null: nullpx
Chevrolet

General Motors desafía a Trump y asegura que no tiene planes de mover su producción de México

Pese a las presiones del presidente electo, la automotriz no cambiará su estrategia de ensamblar la versión hatchbkack de su compacto Chevrolet Cruze, cuyas 4,500 unidades se hacen en territorio mexicano.
9 Ene 2017 – 12:14 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Mary Barra, CEO de General Motors declara a los medios después de la presentación de la GMC Terrain este domingo en la ciudad de Detroit. Crédito: Getty Images

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, confirmó que la compañía que dirige no mudará la producción del Chevrolet Cruze Hatchback que ensambla en México a Estados Unidos. El presidente electo Donald Trump había señalado directamente a ese vehículo como uno de los modelos a los que serían impuestas sanciones arancelarias si su fabricante no mudaba su producción a territorio estadounidense.

En conversación con los periodistas asistentes al Auto Show de Detroit después del lanzamiento de la SUV GMC Terrain 2018, Barra dijo: "El nuestro es un negocio de plazos muy largos con inversiones significativas donde las decisiones se toman con dos, tres y hasta cuatro años de antelación”, explicando por qué la compañía se rehúsa a tomar una decisión reactiva.

Paradójicamente, Barra es miembro de la comisión asesora de política económica de Trump.

El pasado 3 de enero, Trump dijo a través de su cuenta en la red social Twitter que “México está enviado modelos del Chevy Cruze hechos en México a Estados Unidos libres de impuestos a través de la frontera. Háganlos en EEUU o paguen un gran impuesto fronterizo”


Ese mismo día Ford anunció la cancelación de la construcción de una fábrica en San Luis Potosí, que había sido fuertemente criticada al momento de su anuncio por el entonces candidato presidencial republicano, aunque los autos que estaban planeados para ser construidos en esa planta seguirán siendo producidos en México.

Por su parte Fiat Chrysler anunció este domingo una inversión de 1,000 millones de dólares en Estados Unidos en un plan que implica la mudanza de la producción de su pickup Ram de trabajo pesado desde Saltillo, en México, a su planta de camiones en Warren, Michigan. El grueso de la popular línea Ram seguirá siendo ensamblada en México.

Sin embargo General Motors se rehúsa, a través de su más alta personera, a ceder ante las presiones de Trump. General Motors vendió 226,602 unidades de su compacto Chevrolet Cruze en 2016, de este total cerca de 4,500 unidades correspondieron a la versión hatchback hecha en México. El resto de la producción del Cruze fue fabricada en la planta de fabricación de auto compactos de Genral Motors en Lordstown, Ohio.

La SUV SUV GMC Terrain 2018 presentada en el evento, también será fabricada en México. La generación anterior era construida en Canadá.

Lea también:


Reacciona
Comparte
Publicidad