La colombiana que lidera la misión de la NASA que llegará este lunes a Júpiter

Adriana Ocampo es la responsable de la sonda Juno, que se encamina a la zona más peligrosa del sistema solar.
3 Jul 2016 – 8:40 AM EDT

De niña, Adriana Ocampo solía subirse al techo de su casa y mirar las estrellas por horas, pensando qué habría allá y porqué estaban ahí.

Hoy la colombiana de Barranquilla mantiene su curiosidad de niña, pero ya no necesita subirse al techo de la casa: ahora administra el Programa de Misiones Científicas de la NASA y es responsable de la misión Juno que llegará este lunes a Júpiter.

“Juno es una misión espacial extraordinaria”, explica muy emocionada Ocampo, quien tiene 10 años trabajando en este proyecto, uno de los más caros de la NASA. “Es un hito para la humanidad. Es una misión de los nunca. Está llena de cosas que vamos a hacer por primera vez. Por ejemplo, esta es la primera vez que hacemos la hazaña de viajar hasta Júpiter en una nave propulsada con paneles solares de más de 8 metros de largo cada uno”.

La sonda Juno viaja a más de 27 kilómetros por segundo rumbo a la zona más peligrosa de nuestro sistema solar, los alrededores de Júpiter, que están llenos de ciclones y vientos de altísima velocidad. “Es una zona terriblemente peligrosa”, asegura la científica de cabello oscuro y mirada vehemente. “Júpiter emite como balas de electrones que arrasan con todo lo que está a su paso y nosotros le estamos acercando una nave a 27 kilómetros por segundo”.

El motor principal de Juno se prenderá el lunes a las 8:18 de la noche, hora del Pacífico. La maniobra durará 35 minutos, y se prevé que a las 8:53 pm Juno se inserte en la órbita de Júpiter. “Estamos calculando que tiene que durar como mínimo unos 20 minutos para que llegue a orbitar y ser capturado por el campo gravitacional de Júpiter, que es un ambiente letal y peligroso”, detalla Ocampo.

Previendo ese riesgo, se creó también por primera vez un cubo de titanio donde viajan los instrumentos científicos. Este les permite reducir las unidades de radiación de 20,000 a 800.

“Nunca lo hemos hecho antes. No sabemos si va a funcionar. Puede ser que el circuito electrónico que comanda la nave se vea afectado por la radiación y entonces lo programamos para que se encienda de inmediato si se apaga”, precisa. Todo esto ocurrirá durante la peligrosa maniobra.

48 minutos ‘mudos’

A partir de las 8:53 de la noche, habrá que esperar 48 minutos en silencio, que es lo que tarda la señal en llegar a la Tierra a la velocidad de la luz. Este será un rato crítico y de gran ansiedad en la NASA.

“Es el punto más dramático, porque si no llega la señal sabemos que tenemos un problema grande para rescatar la misión. Nos hemos preparado para eso con planes B, C y D”, reconoce.


Si todo sale como está previsto, Juno va a tener dos órbitas muy largas de 53 días cada una. Durante ese tiempo los científicos calibrarán los instrumentos. Más tarde, se tratará de cambiar de órbita de nuevo. “Este es otro nunca. Vamos a bajar para pasar de una órbita elíptica a una circular. En la órbita circular a Juno le va a tomar 14 días completar el viaje de de polo a polo. Nunca hemos orbitado tan cerca de Júpiter".

Pero hay más. Esta es la primera vez que a bordo de la nave hay una cámara que han llamado la cámara de la humanidad y le permitirá a cualquier persona del mundo con acceso a Internet solicitarle a la NASA dónde quiere que se tomen fotografías de este planeta gigantesco.

Es buen negocio invertir en ciencia espacial

Ocampo sabe que al hablar de inversión en exploración espacial muchas personas cuestionan porqué ese dinero no se destina a combatir males concretos en la Tierra, como la pobreza o el cambio climático. Su respuesta es sencilla.

“Somos seres humanos, pero también somos seres espaciales. La Tierra es nuestra propia nave espacial. Entender el entorno es entender quiénes somos y de dónde venimos. No podemos ignorar este medio. En cada instante estamos viajando. Somos astronautas y no podemos olvidar esto”, aduce.

E incide: “este es un dinero muy bien invertido. El 70% de las cosas que usamos cotidianamente es producto de la carrera de exploración espacial y gracias a ella, por ejemplo, descubrimos en Venus cómo ocurre el efecto invernadero y como ese planeta se quedó sin la protección atmosférica. No queremos eso. Antes de ir a Venus no sabíamos eso, mucho menos pensaríamos cómo evitarlo en la Tierra".

“Como mujer y como hispana e inmigrante de este país puedo decir que me siento muy realizada y creo que es cierto que uno puede lograr lo que quiera y cumplir sus sueños. Además creo que la ciencia y la exploración espacial es una excelente carrera para las mujeres”, enfatiza esta geóloga colombiana, que en el pasado fue parte del equipo que descubrió el gigantesco cráter generado por el impacto del meteorito de Chicxulub, en Yucatán, México, del cual se dice que pudo haber ocasionado la extinción de los dinosaurios.

¿Y cómo hace para dormir o descansar Ocampo con semejante responsabilidad encima?

Ella sonríe ante la pregunta. “La NASA me ha enseñado a ser súper optimista. Uno piensa que hay muchas cosas que son imposibles, pero aquí he visto cómo el ingenio y la cooperación humana logran cosas que nunca esperé. He vivido cosas que ni llegué a soñar, como módulos robóticos que detectan agua líquida en Marte y fuimos a Plutón y lo podemos ver con nitidez y claridad, podemos ver sus montañas de kilómetros”, dice.

“Conozco el equipo de la NASA y sé que es extraordinario. Aunque sabemos que hay riesgo, estamos preparados para los escenarios que imaginábamos. Podemos ir confiados. Además, creo que vamos a tener suerte. Quizá no la necesitamos, pero ayuda también un poco de suerte”, agrega.

“Ojalá que tengamos éxito en orbitar alrededor de Júpiter para que todas las personas que quieran puedan entrar al sitio web y participar en las votaciones para decidir en cuáles latitudes quieren que hagamos fotos de este planeta. Se le está dando la oportunidad y especialmente a la gente joven para que se entusiasme. De eso se trata la ciencia espacial, de entusiasmar al mundo al conocimiento”, concluyó.

Publicidad