null: nullpx
Asesinatos

Arrestan en Nuevo México a una mujer y su novio por el macabro asesinato de su hija de 10 años, que fue drogada y violada

La niña, según el reporte policial, apareció en la bañera envuelta en una manta ardiendo, con los brazos amputados, una pierna cortada y signos de estrangulamiento. También ha sido arrestada una prima del presunto asesino.
26 Ago 2016 – 01:06 PM EDT
Comparte
Michelle Martens, Jessica Kelly y Fabian Gonzales. Crédito: Bernalillo County Metropolitan Detention Center

Una madre, su novio y la prima de este fueron detenidos este miércoles en Albuquerque, Nuevo México, después de que la policía hallara el cuerpo sin vida de una menor de 10 años desmembrado en una bañera.

Michelle Martens, de 35 años; Fabian Gonzales, de 31; y Jessica Keely, de la misma edad, han sido acusados, entre otros delitos, de secuestro y abuso de un menor con resultado de muerte.

La niña, identificada como Victoria Martens, había sido drogada con metanfetamina, acuchillada y violada a pocas horas de la fiesta de su cumpleaños, según la policía.

Las autoridades recibieron una llamada de alerta hacia las 4:30 am (hora local) de una vecina que denunciaba que un hombre estaba golpeando la puerta de su casa y sostenía que lo habían golpeado con plancha.

Al llegar dos agentes al complejo residencial Arroyo Villas, en el noroeste de la ciudad, encontraron a Martens, que estaba sangrando en la cabeza, y a Gonzales, también herido y con un ojo golpeado, y con "unos pantalones cortos que parecían tener manchas de sangre", según los registros de la corte. Según declararon, Jessica Kelley despertó a Michelle golpeándola por lo que ambos huyeron del apartamento.

Cuando la policía trató de entrar en la casa, Jessica cerró la puerta y puso una cadena por dentro. Poco después, los agentes vieron que Kelly saltó del apartamento y trataron de detenerla. Pero en ese momento se disparó la alarma de fuego.

Tras arrestar a la mujer, las autoridades forzaron la puerta y empezaron a buscar a la menor. Tras inspeccionar la casa, vieron "a una niña joven, enrollada parcialmente en una manta, sin moverse, ardiendo en la bañera". El reporte especifica que, tras apagar las llamas, "vio una herida profunda en el pecho y que su pierna izquierda estaba casi completamente cortada". Además, le faltaban los dos brazos, que fueron encontrados posteriormente en una bolsa de plástico dentro de un canasto en la sala de estar, cerca de la cocina.

La menor mostraba también moratones en el cuello, por lo que los investigadores creen que también pudo ser estrangulada.

Los investigadores aún están trabajando para esclarecer lo ocurrido.

Un pequeño altar con flores y globos fue levantado al frente de la casa donde la menor fue asesinada.

"Este homicidio es el mayor acto diabólico que he visto en mi carrera", explicó el jefe de la policía de Albuquerque Gorden Eden. "Un completo desprecio a la vida humana y una traición por una madre", añadió.

Susana Martínez, gobernadora de Nuevo México, calificó el asesinato de "atroz" y pidió que la justicia caiga "como una maza en el mostruo que cometió este asesinato".

Comparte

Más contenido de tu interés