null: nullpx
Erupción Volcánica

Qué es el esmog volcánico y la lluvia ácida que preocupa a las autoridades en Hawaii

Con la lava imparable proveniente del volcán Kilauea y más de 14 grietas volcánicas haciendo erupción la atmósfera de las zonas aledañas se ha vuelto pesada y riesgosa para salud humana. Si los vientos bajan y cae lluvia en los próximos días las condiciones ambientales podrían empeorar.
9 May 2018 – 02:24 PM EDT
Comparte

En fotos: estas son las fisuras del volcán Kilauea que han provocado evacuaciones en Hawaii

Loading
Cargando galería

Evacuar sus casas en menos de cinco minutos y sin tener tiempo de prepararse, sobrellevar los pequeños temblores de tierra, ser testigos de como la lava incandescente devora sus casas y estar en completa incertidumbre sobre cuándo podrán volver a sus rutinas normales ha sido el panorama que los habitantes de las zonas aledañas del volcán Kilauea, en Hawaii, han tenido que afrontar desde que el jueves pasado se presentaran las primeras erupciones.

Sin embargo, con el paso de los días y la aparición de más grietas y erupciones, nuevos riesgos amenazan a los pobladores: el esmog volcánico y la lluvia ácida.

El esmog volcánico, según lo explica en detalle la organización US Geological Survey, se crea cuando el dióxido de azufre (SO2) y otros gases volcánicos y metales tóxicos -como el selenio, el mercurio, el arsénico y el iridio, son expelidos por la lava del volcán y se combinan químicamente en la atmósfera con el oxígeno. Esta interacción con la humedad, el polvo y la luz solar crea una neblina visible que puede ocasionar serias complicaciones para la salud.


Estar expuesto de manera sostenida a esta especie de neblina que crea el volcán puede traer dificultades para respirar por la inflamación en las vías respiratorias, irritación en los ojos por formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas y en casos más extremos alteraciones psíquicas, edema pulmonar y paros cardiacos.

Según ha informado el Servicio Nacional del Clima, es posible que los vientos alisios bajen su intensidad este jueves y viernes próximo provocando que el smog volcánico que se ha ido acumulando en sobre el océano en la parte sur de la isla aumente y traiga complicaciones para los habitantes.

El clima puede tener otra incidencia en la situación de Isla Grande en Hawaii una vez que, si las predicciones de lluvias se cumplen, la isla tendría que lidiar con un fenómeno que es conocido como lluvia ácida, que no es más que cualquier forma de precipitación que presente elevadas concentraciones de ácido sulfúrico y nítrico.

Cargando Video...
El impresionante avance de la lava del volcán Kilauea que se traga todo a su paso (incluido un auto)


El problema va más allá de que las gotas de agua mezcladas con ácido sulfúrico tengan las propiedades corrosivas del ácido diluido de la batería, lo que podría afectar no solo la vegetación sino incluso los objetos metálicos que toque, como carros, herramientas, y las infraestructuras mismas de los edificios. La verdadera complicación tiene que ver con que esta lluvia eleva el nivel acídico en lagos, ríos, arroyos, pantanos y otros acuíferos, incrementando la toxicidad de las aguas para los animales, que a su vez podrían ser altamente dañinos para el consumo humano. Lo mismo ocurre con los cultivos. La lluvia ácida posibilita la absorción de metales dañinos que se transfiere a las tierras cultivadas.

Aunque los científicos en el área han informado que la lava que sale de las erupciones ha disminuido considerablemente y con ello la emisión de gases tóxicos que contaminan el aire, advirtieron también que dos nuevas fisuras que expelen lava desde la tierra habían sido registradas completando así 14 grietas abiertas en la isla.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Erupción Volcánica

Más contenido de tu interés