publicidad

Joseph Blatter es reelegido como presidente de la FIFA tras el retiro de su contrincante

Joseph Blatter es reelegido como presidente de la FIFA tras el retiro de su contrincante

Después de que se anunciara que ningún candidato había obtenido la mayoría de los votos, Ali Bin al Hussein se retiró dando paso a la reelección de Blatter.

Joseph Blatter fue reelegido como presidente de la FIFA. Tras un inesperado anuncio en donde el organismo reconoció que ninguno de los dos candidatos había obtenido la mayoría, el retiro de Ali Bin Al-Hussein dio paso a un quinto periodo del sueco.

"Solo quiero dar las gracias a todos, ha sido una magnífica travesía", dijo Ali al anunciar su decisión.

Blatter obtuvo 133 votos mientras que Al-Hussein se quedó con 73. El ganador necesitaba 140 de los 209 votos para presidir el organismo, envuelto en un fuerte escándalo de corrupción.

Las investigaciones de Estados Unidos y Suiza que destaparon los trapos sucios del organismo aparentemente mermaron el respaldo hacia Blatter, que era favorito para imponerse por abrumadora mayoría y continuará en la presidencia por otros cuatro años.

Blatter dirige la FIFA desde 1998, cuando reemplazó al brasileño Joao Havelange, y en sus 17 años en el trono la organización amasó reservas por 1,500 millones de dólares, pero acumuló una igualmente impresionante lista de acusaciones y escándalos de soborno.

Leer: Miami, uno de los principales focos de la investigación del FBI

El dirigente de 79 años contaba de antemano con el apoyo de la mayoría de los miembros de las confederaciones de Africa, Asia, la CONCACAF y la Conmebol, y la oposición del bloque de la UEFA.

La votación del viernes se realizó a pesar de varios pedidos para que fuese pospuesta, dos días después que siete dirigentes de la FIFA "entre ellos dos vicepresidentes y un miembro del comité ejecutivo" fueron arrestados en Zúrich por solicitud de las autoridades estadounidenses por acusaciones de crimen organizado, corrupción y soborno.

publicidad

Un aviso de bomba mientras se desarrollaba el Congreso en Zúrich puso en alerta a los organizadores del evento. Efectivos policiales a revisaron de manera minuciosa la gran sala donde se realizaba esta reunión, en la que participarin delegados del fútbol de 209 países.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, informó a los participantes de este suceso al reanudarse el Congreso, tras una pausa para comer. Explicó que por esta razón, la reunión empezó con quince minutos de retraso con respecto a la hora prevista.

El Congreso, que tuvo lugar en el complejo del estadio de Zúrich.

La mayoría se niega a hablar con la prensa

Numerosos delegados declinaron hablar con los periodistas a su llegada al Hallenstadion de Zúrich, donde se celebró el Congreso. Sin embargo, aquellos que aceptaron hacer declaraciones estaban divididos en cuanto a sus preferencias.

Delegados de países africanos y de pequeñas islas que cuentan con federaciones nacionales de fútbol con derecho a voto en este cónclave manifestaron su apoyo a Blatter, al que consideraron la persona más apropiada para continuar dirigiendo la organización.

 

Joseph Blatter se aferra a la presidencia de la FIFA Univision

En cambio, los europeos que respondieron a los requerimientos de la prensa fueron unánimes en apoyar al príncipe jordano y vicepresidente de la FIFA, Alí bin Al Husein.

Leer: Los 14 acusados de corrupción

El presidente de la UEFA, Michel Platini, y hasta el primer ministro británico David Cameron pidieron la renuncia de Blatter, pero el suizo se mantuvo firme en su intención de seguir en el poder, con promesas de sacar a flote la reputación de la organización.

Platini advirtió el jueves que el organismo que dirige, rector del fútbol en Europa, podría separarse de la FIFA y retirarse del Mundial si Blatter era relegido.

"No necesitamos revoluciones, pero necesitamos evoluciones", dijo Blatter en su discurso ante las 209 asociaciones miembros de la FIFA antes de la votación. El mandatario ni siquiera presentó un programa de gobierno en la campaña: dijo que su labor era más que conocida, incluyendo haber convertido a la Copa del Mundo en una máquina de hacer dinero cuya edición del año pasado en Brasil generó ingresos por más de 4.800 millones de dólares.

El príncipe Alí, de 39 años, prometía combatir la corrupción, expandir el Mundial de 32 a 36 equipos y limitar la presidencia a dos períodos de cuatro años.

"Se necesita un líder decidido para solucionar el lío en el que estamos metidos", señaló el jordano en su mensaje ante los delegados.

Blatter pidió confianza

Hoy desde muy temprano, Joseph Blatter pidió a las asociaciones nacionales de fútbol "cerrar filas" en los tiempos difíciles que vive la organización.

"He hablando de dar un giro, debemos cerrar filas e ir hacia adelante", dijo al presentar el informe del mandato que concluye hoy.

El reglamento de la FIFA es un manto protector que usaron sus dirigentes Univision

Blatter aludió directamente a los casos de corrupción que afectan a la FIFA y explicó que modificó su informe para tener en cuenta estos últimos eventos.

Sin embargo, reiteró lo que ya dijo anteriormente: "Acepto que el presidente de la FIFA es el responsable de todo. Quiero compartir esta responsabilidad con ustedes, o al menos con el Comité Ejecutivo, pero no podemos controlar permanentementea a todos los que están en el fútbol".

Leer: El auto exhibe la impunidad de la FIFA

"Nunca he creído en los bloques y en esta ocasión hay algunos que están claramente divididos. Esta votación es secreta y cada quien puede hacer lo que quiera", agregó.

Así funcionaba el esquema de corrupción de la FIFA Univision

Blatter fue relegido en 2011 sin contrincante alguno, en medio de promesas de luchar contra la corrupción y respaldar investigaciones sobre el proceso que otorgó las sedes de los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente. Esa votación está bajo la lupa de Suiza por sospecha de compra de votos, y las autoridades de ese país allanaron el miércoles la sede de la FIFA y confiscaron documentos y computadoras.

Además, hace cuatro años hubo un escándalo de sobornos que terminó por sacar de la votación al que era su único oponente, el catarí Mohammed bin Hammam.

Esas investigaciones fueron realizadas por la propia FIFA, pero las más recientes son de los gobiernos de Estados Unidos y Suiza, y prometen sacar a la luz más trapos sucios.

publicidad

La fisura más evidente, según han comentado delegados que han pedido el anonimato, se observa en la Confederación de Fútbol Sudamericana (CONMEBOL) y en la Confederación de Fútbol de América del Norte, Central y del Caribe (CONCACAF), las más golpeadas por uno de los dos escándalos de corrupción que han estallado.

Los siete dirigentes de la FIFA detenidos hace dos días en Zúrich, y cuya extradición pide Estados Unidos por graves cargos de corrupción, forman parte de ambos bloques.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad