null: nullpx
Muertes

Piden investigar por qué no se actuó antes en el caso de la menor embarazada que fue asesinada presuntamente por su padrastro en Texas

Una legisladora estatal presentó una queja formal para que el Departamento de Familia y Servicios de Protección investigue la muerte de la adolescente madre de dos niños, a la que se cree dejó embarazada también su padrastro.
14 Mar 2017 – 5:42 PM EDT

SAN ANTONIO, Texas. – La representante estatal por el distrito 124 de San Antonio, Ina Minjarez, solicitó al comisionado del Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas (DFPS), Hank Whitman, que adelante una investigación de 'forma inmediata' por la muerte de la adolescente Jennifer Delgado y el bebé que llevaba en su vientre, así como de los hechos que condujeron al trágico hecho.

Delgado, de 15 años, quien estaba a punto de dar a luz a su segundo hijo, fue encontrada con múltiples heridas de bala en la cabeza dentro de un apartamento en el noroeste de San Antonio. El primer hijo de la joven, de 1 año, se encontraba también en el lugar, pero no fue herido. La joven madre fue transportada al hospital, donde ella y el bebé que esperaba fueron declarados muertos.

"Esta es una queja formal que quisiera que el comisionado Whitman investigue, porque hechos así no deberían estar ocurriendo en nuestra comunidad", dijo Minjarez quien a la vez instó al DFPS a analizar de qué manera se hubiera podido evitar esta situación.

Tras conocerse el hecho, las autoridades en San Antonio informaron que Armando Rodrigo García-Ramires, padrastro de la víctima, había sido señalado como presunto autor del crimen. El individuo, quien además se presume es el padre de ambos hijos de la joven, se disparó a sí mismo dentro de la boca con una pistola calibre 22, pero sobrevivió y se encuentra hospitalizado en condición estable.

En una entrevista exclusiva con Noticias 41 de Univisión San Antonio, la madre de Jennifer Delgado dijo que sostuvo una relación amorosa con el García durante 7 años, pero que ya no se encontraban juntos. El día que ocurrieron los hechos, García-Ramires llamó a la mujer para confesarle que estaba enamorado de su hija y que era el padre de ambos hijos de la chica.

El sospechoso, quien continúa hospitalizado, enfrenta cargos de asesinato con posibilidad de pena de muerte y se le fijó una fianza de 1 millón de dólares.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) informó que el pasado 7 de marzo, tras conocerse el arresto de García-Ramires bajo cargos criminales, sometió un 'pedido de detención' a la cárcel del condado Bexar para este hombre, quien es originario de México. La agencia también informó que el sospechoso no ha sido deportado antes.


Vea También:

En Imágenes: Las muertes de menores que más han conmovido a la comunidad de Houston

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés