Asesinatos

Asesino serial de la Patrulla Fronteriza probablemente usó su arma reglamentaria para cometer sus crímenes

Los casquillos de bala encontrados en la escena de cada uno de los cuatro asesinatos cometidos por Juan David Ortiz coinciden con una pistola semiautomática hallada en su camioneta. "Ahora mismo, circunstancialmente, todo coincide", afirmó el fiscal que adelanta la investigación.
4 Oct 2018 – 1:11 AM EDT

Juan David Ortiz, el agente de la Patrulla Fronteriza acusado de asesinar a cuatro mujeres en el área de Laredo el mes pasado, probablemente usó su arma semiautomática entregada por el gobierno para llevar a cabo los asesinatos, según funcionarios de la policía entrevistados por el sitio USA Today.

La policía encontró casquillos calibre .40 en la escena de cada uno de los asesinatos, que concuerdan con la pistola semiautomática calibre .40 HK P2000 que se encontró en la camioneta de Ortiz cuando fue arrestado el 15 de septiembre, aseguró Isidro Alaniz, fiscal de distrito de los condados de Webb y Zapata, al portal de noticias.

La pistola y los casquillos, así como un proyectil encontrado en la escena del último ataque, estaban siendo examinados en el laboratorio criminal del Departamento de Seguridad Pública de Texas en Laredo para establecer una coincidencia precisa, añadió.

Ortiz, de 35 años, fue arrestado después de que una de sus víctimas huyera de su vehículo y alertara a la policía. Fue acusado de cuatro cargos de asesinato, fue detenido en la cárcel del condado de Webb y se le impuso una fianza de 2.5 millones de dólares. Los oficiales lo han descrito como un asesino en serie.

"Ciertamente, ahora mismo, circunstancialmente, todo coincide", dijo Alaniz sobre el arma homicida.


Las autoridades alegan que Ortiz recogió a las cuatro mujeres - Melissa Ramírez, de 29 años; Claudine Ann Luera, de 42; Griselda Alicia Hernández, de 35; y Nikki Enríquez, de 28 - entre el 3 y el 14 de septiembre, las llevó a lugares remotos alrededor del condado de Webb y las mató a cada una de ellas con disparos en la cabeza. Todas las mujeres eran trabajadoras sexuales que se congregaban en torno a una calle específica de Laredo conocida por el comercio sexual y de drogas.

Las revelaciones del arma que probablemente se usó en los tiroteos y el uso de Ortiz de su posición como supervisor de inteligencia contradicen declaraciones anteriores de funcionarios del CBP que negaron que el sospechoso utilizara los recursos de la agencia para presuntamente cometer los crímenes.

"En este momento, no tenemos ninguna razón para creer que el presunto perpetrador actuaba en calidad de funcionario o estaba de servicio en el momento de los crímenes", escribió el mes pasado el comisionado de la CBP, Kevin McAleenan, en respuesta a 18 miembros de la Cámara de Representantes que demandaron información detallada sobre los crímenes de los que se le acusa a Ortiz, si estaba de servicio o utilizó recursos del gobierno mientras los cometió, y si la agencia no identificó ningún cambio en su conducta.


Estos son 6 casos de asesinos seriales que la policía no ha resuelto

Loading
Cargando galería
Publicidad