Driving Under the Influence

Utah implementará el límite de DUI más bajo del país: tolerará solo un 0,05% de alcohol en la sangre

Justo un día antes de que el año se termine y empiecen los brindis este estado implementará un nuevo estándar que hará que casi un solo trago de licor se considere suficiente para estar intoxicado para conducir.
27 Dic 2018 – 11:46 AM EST

Este próximo domingo, justo un día antes de que el año se acaba y con él vengan las celebraciones y los brindis, el estado de Utah ha cambiado los límites de alcohol permitido en la sangre mientras se conduce, bajándolos de 0,08% a 0,05%, convirtiéndose en el estándar de DUI más bajo de todo el país.

Aunque en muchos estados el límite permitido de alcohol en la sangre es de 0,10%, Utah viene caminando durante décadas, desde 1983, hacia una legislación más estricta en cuanto a la tolerancia de conductores que hayan ingerido alcohol. Su gran apuesta fue, décadas atrás, bajar el porcentaje de dos cifras a una sola: 0,08%, lo que es, más o menos, tres tragos en menos de una hora en un cuerpo de una persona de alrededor de 160 libras.

Un trago, según el Centro de Control de Enfermedades, es entendido en Estados Unidos como una bebida que contiene 0.6 onzas (14.0 gramos o 1.2 cucharadas) de alcohol puro, lo que sería más o menos 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino y 1,5 onzas de licores como la ginebra, el ron o el vodka.

Con el nuevo límite que está pronto a implementarse de 0,05%, una mujer de 100 libras no podría consumir ni siquiera tomar una copa sin el riesgo de ser registrada como intoxicada por las pruebas de un policía, según cálculos del Centro de Control de Enfermedades.

Aunque las leyes conservadoras en cuanto al consumo del licor parecen muy propias de Utah, un estado en el que tiene una fuerte presencia la iglesia mormona que se opone radicalmente al consumo de estas sustancias, en realidad el nuevo estándar es el sugerido por la Junta Nacional de Seguridad de Transporte que ha asegurado que una tolerancia así de baja sería la única capaz de alentar a los conductores a simplemente evitar manejar su carro si saben que van a consumir licor.

Las protestas no se han hecho esperar del lado de los fabricantes y promotores del alcohol. Según el Instituto Americano de Bebidas ningún conductor que tenga un porcentaje de 0,05% en su sangre está realmente “demasiado deteriorado para conducir”. “Apuntar a aquellos que eligen disfrutar de una bebida en su cena no es la manera de salvar vidas”, ha dicho en un comunicado Sarah Lonwell directora de este instituto.

Ante el debate que ha generado el anuncio de la nueva medida oficiales encargados de la seguridad de las vías han salido a recordarle a los conductores que la prueba de concentración de alcohol en la sangre es solo una de las variables de las múltiples que contempla un agente para decidir el posible deterioro de un conductor y su capacidad para operar un vehículo motorizado de manera segura ".

La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería
Publicidad