null: nullpx

Dolor bajo la lluvia: el entierro de la joven guatemalteca muerta por un disparo de la Patrulla Fronteriza

Miles de personas se congregaron para despedir a Claudia Patricia Gómez, la joven indígena guatemalteca que migró a Estados Unidos con la esperanza de cumplir el "sueño americano", pero que apenas al llegar fue alcanzada por una bala de un oficial de la Patrulla Fronteriza que le quitó la vida. Bajo un intenso aguacero sus familiares la enterraron en su pueblo natal.
2 Jun 2018 – 06:42 PM EDT
Comparte
1/20
Comparte
"Justicia", uno de los clamores de Lidia González, madre de la joven muerta en EEUU, cuando llevaba el féretro de su hija hacia el cementerio de San Juan Ostuncalco en Guatemala. Crédito: Esteban Viva/Efe
2/20
Comparte
Gilberto Gómez, el padre, también gritó desesperado de dolor durante la caminata hacia el cementerio. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
3/20
Comparte
"Es muy triste lo que pasó con esta muchacha", dijo a Reuters María Ventura, un ama de casa de 40 años presente en el funeral. "Nosotros la conocíamos y era buena gente, por eso entendemos el dolor y venimos a acompañar". Crédito: Esteban Viva/Efe
4/20
Comparte
A principios de mayo, la joven dejó a sus padres y dos hermanas menores en Guatemala con la ilusión de trabajar en Estados Unidos y ganar en dólares para ayudarles, pero regresó a su país el jueves dentro de un ataúd. Recibió un tiro fatal de un guardia fronterizo en Texas en circunstancias que aún no están claras. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
5/20
Comparte
"Quisiera saber quién fue el que la mató y quisiera tener enfrente a quien la mató", dijo Gilberto Gómez, padre de Claudia después de enterrar a su hija. Crédito: Gerardo Del Valle
6/20
Comparte
En los dos días previos al velorio, otros asistentes coincidieron en que esperaban justicia y un mejor trato para los migrantes, a pesar de los planes del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump de levantar un muro en su frontera sur para cortarles el paso. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
7/20
Comparte
"Estamos sintiendo un gran dolor, una tristeza y queremos que se haga justicia", dijo Mateo Carreto, agricultor de 38 años mientras hacía fila el viernes para dar el pésame a la familia que colocó el féretro rodeado de flores en la sala de su casa. Crédito: Gerardo Del Valle
8/20
Comparte
La muerte de Gómez indignó y solidarizó a personas de varias partes del mundo quienes condenaron el hecho en redes sociales. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
9/20
Comparte
Durante una semana, la vivienda ubicada a unas 70 millas al oeste de la capital, se desbordó con la presencia de visitantes que acudieron para entregar ofrendas como dinero, flores y alimentos. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
10/20
Comparte
Vecinos de todas las aldeas de Ostuncalco llegaron a la casa de Gilberto Gómez y Lidia González, padres de Claudia, desde el momento en que se enteraron de su muerte. Crédito: Gerardo Del Valle
11/20
Comparte
El tercer día de funerales la lluvia acompañó al dolor de los familiares y allegados a Claudia Patricia Gómez, en San Juan Ostuncalco. Crédito: Gerardo Del Valle
12/20
Comparte
Algunos niños jugaban con pistolas entre los sembradíos mientras el resto de los asistentes acompañaba el féretro de Gómez al lugar del entierro. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
13/20
Comparte
La comida fue parte primordial de los funerales. Centenares de platos fueron repartidos entre los asistentes durante tres días. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
14/20
Comparte
Dentro de un cajón blanco, el cuerpo de Gómez llegó el jueves al mediodía a las instalaciones de una aduana aérea en Ciudad de Guatemala. Allí fue recibido por funcionarios del gobierno y sus acongojados padres. Luego fue trasladado durante seis horas hacia su pueblo.
Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
15/20
Comparte
Decenas de vehículos esperaron la llegada de Gómez en el Monumento al Migrante, una enorme estatua de piedra construida en 2010, situada en la entrada a la ruta que conduce a su casa. Desde allí, una caravana que acompañó el ataúd hasta un salón municipal donde las autoridades le rindieron homenaje. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
16/20
Comparte
"Mi hija es maestra, pero no tiene trabajo. Ella se quería ir pero ahorita con todo esto que pasó decidimos que mejor no se vaya y que aunque sea tamalito con sal comemos", dijo, entre sollozos, María Méndez, un ama de casa de 68 años. Crédito: Gerardo Del Valle
17/20
Comparte
Apenas supieron de la repatriación del cuerpo, las mujeres de San Juan Ostuncalco comenzaron a hacer los preparativos para el funeral. Crédito: Gerardo Del valle
18/20
Comparte
Bajo la lluvia, las mujeres de San Juan Ostuncalco acompañaron a los visitantes de otros poblados cercanos que se han acercado para despedir a la joven. Crédito: Johan Ordoñez/Getty Images
19/20
Comparte
Buscando mejorar su calidad de vida, incluso hasta tres miembros de cada familia de Ostuncalco han emigrado a Estados Unidos, dijo a Reuters el alcalde de Ostuncalco, Juan Alberto Aguilar. Crédito: Gerardo Del Valle
20/20
Comparte
"Lamentamos que un país que propicia la paz resulte con estos actos tan desalmados en contra de una niña desarmada que sólo buscaba un futuro mejor", agregó Aguilar. Crédito: Gerardo Del Valle
Comparte
RELACIONADOS:InmigraciónGuatemala
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés