null: nullpx
Asesinatos

Padres en California viven una pesadilla tras enterarse del asesinato de su hijo en México

Taylor Meyer, de 27 años, celebraba un cumpleaños con sus amigos en Playa del Carmen, un famoso destino turístico mexicano, donde lo asesinaron durante un atraco. Ahora sus padres están pidiendo al FBI que investigue las circunstancias bajo las cuales murió su hijo, pues aseguran que las autoridades locales no quieren que se sepa de este crimen por no afectar el turismo en el área. "No vamos a tener a Taylor de regreso. Solo queremos la verdad", pidió el padre.
14 Nov 2018 – 9:28 PM EST

Taylor Meyer había organizado con sus amigos el plan más divertido para celebrar los 30 años de uno de ellos: rentaron un apartamento en Playa del Carmen para irse de vacaciones. Pero cuando los padres de Meyer, residente de California, pensaron que su hijo estaba divirtiéndose, recibieron una llamada del consulado estadounidense en México con la mala noticia de que su hijo había sido asesinado.

De ahí en adelante todo ha sido una pesadilla para esta familia, que ahora busca explicaciones y más detalles de esta trágica muerte, incluso pidiéndole a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que intervenga, pues la información que han recibido no ha sido suficiente y ellos creen saber por qué es.

El joven de 27 años llegó el miércoles pasado a este popular destino turístico con un grupo de amigos, incluyendo algunos con los que estudió en la Universidad de Colorado. Se estaban quedando en un apartamento dentro de un conjunto cerrado. El cuerpo de Meyer fue encontrado apuñalado el viernes en el parque Lázaro Cárdenas cerca de la playa, a media hora caminando de la ubicación donde se estaba hospedando.

Cuando el consulado de EEUU en México se comunicó con los padres de la víctima, solo les dijo que su hijo había sido asesinado en un robo. Pero no mucho más, ni tampoco lo han hecho las autoridades mexicanas.

"Al principio no lo creímos. Pensamos que solo era una broma cruel, pero luego confirmamos que era real", dijo Kris Meyer, padre del joven, a la cadena local ABC7.

"Tres personas lo atacaron, eso es lo que dijeron testigos", explicó la madre, Krista Meyer, al mismo medio.

Esta pareja señala que a su hijo le robaron durante el ataque la billetera, los zapatos, el reloj y un iPhone. "Esto fue un acto de violencia al azar", advirtió un primo de la víctima, Tracy Goetz, a la cadena KCRG.

La mayor preocupación de sus familiares es cómo fue que terminó tan lejos del lugar donde estaban sus amigos, quienes dejaron de saber de él horas antes de su muerte. Esta información no la han podido obtener de las autoridades locales, de quienes sospechan que están encubriendo la muerte de su pariente para no afectar el turismo en el área, famosa por sus playas y resorts.

"Ellos no quieren que la gente sepa que asesinatos como este están sucediendo porque entonces la gente no va a ir allá", aseguró Goetz.

"Tememos que nunca vamos a saber la verdadera historia sobre todas estas preguntas sin resolver", aseguró el padre a medios locales. Por eso ahora están pidiendo al FBI que investigue lo que ocurrió allí. "Solo nos gustaría que el FBI supervise –consiguiendo permiso del gobierno mexicano– esta investigación y así tengamos claridad de lo que realmente pasó".

"Bueno o malo, no vamos a tener a Taylor de regreso. Solo queremos la verdad", agregó el dolido padre de familia.

El medio Riviera Maya News informó el lunes que la Policía había arrestado a un sospechoso de este crimen, a quien solo identificaron como Hilario N, alias 'El Chemo' y de 28 años. Algunos medios locales reportaron esta detención citando como fuente la Fiscalía General del Estado (de Quintaba Roo) y no dieron más detalles.

Este domingo decenas de familiares y amigos de la víctima se reunieron en el pier de Hermosa Beach, en California, para realizar una vigilia en su honor. Allí recordaron a Taylor Meyer como un hombre cariñoso, amante de la música country, jugar golf y organizar reuniones con sus amigos.

"Sabemos que Taylor está en un mejor lugar", lamentaron sus padres.

Mira también:



La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad