
Comparte
En Douglas, Arizona, en medio del desierto, el 15 de febrero de 2017 los agentes patrulleros encontraron pegada al muro que se ciñe en esta zona de la froneta un catapulta fijada del lado mexicano de la valla, a través de la cual arrojaban fardos de marihuana de una tierra a la otra. Unos 21 kilos fueron incautados.
4/12
Comparte
Lanzadora de latas
En realidad, no importa la altura del muro, los cárteles han encontrado maneras para que los paquetes salten la valla y logren caer en territorio estadounidense, como ocurrió en febrero de 2013 cuando la policía de Mexicali, encontró un cañón de compresión artesanal puesto en el platón de una camioneta desde el cual se lanzaban latas llenas de droga como si fueran proyectiles.
Crédito: Uncredited/AP
5/12
Comparte
Drones
El muro por sí solo no parece poder defender a los Estados Unidos de que ligeros y silenciosos drones vuelen altísmo por los aires y logren llevar cargamentos de droga. En agosto de 2017, los agentes decomisaron un dron que había cruzado 2,000 yardas al interior del territorio de EEUU cargando con 13 libras de metanfetaminas.
Crédito: AP
6/12
Comparte
Zanahorias de plástico
El ingenio va mucho más allá de artimañas tecnológicas. En realidad, la mayoría de las veces los narcotraficantes apelan a estrategias que resultan casi ingenuas. Como este cargamento de 2,493 libras de falsas zanahorias hechas de plástico que estaban rellenas con cientos de kilos de marihuana y que fueron decomisadas en la frontera en Texas en 2016.
7/12
Comparte
Tortillas rellenas
Los narcos han incluso llenado con droga cosas planas que a simple vista parece imposible rellenar, como estas tortillas que, puestas en una torre, se convirtieron en el escondite perfecto para 5,600 libras de metanfetamina. Un hombre, en agosto de 2015, intentó cruzar la frontera con su cargamento de “deliciosas” tortillas que en realidad valían la estrambótica suma de 17 millones de dólares.
8/12
Comparte
Tiburones congelados
En 2009, en Progreso, Yucatán agente antidrogas descubrieron un cargamente de tiburones congelados que estaban llenos de cocaína. Lo traficantes esperaban que el olor y el frío distrajera a los perros y los guardias, pero sobre todo querían aprovechar que este tipo de cargamentos con alimentos perecederos no se pueden detener por mucho tiempo porque corren el riesgo de estropearse.
Crédito: STRINGER Mexico/REUTERS
9/12
Comparte
Cocos sin agua, pero con marihuana
En realidad, muy pocos alimentos se salvan de ser usados por el ingenio de los traficantes para esconder la droga. En 2016, los agentes de la frontera descubrieron que dentro de cocos, que parecían macizos y listos para el consumo, se había escondido 1,423 libras de marihuana. Sandías y piñas también han sido incautadas.
10/12
Comparte
Un futbolín
Los agentes se han entrenado para inspeccionar hasta lo objetos más inesperado. No era fácil sospechar que en las paredes de este futbolín se escondía 55 libras de marihuana valuada en 60,000 dólares.
11/12
Comparte
Submarinos
Para los guardacostas estadounidenses, este aparato era como el monstruo del Lago Ness: habían creído atisbarlo en fotos de mala calidad, pero ponían en duda su existencia. Sin embargo, este submarino artesanal construido por los narcotraficantes es real. El pequeño submarino acondicionado fue utilizado para introducir ilegalmente toneladas de cocaína en Estados Unidos, evadiendo a las autoridades que patrullan las aguas en busca de barcos sospechosos. THOMAS WATKINS/AFP/Getty Images
12/12
Comparte
Esta parece ser una de las técnicas más comunes por estos días de los narcotraficantes. En esta pequeña enbarcación en la que viajaban además 4 personas se incautaron 12,800 libras de cocaína.
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés