null: nullpx
Tiroteos

"No era una amenaza": revelan video de un hombre con una barra metálica que murió abatido por policías

La Policía de Walnut Creek, en el norte de California, exoneró a los oficiales que abrieron fuego contra Miles Hall durante un incidente ocurrido el pasado 2 de junio. El abogado de la familia del sospechoso asegura que el hombre no era una amenaza inminente para los agentes del orden.
26 Jun 2019 – 10:00 PM EDT

Un hombre con problemas mentales que murió baleado a principios de junio por policías de Walnut Creek estaba armado con una barra de metal y corrió en dirección hacia los oficiales, ignorando las órdenes que le dieron en varias ocasiones. Los instantes previos al deceso del sospechoso quedaron captados en las cámaras que los agentes del orden llevaban montadas en sus uniformes.

Este martes las autoridades hicieron públicos los videos del incidente en aras de transparentar la investigación sobre la muerte del sospechoso abatido, a quien identificaron como Miles Hall, de 23 años. Junto a las grabaciones, la agencia del orden reveló las llamadas al 911 en la que la abuela de Hall describe cómo su nieto la amenazó de forma violenta.

El 2 de junio, día del tiroteo, fueron cinco los policías de Walnut Creek que respondieron a la zona de Sandra Court y Arlene Lane. Uno de los oficiales intentó inmovilizarlo con balas de goma, mientras que otros dos detonaron sus pistolas cuando el sospechoso se abalanzó sobre ellos armado con una barra metálica de casi 5 pies de largo. Todos los agentes fueron exonerados por una investigación interna de la Policía.

La familia de Hall presentó una demanda civil contra el Departamento de Policía argumentando que violaron sus derechos civiles al fallar en usar tácticas para aminorar la tensión durante la confrontación. Sin embargo, a través de un comunicado el jefe de la Policía, Thomas Chaplin, señaló que sus agentes no tuvieron tiempo para establecer diálogo con el sospechoso, como se observa en los videos publicados.

“La Policía de Walnut Creek está al tanto de las preguntas que han surgido sobre el entrenamiento al que son sometidos nuestros oficiales para manejar situaciones que involucran a personas con problemas mentales (…) De los cinco agentes que respondieron a la zona, cuadro recibieron entrenamiento de intervención de crisis durante el último año”, explicó Chaplin.

Las pruebas

Las imágenes que captaron las cámaras en los uniformes de los agentes, al igual que la cámara de vigilancia de una vivienda, muestran a los cinco oficiales llegando a la calle Arlene Lane y establecer contacto con Hall. “Miles, ven acá”, se le escucha decir al primer oficial que lleva en sus manos un rifle que dispara balas no letales.

Casi al unísono, los cinco oficiales le piden una y otra vez que se detenga, pero el sospechoso continúa corriendo decidido hacia los policías. En todos los ángulos presentados por las autoridades se observa a Hall claramente dirigiéndose hacia los agentes, pero en las grabaciones no queda claro si su intención era atacarlos con la barra de metal que llevaba en su mano.

Ni siquiera cuando el sospechoso cayó al suelo herido de bala pudo tranquilizarse. Conforme el video avanza, Hall intenta ponerse de pie, al tiempo que los policías logran someterlo. Cuando finalmente pierde energías debido a las heridas de arma de fuego, se observa que durante varios minutos los agentes le brindaron los primeros auxilios. “Miles, respira, quédate con nosotros”, le dice un agente.

Pero para el abogado que representa a la familia de Hall, el material publicado por las autoridades presuntamente confirma los testimonios que su equipo había recopilado de varios testigos, principalmente que Hall “no estaba amenazando a los oficiales ni era una amenaza inminente a sus vidas”.

“Francamente, pareciera que estaba corriendo para pasarse de largo (de los oficiales), estaba intentando evitarlos. No crearon (los agentes) ni el tiempo ni la distancia que se requiere cuando están lidiando con una persona que no está actuando de manera sana”, dijo el abogado John Burris, quien agregó que Hall no estaba usando la barra metálica de una “forma letal”.

Hall no era un extraño para la Policía de Walnut Creek. Desde 2015, tuvo más de media docena de encuentros con las autoridades, entre los cuáles hubo incidentes en los que estaba armado con un cuchillo y otros en los que presuntamente amenazó de muerte a sus familiares.

En fotos: Los peores tiroteos y matanzas en centros educativos en Estados Unidos de los últimos años

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:TiroteosSalud MentalCalifornia

Más contenido de tu interés