publicidad
Durante el gobierno deBarack Obama más de 2 millones de indocumentados han sido deportados de Estados Unidos.

Los Angeles fue el condado que más deportaciones hizo con Comunidades Seguras

Los Angeles fue el condado que más deportaciones hizo con Comunidades Seguras

Entre 2008 y 2015 hubo 406,441 casos repartidos. Descatan los condados Los Angeles, Maricopa, Harris.

Durante el gobierno deBarack Obama más de 2 millones de indocumentados h...
Durante el gobierno deBarack Obama más de 2 millones de indocumentados han sido deportados de Estados Unidos.

El Centro para Estudios Migratorios (CIS, en inglés) publicó el miércoles un mapa interactivo que permite visualizar el número total de extranjeros que fueron devueltos a sus países por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

El mapa visualiza las deportaciones en cada condado entre octubre de 2008 y febrero de 2015 a raíz del programa Comunidades Seguras.

Interactivo: Mapa de deportaciones entre 2008 y 2015 

Según los datos arrojados por el gráfico, se produjeron un total de 406,441 casos repartidos por casi toda la geografía estadounidense, aunque destacan los condados de Los Angeles (California) con 35,750, Maricopa (Arizona) con 27,361 (Arizona) y Harris (Texas) con 25,564.

El resultado responde a varios factores, el número de no ciudadanos que fueron detenidos e identificados en cada jurisdicción; la capacidad del ICE para poner bajo custodia y procesar a los extranjeros identificados y el grado de cooperación prestada por los alguaciles del condado, explicó el CIS.

publicidad

A mayor número de arrestos criminales de extranjeros, la capacidad de ICE y la cooperación local en una jurisdicción, mayor es el número de deportaciones que la agencia puede llevar a cabo y, por extensión, "mayores son los beneficios de seguridad pública para cada condado", agregó el Centro en un comunicado.

El programa Comunidades Seguras se suspendió como parte de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama en noviembre de 2014, y fue reemplazado por el Programa de Cumplimiento de Prioridad, que ha creado obstáculos logísticos y políticos significativos para que el ICE detenga a delincuentes extranjeros, según indicó el CIS.

La directora del CIS y autora del análisis, Jessica Vaughan, aseguró que los datos indican que "pocas partes del país no se ven afectadas por la inmigración ilegal".

"Los resultados positivos del programa Comunidades Seguras fundamenta la necesidad de facilitar y ampliar las oportunidades para la cooperación entre el ICE y sus socios locales del orden público", agregó Vaughan.

Sin embargo, asociaciones de derechos de los inmigrantes se han mostrado contrarios a la implementación de este programa, alegando que incurría en la detención arbitraria de extranjeros indocumentados, que, por otra parte, no suponían un peligro real para el país ni habían cometido otros delitos.

El CIS es una organización independiente, no partidista y sin ánimo de lucro fundada en 1985, y el único centro de estudios dedicado exclusivamente a la investigación del impacto de la inmigración en Estados Unidos.

Comunidades Seguras

Comunidades Seguras fue creado en 2008 para detectar a inmigrantes que hayan cometido delitos criminales graves y deportarlos. Desde que fue implementado en 2008 y hasta 2014, el gobierno ha expulsado a 406,441 extranjeros, según el CIS.

El programa Comunidades es una base de datos que maneja el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por swu sigla en inglés) que permite a los agentes del orden público locales (municipal y estatal) establecer el estatus migratorio de cada persona detenida al momento del arresto.

Si la prueba biométrica muestra que la persona no tiene estatus legal de permanencia en Estados Unidos, puede ser colocada de inmediato en la lista de sujetos deportables.

Lo mismo sucede con individuos que tienen algún tipo de delito o antecedente criminal.

Los individuos deportables son entregados a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE). Una vez en poder de ICE, se abre un proceso de deportación de Estados Unidos.

Las nuevas instrucciones anunciadas por el presidente Obama el 20 de noviembre del 2014, cuando dio a conocer la acción ejecutiva, darían prioridad sólo a individuos que representen una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos y tengan antecedentes criminales.

publicidad

La Asociación de Jefes de Policías de Estados Unidos han reclamado que el programa no tiene transparencia.

A finales de 2012 el DHS anunció que el polémico programa iba a ser obligatorio en los 50 estados a partir de 2013.

Grupos y organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, abogados, líderes religiosos, congresistas, gobiernos estatales y grupos de derechos civiles, entre otros, han cuestionado el programa creado durante la administración republicana de George W. Bush. Han argumentado que contiene errores que han permitido deportar a inmigrantes que no han cometido delitos graves que amenacen la seguridad nacional de Estados Unidos.

Activistas reiteran que entre seis y siete por cada 10 deportados por el gobierno entre 2009 y 2012 tenían faltas que no ameritaban ser deportados por las autoridades federales de inmigración y que calificaban para una reforma migratoria como la que aprobó el Senado el 27 de junio de 2013 pero que fue rechazada por la Cámara de Representantes.

En agosto de 2012 los estados de Nueva York, Illinois y Massachusetts cancelaron sus participaciones en el programa aduciendo errores que afectaban los derechos de miles de extranjeros.

Entre 2009 y 2011 Comunidades Seguras fichó a aproximadamente 11,000 individuos que fueron acusados o condenados por crímenes violentos u otras ofensas serias (crímenes de nivel 1), mientras que otros 100,000 fueron acusados o condenados por crímenes de nivel 2 ó 3.

publicidad

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló en 2012 que ICE no había provisto un análisis diferenciado de los niveles 2 y 3, y el rango de delitos que entra dentro de cada una de estas categorías es significativamente amplio en términos de gravedad. Esto, dijo, ha afectado a cientos de personas ya expulsadas.

La OEA también advirtió en aquella ocasión que los indocumentados por lo general eran transferidos al ICE después de cualquier privación de libertad, independientemente de la seriedad de la causa que dio lugar al arresto, puesto que probablemente son sujetos a deportación aún cuando no exista una condena penal en su contra.

La acción ejecutiva anunciada por el presidente el pasado 20 de noviembre de noviembre puso fuera de circulación el programa.

(Con información de Efe.) 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad