null: nullpx
Asesinatos

Una madre quema viva a su hija adolescente porque escogió por ella misma su esposo

La madre, tras asesinarla, salió a la calle para gritar a los vecinos que lo había hecho por que se "había comportado mal" y había "manchado el nombre" de la familia.
8 Jun 2016 – 12:51 PM EDT

Un nuevo "crimen de honor" se ha producido en Pakistán, donde esta vez ha sido la propia madre de una adolescente la que decidió quemarla viva. Su "pecado" fue elegir a sus 16 años al hombre con el que deseaba casarse.

Así lo anunció la policía pakistaní este miércoles al informar de que Perveen Bibi decidió matar a su hija en Lahore (en el noreste del país) hacia las 9:00 AM (hora local), según confirmó a la agencia AFP Haidar Ashraf, alto responsable de la policía.

La menor había contraído matrimonio, sin el consentimiento de su madre, a finales de mayo.

La adolescente de 16 años se había casado el 29 de mayo con un hombre llamado Hasan Khan. Este pertenece a la etnia de los punjabi mientras que la familia de la menor es pastún. Este hecho se convirtió en la principal razón para el rechazo de Khan.


Él mismo contó a una televisora local que los dos habían decidido alejarse de la casa de ella. "Su familia nos contactó y nos prometió que organizarían una fiesta después de ocho días", dijo el esposo, según AFP. Es más, les prometieron que no le harían daño a su esposa y "podrían vivir juntos".

Pese a que él estaba reticente, finalmente ambos accedieron a las peticiones familiares después de que un tío de ella les garantizara que no les ocurriría nada. Sin embargo, fue mentira.

La misma adolescente se puso en contacto con su esposo tan solo dos días después de regresar para decirle que su familia no había cumplido su palabra. Ella le pidió entonces que volviera a buscarla pero Khan le pidió que esperara por esos ochos días que ellos habían prometido. No hubo tiempo para eso: "Entonces, ellos la mataron", declaró su esposo.

La progenitora confesó los hechos ante la policía.

Después de quemarla, su madre salió a la calle y comenzó a gritar: "He matado a mi hija por comportarse mal y manchar el nombre de nuestra familia", según declaró su hermana.

Cada año, cientos de mujeres son castigadas y asesinadas en Pakistán bajo la excusa de ensuciar el nombre familiar. En los últimos meses ha habido tres "asesinatos por honor" en el país.

Publicidad