null: nullpx
Muertes

La madre de un bebé abandonado hace 26 años enfrentará cargos por asesinato

En 1993, Gail Eastwood-Ritchey presuntamente abandonó a un recién nacido. La mujer fue identificada luego de una exhaustiva investigación que duró más de dos décadas e incluyó muestras de ADN, informaron las autoridades.
10 Jun 2019 – 4:15 PM EDT

Hace 26 años, el cadáver de un bebé recién nacido fue hallado en una bolsa de basura, en un camino de una zona boscosa del condado de Geauga, en Ohio. El caso estremeció a la comunidad y se convirtió en una investigación que a más de dos décadas de distancia, parece estar llegando a su fin: las autoridades hallaron a la madre del bebé abandonado y ahora enfrenta cargos por homicidio.

El alguacil del condado de Geauga, Scott Hildenbrand, informó que la mujer fue identificada como Gail Eastwood-Ritchey, de 49 años de edad, quien fue acusada y arrestada por el delito de homicidio agravado. Ella, que actualmente está casada y tiene tres hijos en Cleveland, admitió ante los investigadores que escondió su embarazo y abandonó al recién nacido el 25 de marzo de 1993 “sin ningún remordimiento”. Además, dijo que había cometido un crimen similar con otro bebé en 1991, pero este es un caso que aún se está indagando.

La madre del bebé fue hallada mediante una investigación que implicó pruebas de ADN, agregó el alguacil durante una conferencia de prensa realizada el jueves pasado. Para llegar a ella, los investigadores construyeron "un arbol genealógico"de más de 1,400 personas a partir de muestras tomadas del cadáver.


El cuerpo del bebé fue hallado hace más de dos décadas, aún con cordón umbilical y parcialmente desmembrado presuntamente por la fauna local. Los vecinos bautizaron a la víctima como 'El Niño de Geauga' y reunieron dinero para darle sepultura en el cementerio del municipio de Thompson.

Hasta la actualidad, los vecinos cuidan su tumba y le ponen regalos y flores. El epitafio dice: “El hijo de Geauga ahora está aquí, a salvo, -amado por muchos demasiado tarde-. Demasiado tarde para salvar su vida. Demasiado tarde para arreglar las cosas. Pero no demasiado tarde para enseñarnos a amar y apreciar la vida”.

Una década después del macabro hallazgo, los residentes del condado realizaron una ceremonia ante la tumba. En esa ocasión, el sargento Tom Dewey, de la Oficina del Sheriff de Geauga, colocó un guante de béisbol y una pelota, en memoria del bebé asesinado que de no haber muerto, presumía Dewey, habría sido un niño normal, aficionado del béisbol, según documentó en 2003 The News Herald.

En fotos: 15 casos de asesinatos de niños en Florida

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesNiñosBebésAsesinatos
Publicidad