publicidad

Cómo ahorrar en la factura eléctrica con una instalación solar compartida

Cómo ahorrar en la factura eléctrica con una instalación solar compartida

Con los sistemas comunitarios se pueden lograr las ventajas de la energía solar sin necesidad de grandes inversiones o sitio en el tejado.  

Instalación solar compartida en Orlando Univision

Por Clemente Álvarez @clementealvarez

Esta semana la Administración de Obama ha lanzado una iniciativa para incrementar el acceso de todos los estadounidenses a la energía solar, impulsando una modalidad que cada vez tiene más éxito en este país: las instalaciones solares compartidas. Con ellas un ciudadano puede conseguir todas las ventajas de la energía solar, pero sin necesidad de tener espacio en el tejado o de realizar grandes inversiones. Ya son más de 100 los proyectos solares comunitarios en Estados Unidos, con una capacidad de 65 megavatios. Y en casos como los de OUC en Orlando (Florida), hay lista de espera.

-¿Cómo puedo invertir en energía solar si no tengo espacio en el tejado de mi casa?

Según el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (National Renewable Energy Laboratory), cerca de la mitad de los hogares de Estados Unidos no pueden instalar placas solares en su tejado, ya sea por estar alquilados, tratarse de edificios de multipropietarios o simplemente por no disponer de espacio. Sin embargo, existe la posibilidad de invertir en instalaciones solares compartidas con otros ciudadanos en otros lugares. Un ejemplo de esta modalidad es la instalación solar (de 400 kW) que cubre uno de los aparcamientos de las oficinas de la empresa eléctrica Orlando Utilities Commission (OUC), el primer parque solar comunitario creado en Florida. Su particularidad es que se está pagando con las suscripciones de 39 particulares.

publicidad

-¿Por qué resulta interesante participar en una instalación solar compartida?

“Muchos consumidores que participan en proyectos de energía solar compartida constatan de forma inmediata un ahorro en sus facturas de electricidad”, explica Erica Schroeder, en representación de IREC, organización impulsora de este tipo de instalaciones. Depende de las reglas de cada proyecto comunitario, pero como especifica esta experta, por lo general funcionan con sistemas como el ‘net metering’, de forma parecida a las placas en los tejados: A cambio de la energía producida con las placas solares que se inyecta a la red los consumidores obtienen créditos para pagar menos en la factura eléctrica de sus hogares. Así pues, cuanto mayor sea la participación de uno en el parque solar comunitario más grandes serán los descuentos en su factura eléctrica.

-¿Cuánto tengo que invertir en este tipo de instalaciones?

A diferencia de una instalación solar propia en una casa, en la que hay que realizar una inversión inicial importante y hay que pagar un mantenimiento, este tipo de proyectos son mucho más asequibles económicamente. En el caso concreto de la instalación solar de Orlando, como explica Luz Aviles, responsable de Ahorro y Renovables de OUC, los suscriptores no tuvieron que realizar ningún desembolso. Simplemente, aceptaron pagar el kilovatio hora de la electricidad que consumen en su casa un poco más caro de lo habitual (a 13 centavos el kWh, en lugar de 10), un sobrecoste con el que se va pagando la instalación. Luego, en la factura eléctrica que reciben cada mes, se calcula por un lado esa electricidad más cara consumida en su casa y por otro los descuentos obtenidos por la energía generada con las placas solares. En el total que aparece al final de la factura, salen ganando. “Tardamos solo seis días en conseguir los suscriptores necesarios para completar el sistema solar”, incide Aviles, que explica que si uno de los clientes se muda su suscripción pasaría a otro. “Tenemos una lista de espera de más de cien personas”, comenta. OUC está trabajando en estos momentos en otro proyecto solar compartido mucho más grande (12 megavatios) para el año 2016.

-¿De qué forma la nueva iniciativa de Obama favorece este tipo de instalaciones?

El anuncio realizado esta semana por la Casa Blanca prevé, entre otras acciones, la creación de una Sociedad Nacional de Energía Solar Comunitaria para impulsar este tipo de instalaciones. La Administración considera este sistema una forma de hacer más accesible a todos los ciudadanos la energía solar, una tecnología que no para de crecer en Estados Unidos. Según la Casa Blanca, la industria solar está creando empleo 10 veces más rápido que el resto de la economía y en 2014 se conectó cada tres meses tanta energía solar en este país como la instalada en todo 2008. “Esta nueva iniciativa va a dar un empujón a las instalaciones compartidas”, comenta Schroeder, que se muestra crítica con la idea de que la energía solar sea solo para gente adinerada. “El coste de la energía solar ha caído en los últimos años de forma radical y continúa reduciéndose. Hoy esta tecnología es accesible para mucha gente, de hecho, en muchos sitios el mayor aumento de instalaciones se ha producido en consumidores con ingresos medios”, incide. Según la Asociación de las Industrias de Energía Solar (SEIA), en 2014 se instaló un sistema solar en Estados Unidos cada 2,5 minutos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad