Marihuana

Calculan que los impuestos a la marihuana favorecerán al mercado negro de la hierba

El gravamen por vender cannabis para uso recreativo tiene un riesgo: fortalecer a quienes por años se han dedicado a cultivar y vender de manera ilegal marihuana. Muchos dispensarios ilegales continuarán operando en la clandestinidad, según advierten analistas.
29 Dic 2017 – 11:12 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Los impuestos que tanto el estado como los condados y municipios de California cobrarán a quienes a partir del lunes se dediquen al cultivo, compra y venta de marihuana pondrían en riesgo la idea que tenían los votantes cuando en noviembre de 2016 aprobaron la Proposición 64, que era convertir una actividad ilegal en una industria regulada.

Y es que la carga fiscal que se ha establecido implica un incremento en el costo de la hierba, por lo cual algunos analistas advierten que el mercado negro de la marihuana en California se verá fortalecido, además de que muchos dispensarios continuarían operando, al menos por algún tiempo, sin permiso.

El impuesto establecido implica que los consumidores deberán pagar entre el 22.25% y el 24.25%, mientras que los comercios deberán destinar entre el 1 y el 20% de sus ingresos anuales dependiendo del condado donde esté el establacimiento.

Los que se registren como agricultores deberán pagar 9.25 dólares por onza que cosechen y $2.75 por el residuo de la hierba que se aprovecha para elaborar otros productos.

También deberán pagar determinada cantidad por la superficie de terreno donde planten cannabis. Por ejemplo, el condado de Salinas, ubicado en la zona agrícola de la costa central de California, ha impuesto 25 dólares de impuesto por pie cuadradrado, mientras que en Humboldt, conocido como la meca de los sembradíos de marihuana en el norte del estado, el gravamen ronda entre 1 y 3 dólares por pie cuadrado.

"Las altas tasas de impuestos sobre el cannabis en California pueden complicar los esfuerzos del estado para establecer mercados legales", señala un reporte de Fitch Ratings, una firma privada que elabora análisis económicos.

El mercado negro de la marihuana en California, agrega el informe publicado a finales de octubre, ha estado bien establecido desde mucho antes de que los votantes aprobaran la Proposición 64 y pronostica que dominará la producción de la hierba posterior a la legalización.

Por otro lado, muchos de los dispensarios de marihuana medicinal, que en la clandestinidad también venden desde hace tiempo cannabis para uso recreativo, podrían no integrarse al mercado legal debido al pago de impuestos, al menos hasta que las regulaciones de municipios y condados sean más estrictas.

Dispensarios ilegales en Los Ángeles

Documentos oficiales indican que en la ciudad de Los Ángeles hay al menos 895 dispensarios de marihuana medicinal, de los cuales 756 no cuentan con licencia, pero utilizan el certificado de registro de impuestos comerciales (BTRC) para justificar sus operaciones.

La ciudad de Los Ángeles cuenta ya con las regulaciones para el comercio de la marihuana recreativa, pero la expedición de permisos inicia hasta prinipios de enero.

Para cultivar, vender o transportar marihuana también se requiere de una licencia estatal, pero hasta el 26 de diciembre solo se habían entregado 40 en todo el estado, 15 de ellas en el sur de California (siete en el condado de Riverside y ocho en San Diego).

En este mapa se ubican los beneficiados de las licencias del estado para el comercio de la marihuana:

En fotos: California se convierte en el mercado más grande de marihuana en EEUU

Loading
Cargando galería