Una erupción volcánica seguida de un potente sismo de 6.9: Hawaii está en emergencia por la actividad del temido Kilauea

El Kilauea, uno de los volcanes más activos del mundo, expulsó lava por grandes grietas hasta un área residencial obligando a las autoridades a ordenar la evacuación de 700 edificios y 1,700 personas. La noche del viernes la isla fue sacudida por varios terremotos.

Miles de residentes de un condado de Hawaii recibieron la noche de este jueves orden de desalojo de sus casas debido a la erupción del volcán Kilauea luego de una cadena de sismos, el más fuerte de 6.9 de intensidad en la escala de Richter, ocurrido el viernes después del inicio de la actividad volcánica.

El Kilauea, uno de los volcanes más activos del mundo, expulsó lava por grandes grietas hasta un área residencial obligando a las autoridades a ordenar la evacuación.

El gobernador David Ige declaró el estado de emergencia para poder movilizar a todos los servicios y fondos de urgencia del Estado vinculados a catástrofes naturales.

Imágenes de medios locales mostraban corrientes de lava que serpenteaban a través de los bosques, en tanto la agencia de Defensa Civil del archipiélago informaba sobre "emisiones de vapor y lava de una grieta en la subdivisión Leilani en el área de Mohala Street" seguidas de explosiones.

Unos 700 edificios y 1,700 personas están sujetos a evacuaciones obligatorias, indicó Cindy McMillan, portavoz de Ige. Un funcionario añadió que en la zona habitan unas 10.000 personas.

El gobernador movilizó a las tropas de la Guardia Nacional en el archipiélago y pidió a los habitantes que presten atención a las advertencias de la Defensa Civil.


Autoridades del Servicio Geológico (USGS) de la unidad del observatorio vulcanológico se encontraban en la zona para evaluar la erupción, que comenzó alrededor de las 04:45 locales.

El gobernador instó a los residentes del sector Leilani Estates y las áreas circundantes "a seguir las instrucciones de la Agencia de defensa civil del Condado de Hawaii".

"Por favor esté alerta y prepárese ahora para mantener a su familia segura", advirtió Ige.

La Agencia de Geología de Estados Unidos reportó este viernes que el temblor más severo fue de 6.9 de magnitud en la escala Richter y se sintió a primera hora de la tarde a 16 kilómetros al suroeste de Leilani Estates. Solo una hora antes, otro sismo de 5.7 de magnitud en la escala de Richter fue reportado casi en el mismo lugar. Otras decenas de menor fuerza se sintieron durante el día.

El de magnitud 6.9 se dio en la misma zona en la que ocurrió otro en 1975, de mayor potencia (7.1) y que dejó al menos dos muertos y 28 heridos.


El USGS informó más temprano sobre la aparición de nuevas grietas con emanación de vapor blanco, caliente y humo azul.

" Un penacho de cenizas de corta duración producido por ese evento se elevó al cielo y sigue disipándose hacia el suroeste desde Puu Oo", señaló el USGC en un aviso, advirtiendo que quienes se encuentren en esa dirección "pueden experimentar la caída de polvo de cenizas".


Las autoridades indicaron que el peligro vinculado a las erupciones en curso incluyen "potenciales concentraciones de gas de dióxido de azufre" en la zona, así como explosiones de metano que podrían propulsar grandes rocas y desechos en las adyacentes áreas arboladas.

La defensa civil del Condado de Hawaii está en escena y coordinando la respuesta a la situación, incluyendo la evacuación de parte de los residentes. "Las áreas descendente del respiradero en erupción están en peligro de inundación de la lava. En este momento, el área general de la subdivisión de Leilani aparece en mayor riesgo", alertó en un reporte.

El gobernador dijo que ha estado en contacto con el alcalde de Hawaii, Harry Kim, quien "está apoyando activamente los esfuerzos de respuesta de emergencia del condado".

Ige dijo que se abrió un albergue en un centro comunitario para recibir y asistir a los residentes afectados por la amenaza de lava del Kilauea.

RELACIONADOS:EEUU