null: nullpx

Un menor de 9 años muere de covid-19 horas después de celebrar su cumpleaños en Texas

J. J. Boatman murió en un hospital en el área metropolitana de Dallas-Fort Worth (Texas). Su salud se vino abajo en cuestión de horas. La noche del domingo estaba bien, según explicó su padre a la cadena WFAA. La mañana siguiente, el lunes, comenzó a tener serios problemas para respirar.
1 Feb 2021 – 09:49 PM EST
Comparte
Cargando Video...

J. J. Boatman, un niño de nueve años que recién había celebrado su cumpleaños en Vernon (a unos 300 kilómetros al norte de Dallas) murió por complicaciones de covid-19 , pocas horas después de haber presetado los primeros síntomas.

“Era un niño lleno de energía”, explicó su tía Annette Cliver a la cadena local KFDX. Pero, de manera súbita, cayó enfermo. “Por un momento estaba bien y al siguiente se despertó y ya no se sentía bien”.

La salud de J. J. se vino abajo en cuestión de horas. Para la noche del domingo, estaba bien, según explicó su padre a la cadena WFAA. La mañana siguiente, el lunes, comenzó a tener serios problemas para respirar.

La familia lo trasladó de emergencia al hospital más cercano ese mismo lunes y de ahí fue llevado en avión al centro médico Cook Children’s, en el área metropolitana de Dallas.

Los padres del niño condujeron por coche mientras su hijo era trasladado por aire. “Ese viaje fue una pesadilla. El más largo de mi vida”, explicó su padre Jason. Al llegar, los médicos les explicaron que los pulmones de J. J. estaban llenos de líquido y su cerebro se había hinchado por la falta de oxígeno. Murió ese mismo martes.

Casi 2.7 millones de niños en Estados Unidos han sido diagnosticados con covid-19 desde el inicio de la pandemia, en marzo pasado, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics (AAP). En las últimas dos semanas, se han registrado 377,000 nuevos casos entre niños, un aumento de un 16%.

Aun así, los niños continúan siendo el grupo con menos posibilidades de morir por la pandemia, según datos de la AAP. Los menores representan el 0.19% de los fallecimientos hasta ahora.

Pero en el Cook Children’s Hospital, donde murió Boatman, otros dos niños fallecieron en los últimos días. Antes que ellos, el centro médico solo había registrado una sola muerte infantil desde que comenzó la pandemia.

Los expertos han subrayado que, si bien los niños han mostrado ser más resistentes al covid-19, eso no quiere decir que sean inmunes. Un médico comentó que el aumento de casos entre niños puede deberse al aumento general de enfermos, que en Estados Unidos ha registrado una nueva alza y situado al país por encima de los 443,000 fallecimientos, según datos oficiales.

“Hay que tener en cuenta el aumento en los contagios”, afirmó el doctor Curtis Galke, del Centro de Ciencias Médicas de la Universidad del Norte de Texas. “Acabamos de salir de una temporada vacacional en la que muchas personas mantuvieron reuniones. Así que era de esperarse un aumento de contagios en personas de todas las edades”.

En cuanto a si las nuevas variantes que se han descubierto del coronavirus, los médicos han sostenido que aún no hay evidencia sustancial para afirmar con exactitud la mortalidad que esto significa.

“El comportamiento del virus no ha cambiado”, comentó Galke. “Los niños se contagian al igual que se contagian los adultos. Solo que la mayoría de los niños no presentan los mismos síntomas y se recuperan con mucha mayor rapidez”.

No está claro aún cuál variante fue la que mató a J. J. Boatman, quien antes de contraer la enfermedad sufría asma pero que no había presentado otra condición antes de fallecer por covid-19. Su tía resumió: “Nunca piensas que te va a pasar a ti o a alguien que conoces. Pero pasa”.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusTexasSaludMuertes

Más contenido de tu interés