null: nullpx
Asesinatos

Asesino en serie de Nueva Jersey condenado por al menos 11 homicidios confiesa otros dos crímenes

Richard Cottingham, que actualmente tiene 74 años y cumple cadena perpetua por varios homicidios, admite que en 1974 secuestró, violó y mató a dos adolescentes, con lo cual se cierra un caso policial no resuelto desde entonces.
28 Abr 2021 – 01:07 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un asesino serial de Nueva Jersey que purga cadena perpetua por su vinculación con al menos 11 homicidios, admitió este martes durante una audiencia judicial que también fue el autor del secuestro y violación de dos adolescentes en 1974, a quienes mató días después en una habitación de hotel, lo que cierra un caso que estaba sin resolver desde aquel año.

Conocido como el 'asesino del torso' debido a que descuartizaba a sus víctimas, Richard Cottingham, de 74 años, se declaró culpable de haber matado a Mary Ann Pryor, de 17 años, y a Lorraine Marie Kelly, de 16, en agosto de 1974.

Cottingham se presentó a una comparecencia judicial vestido con un atuendo de prisión. Se sentó en una silla de ruedas en una mesa en la que estaba acompañado por sus abogados, por un fiscal y un detective del condado de Bergen en la oficina de estos últimos.

Las dos mujeres a las que confiesa haber matado habían salido de sus casas ubicadas en North Bergen el 9 de agosto de 1974 para a ir un centro comercial de Paramus, a 13 millas (20 kilómetros) al norte. Planeaban tomar un autobús hasta allí para comprar unos trajes de baño para un viaje que tenían previsto a Jersey Shore, pero testigos dijeron en ese entonces que las jóvenes estaban pidiendo viaje gratis a los conductores que pasaban y que se subieron al vehículo de un hombre.


El condenado admitió haber secuestrado a las mujeres, haberlas llevado a una habitación de hotel, donde las amarró y las violó. Dijo que las ahogó en la bañera de la habitación.

Mary Ann y Lorraine fueron halladas cinco días después de que desaparecieron; sus cuerpos desnudos y golpeados fueron encontrados boca abajo en los bosques de la región norte de Jersey.

Aliviado por la confesión, dice su abogado

El abogado del condenado, John Bruno, dijo en la audiencia que su cliente “está aliviado de que esa nube que ha estado colgando sobre su cabeza por muchos, muchos años se haya quitado”, y añadió que Cottingham esperaba que las familias pudieran cerrar ese ciclo.

Cottingham se encuentra actualmente en una prisión estatal cumpliendo su condena por otros asesinatos que cometió. Ha dicho que es responsable de hasta 100 homicidios, pero las autoridades de Nueva York y Nueva Jersey lo han vinculado con 11 hasta la fecha, incluidos los dos de 1974. Sin embargo, creen que la cifra es más alta.

El individuo ha estado en prisión desde 1981, pero el año pasado confesó tres de los homicidios, que se remontan a finales de la década de 1960.

Cottingham tenía una esposa e hijos y trabajaba como programador informático para una compañía de seguros médicos en Nueva York en la década de 1970, relató Alan Grieco, un jefe de detectives retirado del condado de Bergen que ayudó a declarar culpable a Cottingham por el homicidio de 1977 de una mujer que fue hallada afuera de un motel en el norte de Nueva Jersey.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés