Inmigración

Retratos del fin de la compasión hacia los inmigrantes en la era Trump

Las administraciones Obama, Bush y Clinton optaron por una cierta discrecionalidad en la leyes para permitir que millones de indocumentados honestos se quedaran en el país. El 25 de enero Donald Trump oficializó a la inmigración indocumentada como “una amenaza significativa para la seguridad nacional y pública”. Aunque el número de deportaciones hasta ahora son similares a los del mismo período de la administración anterior, la retórica antiinmigrante del nuevo gobierno y la resurrección de las redadas causan pánico en inmigrantes, y sus hijos y amigos estadounidenses, sin importar la cantidad de años que tengan en el país.

Comparte