Asesinatos

Fue detenido un sospechoso de la masacre de una familia en Puebla, México

"Carlos N" es señalado como presunto responsable del asesinato de 11 personas y un bebé en la localidad de Coxcatlán, en Puebla, la semana pasada.
16 Jun 2016 – 2:35 PM EDT


“Carlos N”, de 20 años, fue detenido por su presunta participación en el multihomicidio de 11 miembros de una misma familia, incluyendo a una mujer embarazada, ocurrido en el municipio de Coxcatlán, Puebla, el 9 de junio pasado.

"Ante las acciones operativas y de investigación realizadas, se logró el aseguramiento de uno de los posibles responsables", indicó la fiscalía local en un comunicado.

El detenido "es señalado e identificado por testigos de los hechos en los que perdieron la vida 11 personas y un bebé de ocho meses de gestación ante conflictos personales", señaló la institución.

El presidente municipal de Coxcatlán, Vicente López de la Vega, declaró telefónicamente a Efe que la noche del martes se solicitó el apoyo de la Policía Municipal para acompañar a personal de la Fiscalía a El Potrero. Fue allí donde fue detenido el sospechoso, que posteriormente fue trasladado al municipio de Tehuacán, donde rindió declaración.

Once miembros de una familia fueron asesinados por un comando armado en el municipio de Coxcatlán el jueves de la semana pasada, en la zona limítrofe de la sierra de Puebla con el estado de Oaxaca.

Un reporte de la Fiscalía emitido el 10 de junio señaló que conflictos personales pudieron haber desencadenado la matanza en Coxcatlán.

"La información que brindan los testigos y las primeras diligencias evidencian que hace nueve años una de las mujeres occisas tuvo un hijo con uno de los presuntos agresores, bajo circunstancias de una probable agresión sexual. El hijo en cuestión resultó sin heridas en los acontecimientos", indicó la institución.

Continúa prófugo el segundo de los presuntos agresores identificados por la Fiscalía.

La persona que fue detenida no es el presunto violador, dijo una fuente de la fiscalía a la AFP bajo condición de anonimato, por no estar autorizada a dar declaraciones a la prensa.

En tanto, para el alcalde López este arresto permitirá reunir más pruebas para dar con el principal sospechoso.

Los cuerpos recibieron funerales y fueron enterrados en la cabecera municipal de Coxcatlán, y según López, las pocas familias que habitan El Mirador se han resistido a regresar por temor a un nuevo ataque.

Publicidad