Incendios

Incendios en el sur de California no dan tregua y amenazan con devorar más de 20,000 estructuras

Más de 5,000 bomberos combaten cuatro incendios forestales que están mayormente fuera de control, los cuales han obligado a la evacuación de más de 250,000 residentes y avanzan con rapidez debido a los vientos Santa Ana que este jueves podrían empeorar la situación, ya que se pronostican ráfagas de 60 a 80 millas por hora en algunas zonas.
7 Dic 2017 – 6:51 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Los cuatro incendios que hasta la tarde de este jueves ardían fuera de control en el sur de California amenazan con destruir más de 20,000 estructuras, incluyendo viviendas y cientos de mansiones en los lujosos vecindarios de Bel Air y Brentwood.

Desde el lunes 3 de diciembre, cuando surgió el primer fuego en el condado de Ventura, al miércoles 6, cuando las llamas aparecieron en las colinas del oeste de Los Ángeles, los incendios han arrasado con una superficie total de más de 110,000 acres.

La cifra equivale a 172 millas cuadradas, una extensión de terreno similar al tamaño de la ciudad de Nueva Orleans, que es más grande que ciudades como Denver o Las Vegas, y que triplica a Miami.

De la zona afectada han tenido que ser evacuadas más de 250,000 personas según los reportes oficiales. Gran parte de los evacuados (alrededor de 110,000) han sido del área de Sylmar, una comunidad del norte de la ciudad de Los Ángeles donde casi el 70% de la población es hispana.

Aunque este tipo de emergencias son comunes en el sur de California, donde en los últimos cinco años se ha registrado un promedio anual de 1,200 incendios, lo que sorprendió tanto a los residentes como a las autoridades fue que se desataron en el mes de diciembre, cuando sólo ocurren el 6% del total de los siniestros de todo el año.

Los cuatro incendios que amenazan miles de viviendas en los condados de Ventura y Los Ángeles han sido bautizados como Thomas, Creek, Rye y Skirball, respectivamente.

Fuego Thomas

Ubicación: Ventura/Santa Paula
Estructuras amenazadas: 15,000
Estructuras quemadas: +100
Superficie: 96,000 acres
Bomberos: 2,509
Inició: 4 de diciembre a las 6:26 pm.
Controlado: 5%
Evacuaciones: 65,000

Fuego Creek

Ubicación: Sylmar/Sunland
Estructuras amenazadas: 2,500
Estructuras quemadas: +30
Superficie: 12,605 acres
Bomberos: 1,686
Inició: 5 de diciembre a las 3:42 am.
Controlado: 10%
Evacuaciones: 150,000

Fuego Rye

Ubicación: Santa Clarita/Valencia
Estructuras amenazadas: 5,420
Estructuras quemadas: 1
Superficie: 7,000 acres
Bomberos: 775
Inició: 5 de diciembre a las 9:33 am.
Controlado: 15%
Evacuaciones: 5,000

Fuego Skirball

Ubicación: Bel Air/Brentwood
Estructuras amenazadas: 700
Estructuras quemadas: 15
Superficie: 475 acres
Bomberos: +300
Inició: 6 de diciembre a las 4:52 am.
Controlado: 20%
Evacuaciones: 40,000

El combustible

Debido a la presencia de los vientos de Santa Ana, una condición climática de fuertes corrientes de aire seco y baja humedad en el ambiente, los incendios han avanzado con rapidez.

El fuego Thomas, en la ciudad de Santa Paula del condado de Ventura, inició la tarde del lunes, es el más grande al extenderse por una superficie de 96,000 acres y amenaza a 15,000 estructuras como almacenes, graneros, establos, cobertizos, cocheras, etc., pero en su gran mayoría viviendas.

A 40 millas de ahí, hacia el sureste, durante la madrugada del martes surgió el fuego Creek en la comunidad de Sylmar, perteneciente a la ciudad de Los Ángeles, el cual obligó a la evacuación de 150,000 residentes y donde 29 caballos murieron carbonizados al ser abandonados en un establo.

Horas después y 10 millas al norte, en Santa Clarita, las espectaculares llamaradas del fuego Rye opacaron las atracciones del parque Six Flags Magic Mountain que tenía a su lado y que se vio obligado a cerrar, además del peligro, por la pésima calidad del aire que era asfixiante.

Para el amanecer del miércoles apareció el fuego Skirball en las colinas de Bel Air, una lujosa zona residencial donde el promedio de las viviendas es de $3.3 millones de dólares y donde las llamas alcanzaron un viñedo propiedad del magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch, y otras 15 propiedades, además de obligar al cierre de un tramo de la autopista 405, la más ocupada del país.

Otro incendio, en el condado de San Bernardino, llamado Little Mountain y que amenazaba con convertirse en un monstruo de lumbre, fue contenido este miércoles en un 100% en menos de 24 horas.

El fuego alcanzó a extenderse por una superficie de 260 acres, pero los bomberos lograran establecer el perímetro de contención alrededor del área afectada, al oeste de Arrowhead, el cual bloqueó la circulación de la autopista 215, en las cercanías de la Universidad Cal State San Bernardino.

El mapa de las llamas

Bautizo de fuego

Los incendios son tan recurrentes en California que los departamentos de bomberos de todo el estado les ponen nombre para identificarlos y establecer prioridades en cada uno de los incidentes, así destinar recursos y personal para combatirlo.

Dependiendo de la ubicación donde se origina, ya sea una calle, una montaña, un lago, etc., el operador de bomberos que recibe el reporte lo bautiza, aunque también suele hacerlo el oficial a cargo de la cuadrilla de apagafuegos que llega primero a la emergencia.

El nombre también, según lo recalcal el Departamento Forestal y Protección de Incendios de California (CalFire), para registrar en estadísticas sobre los siniestros que han ocurrido en el estado.

El más grande que se haya registrado en la historia de California se llamó fuego Cedar, ocurrió en octubre de 2003 en el condado de San Diego, con 273,246 acres de superficie quemada, 2,820 estructuras incineradas y 15 muertos.

Uno de los más extensos en el condado de Los Ángeles fue el Station Fire en agosto de 2009, el cual arrasó con 160,557 acres, dañó 209 estructuras y mató a 2 personas.

En el condado de Ventura dos incendios han sido de mayor dimesión que el actual fuego Thomas, uno registrado en septiembre de 1932 llamado fuego Matilija, el cual devastó 220,000 acres y otro de nombre Wheeler en julio de 1985 que se extendió por 118,000 acres.

El más devastador por la cantidad de estructuras quemadas (5,643) lleva el nombre de fuego Tubbs que tuvo lugar en el condado de Sonoma en octubre de este año, el cual arrasó una superficie de 36,807 acres y causó la muerte de 22 personas.

El más mortífero fue el fuego Griffith Park que sucedió en octubre de 1933 en Los Ángeles, donde a pesar de que sólo fueron 47 acres los quemados, murieron 29 personas.

Otro de los incendios que más vidas ha cobraron se registró en octubre de 1991 bajo el nombre Tunnel Fire de Oakland Hills, en el condado de Alameda, con 1,600 acres de superficie quemada, 25 muertos y 2,900 estructuras fueron destruidas.

En fotos: Pavorosos incendios obligan a la evacuación de miles de residentes del sur de California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EvacuacionesCaliforniaPlaneta
Publicidad