null: nullpx
Giras

Amárrense para el gran boom de festivales de música en Cuba

¿Tendremos pronto un Coachella Varadero o un Lollapalooza Habana?
6 May 2016 – 1:01 PM EDT

Por Catalina Maria Johnson @catalinamariaj

Si bien Major Lazer y los Rolling Stones formaron un marco musical internacional para la histórica visita de Barack Obama en marzo, ahora, una sucesión de festivales de música organizados desde fuera de la isla continúan la apertura cultural entre Cuba, Estados Unidos y otros países.

No nos referimos a festivales masivos y comercializados como Coachella, Ultra o Lollapalooza - por ahora. La Fundación Musicabana, entidad basada en Nueva York y La Habana, ha programado un festival de cuatro días en La Habana del 5 al 8 de mayo en tres localidades en la capital, con músicos invitados de Jamaica, Brasil, Francia, Cabo Verde y los Estados Unidos. La invitación oficial al festival la entonan las gemelas franco-cubanas Ibeyi, quienes se presentan por primera vez en la isla. La extraordinaria cartelera incluirá además leyendas de la música cubana como Los Van Van y Pablo Milanés. De hecho, el co-fundador de Musicabana es el cineasta Fabien Pisoni, quien vive en Nueva York y es hijo de Milanés. Musicabana, organización que según su página web ofrece a patrocinadores corporativos oportunidades para promover “la buena voluntad con sus homólogos cubanos e introducir sus marcas para el pueblo cubano”, ya mostró su potencial como festival al presentar en marzo en La Habana el concierto de Major Lazer al cual asistieron 400,000 personas.


Naomi y Lisa-Kaindé Díaz de Ibeyi acaban de tocar en Coachella y también participaron del evento audiovisual "Lemonade" de Beyoncé. Es la primera vez que tocarán en Cuba, tierra de su padre el fenecido conguero Miguel "Angá" Díaz.

Cabe destacar otros festivales criollos, aunque a menor escala, también están abriéndose campo. El Havana World Music Festival celebró su tercera edición en marzo, el mismo fin de semana que el concierto de los Rolling Stones, y tuvo artistas de España, Francia, México y más en Fábrica de Arte, el centro cultural capitalino que está tan en boga.

Otro festival que hace su debut casi simultáneamente que Musicabana es Manana 2016, que se llevará a cabo en Santiago del 4 al 6 de mayo. Manana (que se refiere al espíritu de pasión y sentimiento que debe poseer un rumbero para que pueda crear su arte, no confundir con “mañana”) es un festival que nació directamente de amistades entre músicos en esta ciudad al este de la isla, cuna de la Revolución y conocida por su rica tradición musical.


Manana reunirá músicos electrónicos de vanguardia con artistas afrocubanos folklóricos en una experiencia de intercambio. Fue creado en particular con la intención de mostrar un modelo de interacción creativa y constructiva entre Cuba y el resto del mundo.

Comenta el británico Harry Follett, co-fundador del Manana, que la idea del festival surgió el año pasado cuando fue a Santiago a estudiar percusión afrocubana y hacer grabaciones de músicos locales, y vivió con el reconocido hiphopero cubano Alain García Artola. Dice Follett que en seis meses de vivir juntos y de conversar, llegaron a la conclusión que “la cultura cubana sí necesitaba estar conectada con el mundo a su alrededor, pero eso tenía que suceder de una manera que protegiera y a la vez evolucionara la música cubana”. Añade Follett a manera de aclaración, “no soy como hombre de negocios que vio la oportunidad de crear un festival.”

La inclusión de García Artola como co-fundador fue esencial, dice Follett, ya que tiene una conexión real y vital no solo a la música de la región, sino al ámbito cultural, religioso y artístico en el que florecen los ritmos y melodías que fundamentan géneros cubanos como el changüí y la rumba. Manana, aparte de una cartelera de reconocidos músicos electrónicos como el británico Quantic y el chileno Nicolás Jaar, incorpora artistas cubanos folklóricos desde legendarios rumberos como Obba Tuké hasta trovadores y danzantes como Alafia y Danza del Caribe, ya que de las raíces jamaiquinas, africanas e hispanas de la ciudad han surgido artistas sobresalientes. Además, Manana dejára como legado gran parte del equipo electrónico del festival para que los músicos de la región sigan explorando las posibilidades de la creación musical digital.


Sin embargo, añade Follett que lo más importante para ellos ha sido encontrar el equilibrio en el intercambio: “Cuando uno llega a Cuba es fácil pensar que uno es el que tiene mucho que compartir, como diciendo que uno es el que está conectado y ellos los que están desconectados. Pero no es así, y te darás cuenta si escuchas con cuidado y pones atención y te dejas empapar de la música y el arte”.

Aún otros festivales tienen como objetivo una transformación en cuanto a lo que ocurre detrás del escenario musical. El festival y conferencia Primera Línea/Havana International Music Forum que se realizará del 14 al 17 de septiembre, será coproducido el Festival Habanarte y la compañía alemana En Directo, que tiene una trayectoria de veinte años de trabajo musical en Cuba. Primera Línea además cuenta con la asesoría de Womex, organización que apoya mercados de música del mundo en Europa, Brasil, Cabo Verde.



Antonio Martínez, director de En Directo, explica el propósito de Primera Línea: “...es más que un festival, es una mercado, es una feria vocacional para la música, ya que pondrá a disposición de los delegados internacionales un intercambio directo con los actores principales en Cuba en las diferentes disciplinas del ámbito musical, desde artistas hasta managers, abogados, agentes y productores”. De esa manera, considera Martinez, Primera Línea funcionará como semilla de festivales y coproducciones futuras.

Es emocionante esta ola reciente de nuevos festivales en Cuba que presagian una era de colaboración artísticas y que - por ahora - no son meras transacciones financieras. Concluye Martínez, que todos estos proyectos permitirán “conocer la realidad de hoy en dia en Cuba en cuanto a talento, posibilidades de cooperación y colaboración. Cada día se están abriendo más posibilidades. Lo que era imposible hace dos años, hoy es posible.”


RELACIONADOS:GirasMúsicaCubaFestivales de Música

Más contenido de tu interés