publicidad

Avanza propuesta para retirar bandera confederada en Carolina del Sur

Avanza propuesta para retirar bandera confederada en Carolina del Sur

El Senado de Carolina del Sur aprobó continuar con su plan de retirar la bandera confederada del Capitolio en Columbia, capital del estado.

El Senado de Carolina del Sur aprobó este lunes retirar la bandera confederada de un asta en terrenos del edificio del Poder Legislativo, aunque la propuesta aún requiere la aprobación de la cámara baja y de la gobernadora.

Con 37 votos a favor y 3 en contra, el Senado aprobó por segunda vez el proyecto de ley, que deberá ser debatido una tercera vez el martes y aprobado con dos tercios de la mayoría antes de ser enviada a la Cámara de Representantes que comenzaría su discusión el miércoles. La gobernadora Nikki Haley ha dicho que quiere que la bandera sea retirada y que firmará la ley.

Lea: Cuatro claves para entender la polémica sobre la bandera confederada.

Los legisladores estatales comenzaron hoy el debate sobre el destino de la bandera, que se ha convertido en motivo de debate y polémica tras el tiroteo mortal en Charleston, en el que fallecieron nueve personas en una iglesia afroamericana.

Dylann Roof, detenido como autor de la matanza y cuyo objetivo era desatar una "guerra racial", aparecía en algunas fotografías junto a la bandera confederada.

La votación del lunes llega menos de una semana después del 15to aniversario del retiro de esa bandera del domo del Capitolio de Carolina del Sur, donde ondeó desde inicios de la década de 1960 antes de ser trasladada junto a un monumento que honra a soldados confederados.

"Nosotros ahora tenemos la oportunidad, la obligación de colocar el signo de exclamación sobre una extraordinaria narrativa de bien y mall, de amor y compasión que tomará su lugar en los libros de Historia", dijo el senador republicano Tom Davis.

publicidad

Obama en Charleston: "La bandera no causó estos asesinatos"

Los legisladores no tomaron en cuenta el asunto de la bandera durante mucho tiempo, hasta la muerte de nueve personas de raza negra durante una sesión de estudios bíblicos en una histórica iglesia afro-estadounidense el 17 de junio.

Antes de que los legisladores de Carolina del Sur realizaran la votación sobre la propuesta de quitar la bandera y colocarla en un habitación del Museo Militar del estado, localizado a unas cuadras del capitolio en Columbia, varios senadores cruzaron declaraciones sobre la polémica.

"Hoy debemos comenzar una historia nueva en Carolina del Sur", afirmó el senador estatal Joel Lourie, demócrata de Richland, quien animó a los legisladores a votar a favor del proyecto de ley.

"Una historia (...) de cómo nos unimos para eliminar un símbolo que contribuya a sanar a una nación y un estado en duelo", apuntó Lourie.

Sin embargo, el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Harvey Peeler, reiteró que no votaría por quitar la bandera confederada.

"Se ha sugerido que la bandera debe ser retirada de los terrenos el Capitolio y colocada en un museo para honrarla, pero el museo más grande está aquí, en los terrenos del legislativo", apuntó Peeler.

Horas antes el lunes, el Senado rechazó un mar de enmiendas: una en el sentido de que la bandera confederada sólo sería izada en el Día de Recuerdo del Movimiento Confederado, y otra que dejaría a los votantes la decisión sobre el destino de la bandera.

La bandera no será arriada el lunes, aunque la medida cuente con el apoyo de la gobernadora Haley. Hay indicios de que la propuesta podría tener mayores dificultades para ser aprobada en la Cámara de Representantes. Algunos republicanos poderosos no han dicho cómo votarán, incluido el presidente de la cámara baja Jay Lucas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad