Abusos

Tres sacerdotes jesuitas figuran en una lista de acusados de abuso sexual a menores en San Antonio

Los exclérigos de San Antonio, Alfonso Madrid, Francis M. Landwermeyer y Austin N. Park, ahora fallecidos, figuran en la lista de los "creíblemente acusados" de abuso sexual de menores.
10 Dic 2018 – 8:30 PM EST

Tres sacerdotes de la diocesis de San Antonio fueron identificados en una lista de jesuitas que tienen una "acusación creíble" de abuso sexual de menores.

Los excléricos ya fallecidos, Alfonso Madrid, quien sirvió en la Iglesia Católica de Nuestra Señora de Guadalupe; Francis M. Landwermeyer, que trabajó en las escuelas secundarias central católica y antoniana y en la iglesia católica Santa Cecilia; y Austin N. Park, también padre de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, figuran en la lista publicada por la congregación.

"Las palabras no pueden ser suficientes para expresar nuestro dolor y vergüenza por lo que ocurrió", dijo el padre Ronald Mercier, líder de la Provincia Central y del Sur, en un comunicado.

Mercier dijo que el supuesto abuso por parte de los tres sacerdotes ocurrió en los años sesenta y setenta, pero no especificó dónde. No obstante, aclaró que cada uno tenía más de una denuncia contra él.

Los tres padres trabajaban en múltiples ciudades. Park, por ejemplo, tenía 17 tareas pastorales en total.

La Arquidiócesis de San Antonio dijo este viernes que la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe había sido informada de las denuncias contra Madrid en 2015. Los jesuitas han servido a la parroquia desde 1932, pero la abandonarán este mes debido a la escasez de sacerdotes.

Madrid, quien murió en 1982 antes de que se recibieran las acusaciones, también trabajó en Jesuit High School en Nueva Orleans, una parroquia en Albuquerque y dos en El Paso, según el anuncio.

Landwermeyer, quien murió este año, fue destituido del ministerio en 2010 y dejó la orden y el sacerdocio el año siguiente, señalaron los jesuítas. El padre trabajó en escuelas jesuitas en Dallas, Shreveport, Nueva Orleans y Tampa, y en las universidades Marquette y Loyola, entre otras funciones.

Según la arquidiócesis, Landwermeyer trabajó en San Antonio desde 1990 hasta 2004, sirviendo como pastor en la iglesia de Santa Cecilia, y como vicario parroquial y en residencia en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe y la Iglesia de Santa Brígida.

La arquidiócesis "no conoce ninguna denuncia de que Landwermeyer abusó sexualmente de niños en la arquidiócesis", indica el comunicado. "La arquidiócesis verificará esto con la provincia jesuita".

Park murió en 2013 y ya estaba fuera del ministerio debido a que sufría de demencia cuando se recibieron las denuncias. El supuesto abuso ocurrió en los años sesenta.

La arquidiócesis "mantiene su firme compromiso de restaurar la confianza y curar las heridas de cualquier persona que pueda haber sido herida por el abuso sexual. La arquidiócesis continuará trabajando para hacer de cada parroquia, escuela e institución católica un puerto seguro para todos ".

Por su parte, los jesuitas enfatizaron que tienen una política de cero tolerancia con respecto a los casos de conducta inapropiada entre un sacerdote y un menor. Los protocolos y procedimientos han estado en vigor desde 2002, cuando la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos emitió la Carta para la Protección de los Niños y los Jóvenes.

Mira también:


RELACIONADOS:AbusosMenores de EdadSan AntonioLocal

Más contenido de tu interés