"Estamos aquí para quedarnos": Una plataforma de indocumentados para indocumentados

Undocumedia está creciendo rápidamente, a raíz de la victoria de Donald Trump. En el futuro quieren poder contar con escritores, editores y personas que tomen fotos y video originales para ellos.
23 Jun 2017 – 12:08 PM EDT

Undocumedia: "No regresaremos a las sombras"

Loading
Cargando galería

"Vamos a resistir, vamos a organizarnos, vamos a informar, vamos a apoyar y a abogar por todos y cada uno de ustedes. Digamos en voz alta: estamos aquí para quedarnos". Este fue el mensaje que Ivan Ceja, cofundador de la organización sin fines de lucro Undocumedia, publicó en Facebook cinco días después de que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos. Las palabras estaban dirigidas a otros indocumentados que, como él, temen por su futuro.

Undocumedia tiene un website y cuentas en las principales redes sociales donde publican diariamente fotografías, memes, enlaces a artículos noticiosos, explicaciones legales, historias inspiradoras, videos y desmentidos de rumores, dirigidos principalmente a jóvenes hispanos.

A Ceja y a Justino Mora, el otro fundador, les había tomado cinco años llegar a los 100,000 seguidores en instagram, pero en lo que ha transcurrido desde la toma de posesión ya han duplicado esa cifra. El miedo ha sido uno de los factores con el que explican ese rápido crecimiento.


La red ya ha llamado la atención de líderes de Silicon Valley, incluyendo a los fundadores de Dropbox, LinkedIn y Facebook y del expresidente Barack Obama, cuando todavía estaba en la Casa Blanca. También los ha hecho blanco de frecuentes ataques xenófobos en su contra.

Los dos tienen historias difíciles de migración


Ceja fue traído por sus padres a Compton, California, cuando tenía nueve meses desde Michoacán, México. Su papá cruzó la frontera primero, y luego siguió su mamá con él en brazos. Tiene dos hermanos menores que nacieron después, en Estados Unidos, y de esa experiencia, de pertenecer a una familia de estatus migratorio mixto, habla con regularidad en Undocumedia. "Siento que mis padres siempre se han sentido culpables, aunque no sea su culpa. Me dicen que tienen que ayudarme más que a mis hermanos, porque ellos van a tener más oportunidades que yo porque son ciudadanos. Hay cosas a las que ellos pueden acceder que yo no", dice Ceja.


En 2009 Ceja decidió "salir de las sombras" y hablar de su estatus migratorio, a pesar de que siempre había sido bastante tímido. Así fue como comenzó su carrera como activista y como logró salir de "un lugar oscuro" y sin esperanzas en el que se encontraba sumido. "Ya no espero más por que alguien venga a liberarme", dijo a Univision Noticias. En la actualidad trabaja con frecuencia en construcción junto a su papá y dice: "Una de las cosas que he aprendido es que siempre puedes construir una puerta donde anteriormente no había ninguna".

Mora, por su parte, cruzó la frontera por Texas y llegó a un suburbio al este de Los Ángeles con su madre y dos hermanos. Venían desde el centro de México y huían de la pobreza y de un padre abusivo. Él tenía 11 años, estaba a punto de empezar el sexto grado y las únicas palabras que sabía en inglés eran "Dragon Ball", por la popular serie televisiva.

Con el tiempo se convirtió en un alumno ejemplar y en 2008 empezó a hablar públicamente sobre su estatus legal. Muchas cosas lo enfurecían en ese momento, como las alcabalas arbitrarias que había en su área, con la única finalidad de extorsionar a los indocumentados que manejaban sin licencia. Desde entonces menciona que el poder decir en voz alta "soy indocumentado, sin miedo, ni remordimientos" ha sido algo sumamente liberador. "Necesitaba involucrarme en esta pelea. Me di cuenta de que no puedo sentarme a un lado y esperar a que otros peleen por mí, tengo que hacerlo por mis propios derechos, por mi propia dignidad", dijo a Univision Noticias.


El proyecto de informar a los indocumentados

Mora y Ceja se conocieron en 2010 y empezaron a trabajar juntos al año siguiente en varias campañas de activismo universitario. En 2012 nació Undocumedia después de que Obama firmara la acción ejecutiva DACA. El objetivo principal que tenían era ayudar a otros jóvenes, como ellos, a navegar el papeleo necesario para poder regularizar su situación, pero también crear una comunidad que presionara por la reforma de un sistema migratorio que consideran que está roto.

Ambos sentían también que los medios de comunicación no los representaban del todo al reducir la experiencia de los inmigrantes a dos extremos: el de los 'buenos' con perfectas calificaciones y el de los 'malos'.


Pero el objetivo de Undocumedia ha evolucionado en estos años. "La ciudadanía no es por lo que estamos abogando. Queremos que no nos deshumanicen", comenta Ceja. "Esto es más grande que DACA. Es sobre nuestra seguridad y supervivencia", añade Mora. "Nos tenemos que liberar de esa mentalidad de que merecemos menos, de que no tenemos derecho a los derechos humanos básicos porque que no tenemos ese papel verde", añade.

También reivindican su bipartidismo y la necesidad de "ser críticos con aquellos de inclinación demócrata y republicana", dice Mora. Cita el ejemplo de una publicación en Facebook que tuvo más de cinco millones de vistas en la que mencionaban el número de deportaciones que ocurrió durante la administración Obama, y que era el equivalente de al menos tres deportaciones por cada uno de los 740,000 beneficiarios de DACA.

"En algún momento podemos perder seguidores por eso, por esa clase de posts, pero ese es nuestro rol. Tenemos que ser siempre críticos", agregó Mora.

No regresar a las sombras

Ambos saben que en este momento pedirle a los indocumentados que hablen públicamente sobre su estatus es delicado por los riesgos que eso implica, y por eso están siendo más cuidadosos, pero lo ven como la manera de fortalecer a su comunidad. "Si voy a una manifestación soy el primero en contar mi historia, en mostrarme vulnerable, si veo que eso puede ayudar a otros", dice Ceja.


Con frecuencia las personas les escriben a través de las redes sociales sobre redadas que están transcurriendo en ese momento o para que les ayuden a recuperar a familiares que han sido detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Por el tipo de organización que es Undocumedia no les puede ofrecer directamente consejos, pero sí los conectan con organizaciones que les pueden dar orientación legal o les ayudan a conseguir dinero, a través de campañas de recaudación de fondos como la que abrió recientemente Ceja para padres que se encuentran en riesgo de deportación en California.

Los dos tienen muchos planes para el futuro de la plataforma. Están organizando una gran campaña nacional y un hackathon, por ejemplo. También quieren poder contar con escritores, editores y personas que tomen fotos y video originales para ellos. En este momento son solo ellos dos y otras tres personas que los ayudan con el lado administrativo, la producción de videos y en asuntos legales. A través de los años se han mantenido gracias a donaciones pequeñas, becas y ventas de camisas. "Estoy aquí para quedarme", dicen todas por detrás.


Publicidad