Crímenes

Capturan al indocumentado sospechoso de matar a un policía en California

Gustavo Pérez Arriaga, de origen mexicano, fue arrestado cerca de la localidad de Bakersfield a unas 280 millas al suroeste de Newman, donde el agente Ronil Singh fue asesinado. El caso se politizó luego de que el presidente Trump presionó por el dinero para su muro fronterizo para evitar este tipo de crímenes.
28 Dic 2018 – 3:57 PM EST

Después de una búsqueda intensa que duró dos días, las autoridades de California capturaron este viernes a Gustavo Pérez Arriaga, el sospechoso de matar a un oficial de la policía de una pequeña localidad de ese estado tras ser detenido por una infracción de tráfico un día después de Navidad.

La policía arrestó al hombre cerca de Bakersfield, California, a unas 280 millas al sureste de Newman, donde el agente Ronil Singh recibió el disparo que le costó la vida.

Según la oficina del alguacil del condado de Stanislaus, Pérez Arriaga es un migrante mexicano de 32 años que cruzó ilegalmente por la frontera de Arizona y lleva "varios años" en Estados Unidos. El sospechoso tiene registro de dos arrestos previos por conducir bajo los efectos del alcohol y en el momento de ser detenido estaba planeando huir a México.

“El sospechoso está ilegalmente en nuestro país (...) es un criminal ", dijo el alguacil Adam Christianson, quien afirmó que el sospechoso tiene lazos con la pandilla de los 'Sureños'.

"Solo tienes que mirar en las redes sociales donde hay mucha evidencia fotográfica donde se muestra a sí mismo como miembro de bandas", aseguró Christianson.

Además del sospechoso de cometer el crimen, también fueron detenidos su hermano, Adrian Virgen, de 25 años y un compañero de trabajo, Erik Razo Quiroz, de 27. Ambos entraron ilegalmente al país y fueron arrestados por entorpecer la investigación y ayudarle a escapar tras cometer el crimen, dijo el alguacil Adam Christianson.

Repercusiones políticas

Pérez fue identificado por primera vez el jueves, pero el arresto no se produjo hasta este jueves y para llevarlo a cabo usaron las esposas de su víctima, el agente Singh.

Singh, de 33 años, quien era originario de las Islas Fiji, es el primer oficial de la localidad de Newman que muere en cumplimiento del deber. Le dispararon a eso de la 01:00 am del miércoles después de detener al sospechoso por presuntamente conducir ebrio.

El oficial pudo responder con su arma de fuego tras recibir el disparo, sin embargo, murió horas después en un hospital cercano.

El caso ha tenido repercusiones políticas. El propio presidente Donald Trump aprovechó la oportunidad para seguir presionando al Congreso para que le apruebe los 5,000 millones de dólares en fondos que necesita para construir el muro fronterizo bajo la justificación de que detendrá este tipo de crímenes.


El jefe de policía del condado de Stanislaus también culpó a la ley santuario de California de impedir que las autoridades locales reportaran a Pérez Arriaga con los funcionarios federales de migración por sus arrestos previos y añadió que, si hubiera sido deportado, Singh aún estaría con vida.

En su conferencia de prensa, Christianson habló de crear leyes más estrictas mientras que el hermano de Singh lloraba a su lado.

Singh también era un inmigrante que llegó legalmente al país procedente de Fiji para cumplir con su sueño de convertirse en agente de policía, indicaron las autoridades. La víctima tenía un hijo recién nacido y se integró en 2011 al departamento policiaco de Newman, que cuenta con 12 agentes.

En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CrímenesCaliforniaDonald Trump
Publicidad