null: nullpx
Asesinatos

Madre de la niña asesinada en Nuevo México había buscado hombres que violaran a su hija

El caso de Victoria Martens sacudió al estado cuando se supo que la niña fue drogada, abusada sexualmente y apuñalada el día en que cumplía 10 años.
14 Sep 2016 – 7:57 PM EDT

El caso de Victoria Martens, una niña que fue violada, desmembrada y quemada justo el día en que cumplía 10 años, conmocionó a Nuevo México en agosto pasado. El jefe policial de Albuquerque describió el asesinato como el "más espantoso" que ha visto en toda su carrera.

Pero, de acuerdo a documentos oficiales citados por medios locales, la tragedia había comenzado antes y planificada por su propia madre: Michelle Martens. La mujer de 35 años confesó a la policía que había buscado hombres por internet y en su trabajo para que abusaran sexualmente de su hija en al menos tres ocasiones.

Aseguró que no lo hizo por dinero, sino porque lo disfrutaba, de acuerdo a los documentos vistos por Albuquerque Journal.

"Michelle dijo 'sí' cuando se le preguntó si había acordado con ellos en internet o por teléfono que podían ir a su casa y tener sexo con sus hijas", escribió un investigador en uno de los documentos, en los que no quedó claro el momento en el que la mujer comenzó a planear esos encuentros.

El último fue a fines de agosto. Ese día, la niña esperaba por su madrina, quien le iba a regalar de cumpleaños la manicura y pedicura que había pedido como regalo. Nunca lo recibió. En la noche, Victoria fue drogada con metanfetamina, abusada sexualmente, acuchillada y quemada en su casa.

Además de la madre, la policía presentó varios cargos contra una prima de ella, Jessica Kelley, y el hombre que presuntamente la violó en esa ocasión, Fabián Gonzales.

Macabro asesinato

La madre relató que observó cómo Kelley aguantó a la niña mientras Gonzales la violaba y estrangulaba. Después, Kelley la apuñaló y, entre todos, la desmembraron y prendieron en fuego en la bañera del apartamento.

Testigos afirmaron que cerca de las 10:00 de la noche del 23 de agosto pasado vieron a Kelley bajar las escaleras del edificio donde residía la niña con ella en brazos. "¿Estás lista?", le preguntó la mujer de 31 años, según contó a las autoridades uno de los vecinos.

Más tarde, alrededor de las 3:00 de la madrugada, ese vecino escuchó gritos en el apartamento. Hora y media después, Martens y Gonzales corrieron a un apartamento cercano diciendo que habían sido atacados por Kelley, según los documentos.

Las autoridades incautaron los dispositivos electrónicos y una grabadora que encontraron en la casa, que creen contiene material que los ayudaría a llevar adelante un caso de explotación sexual de menores, agregó el diario.

Hasta el momento no han sido identificados los hombres que la mujer supuestamente buscó en el sitio de internet Plenty of Fish. Pero el portavoz del Departamento de Policía de Albuquerque, Tanner Tixier, dijo que están trabajando con agencias federales para determinar si Martens encarará cargos federales por haber realizado este tipo de actividad en internet.

Lea también:


Publicidad