null: nullpx
Nueva Zelanda

Casi 100 ballenas piloto mueren varadas en las costas de Nueva Zelanda

Las autoridades dijeron que tuvieron que sacrificar a 28 de ellas debido a las condiciones atmosfércias, además para evitar que los tiburones se acercaran a las costas. En septiembre otras 400 murieron en las mismas condiciones en Australia.
25 Nov 2020 – 01:47 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Al menos 97 ballenas piloto y tres delfines, murieron en las costas de Nueva Zelanda tras un varamiento masivo, informó este miércoles el Departamento de Conservación de ese país (DOC).

La muerte de los mamíferos se produjo el fin de semana en la playa remota de las islas Chatam.

"Lo ocurrido con estos animales fue notificado a nuestra agencia el domingo a las 12:30 pm, pero debido a la ubicación remota y a un corte de energía que dificultaba el contacto con las personas, no pudimos atender la emergencia hasta pasadas las 3 de la tarde", dijo Jemma Welch, guardabosques del Departamento de Biodiversidad de Nueva Zelanda.



Solo 26 de las ballenas todavía estaban vivas en este momento, la mayoría de ellas parecían muy débiles y fueron sacrificadas debido a las condiciones del mar agitado y casi la certeza de que hay grandes tiburones blancos en el agua que pueden llegar tras un varamiento como este", indicó Welch.


Según la especialista, otras dos ballenas, que habían quedado varadas el lunes por la mañana cuando un equipo del personal del DOC realizó una visita de seguimiento al sitio, también fueron sacrificadas.

Las autoridades del país señbalaron que estos varamientos masivos son bastante comunes en las islas Chatham, donde se tienen un antecedente que data de 1918 en el que murieron 1000 animales.

Dos organizaciones indígenas de Nueva Zelanda fueron notificadas de lo acontecido con las ballenas para que celebraran un ritual local con el que se acostumbra a honrar el espíritu de los animales. Los guardabosques indicaron que las ballenas se dejarán descomponer de manera natural.

Aunque los científicos llevan estudiando estos varamientos desde hace décadas, todavía se desconocen las razones que llevan a los cetáceos a esta forma de suicidio. Según los investigadores, los globicéfalos podrían desviarse siguiendo a un miembro del grupo enfermo; además, las condiciones metereológicas o la presencia de depredadores podrían también llevarlos a desviarse de su itinerario.

Casi 400 ballenas murieron en Australia dos meses antes

A finales de septiembre, las autoridades de Tasmania, en Australia, indicaron que más de 470 ballenas piloto de aleta larga estaban varadas en bancos de arena dentro del puerto de Macquarie. A pesar de los esfuerzos de los grupos de rescate, solo se pudieron salvar unas 70 ballenas, que fueron llevadas al mar abierto.

"Este varamiento es considerado como uno de los más grandes en la historia de Australia", indicó en su momento Nic Deka, coordinador del rescate del Servicio de Parques y Vida Silvestre de Tasmania.

¿Por qué suceden estos varamientos tran frecuentemente?

De acuerdo a la doctora Anaïs Remili, fundadora de 'Whale Scientists' y especialista en contaminación de las orcas en la Universidad McGill de Canadá, los eventos de varamiento pueden ocurrir por múltiples razones.

"Las ballenas piloto usan la ecolocalización para orientarse. Pueden ocurrir errores de navegación, lo que significa que las ballenas pueden ingresar a una bahía poco profunda y no encontrar la salida. A veces, después de buscar una salida de una cuenca poco profunda durante semanas, las ballenas están demasiado débiles para salir con vida y simplemente se posan en la orilla o en un banco de arena", indicó Remili.

Según la especialista, otra razón para quedarse varado podría ser una enfermedad, porque cuando las ballenas de una manada se infectan con un virus o con algas tóxicas, todas pueden enfermarse y quedarse en la playa.


" Los síntomas del morbilivirus incluyen neumonía, encefalitis y daño al sistema inmunológico, lo que significa que las ballenas no pueden flotar o nadar correctamente y terminan varadas en la orilla", señaló, indicando además que la contaminación acústica es otra de las causas para que un varamiento masivo suceda.

"Las ballenas piloto pueden sumergirse hasta 800 metros bajo la superficie para alimentarse de calamares. El ruido fuerte puede provocar respuestas a corto plazo en el cuerpo de la ballena y hacer que entren en pánico y corran hacia la superficie para respirar, pero cuando intentan salir a la superficie demasiado rápido, pueden causar enfermedad por descompresión y pueden causar daños irreversibles".

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
En video: Ballenas jorobadas llegan a las aguas costeras de Nueva York para comer
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés