Indocumentados

La ofensiva de ICE en California contra indocumentados sin antecedentes se agudizó desde finales de 2017

Entre octubre y diciembre de 2017, la agencia federal puso bajo custodia a más de 2,300 inmigrantes sin antecedentes criminales: solo en San Diego fueron 1,622, más que ningún otro lugar del país. En Los Ángeles, 357 detenidos o el 16% del total carecían de condenas delictivas.

LOS ÁNGELES, California.- Marcelina Ríos no ha regresado a su casa desde el 12 de octubre, cuando salió a ganarse unos dólares vendiendo elotes en un parque del sur de California. Aquella tarde, agentes del sheriff la detuvieron por no tener un permiso y la trasladaron a una cárcel local. Lo peor ocurrió al día siguiente, a la salida de la estación policial, pues la esperaban funcionarios de ICE.

Esta madre de cinco, entre estos una adolescente con capacidades especiales, es una de los 2,352 indocumentados sin antecedentes penales que terminaron en centros de detención de ICE en California entre octubre y diciembre de 2017, correspondientes al primer trimestre del año fiscal actual.

Esa cifra incluye el arresto de 1,622 migrantes sin antecedentes que se registró en San Diego, más que en ningún otro lugar de Estados Unidos. De hecho, 7 de 10 diez detenidos por ICE en dicho sector, que abarca toda la frontera entre California y México, carecía de un historial criminal. Solo 637 personas estaban en la lista negra de la dependencia federal.

"Hay mucha actividad en esta zona", dijo Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos, en una entrevista con Univision Noticias. El activista atribuye los frecuentes operativos de ICE en San Diego a una "tendencia más conservadora y agresiva", comparado con administraciones federales anteriores.

Esta agrupación, que en los últimos años ha entrenado a unos 200 voluntarios para que atiendan los reportes de actividades de los agentes migratorios en vecindarios de San Diego, documentó el arresto de un matrimonio a finales de 2017. "La pareja fue a dejar a su hija a la escuela y, de regreso a su casa, ICE los detiene. No tenían antecedentes", lamentó Ríos.

El contraste es que en la lista de ciudades de EEUU donde más se capturaron criminales convictos, San Diego ocupó el lugar 15.

"Es como (el gobierno) Bush con esteroides"

En un comunicado, ICE explica que sigue priorizando la captura de personas que representan una amenaza a la seguridad pública y señala que su nuevo protocolo pide a sus agentes poner bajo custodia a todo aquel indocumentado que encuentren durante sus operaciones.

"Los arrestos de ICE a no criminales en los condados de San Diego e Imperial reflejan tendencias que involucran actividades de inmigración ilegal en las fronteras locales, arrestos durante operaciones de captura de fugitivos y personas encontradas en las cárceles locales", dijo su vocera Lauren Mack.

En Los Ángeles, la agencia detuvo a 357 migrantes sin historial criminal, esto es el 16% del total. Mientras que en San Francisco arrestó a 373 personas que no tenían antecedentes penales (22% del total). En el cierre del primer trimestre del año fiscal de ICE, California quedó en el segundo lugar respecto a este tipo de detenciones, solo debajo de Texas.

Estos datos se publican en medio de la guerra entre el gobierno de Donald Trump y California, que alcanzó el cenit con una demanda que responde a la promulgación de leyes que defienden a los indocumentados.

Este martes, poco antes de la llegada del presidente Trump a San Diego, donde visitó los ocho prototipos del muro fronterizo, estalló otro escándalo: el vocero de ICE en San Francisco, James Schwab, renunció a su cargo alegando que no podía soportar que se diera información engañosa e imprecisa sobre las recientes acciones de la agencia en el norte del estado.

La abogada Ginger Jacobs aseguró al diario San Diego Union-Tribune que desde la gestión del presidente George W. Bush (2001-2009), San Diego se ha convertido en una de las jurisdicciones de ICE más duras, acatando al pie de la letra las órdenes provenientes de Washington DC.

"Es como (el gobierno) Bush con esteroides", comentó Jacobs. "Se ha convertido en una política de cero tolerancia", agregó.

En total, se efectuaron 39,174 arrestos de inmigrantes de octubre a diciembre pasados, un incremento respecto a los 27,402 durante los últimos tres meses del gobierno del presidente Barack Obama. De estos, el 65% de los arrestos efectuados a finales de 2017 correspondieron a delincuentes, un descenso comparación con el 82% que se observó en el cierre de la administración anterior.

Según ICE, el 74% de los detenidos en el año fiscal 2017 tenía condenas penales y el 16% cargos pendientes, siendo los delitos más comunes manejar borracho o drogado (DUI), cargos por drogas, infracciones de tránsito y faltas migratorias.

La oficina de ICE en Atlanta, que cubre los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, registró 1,592 arrestos de indocumentados no criminales, el segundo número más alto a nivel nacional, por debajo del sector San Diego.

Comparado con otras oficinas de ICE a lo largo de la frontera, el porcentaje más alto de arrestos no criminales se observó en Phoenix, en Arizona, con 733 detenciones o el 43% del total.