null: nullpx
Narcotráfico

Hermanos texanos tenían centro de distribución de cocaína en un taller de hojalatería y pintura

Los hermanos Xavier y Michael Cardona, residentes de Eagle Pass, fueron condenados a 18 años de prisión por el delito de narcotráfico. Además pagarán una multa de más de 300 mil dólares cada uno y deberán pasar cinco años en libertad condicional al termino de su condena.
20 Sep 2016 – 1:34 PM EDT

Hermanos texanos tenían centro de distribución de cocaína en un taller de hojalatería y pintura

Loading
Cargando galería

Para los hermanos Xavier y Michael Cardona el taller 'Real Street Paint and Body Shop' era la fachada perfecta para 'camuflar' el negocio de venta de cocaína y para lavar el dinero obtenido de las ventas. El taller de hojalatería y pintura estaba localizado en Eagle Pass, Texas, ciudad limítrofe con Piedras Negras en Coahuila, México.


Con las ganancias del lucrativo negocio ilicíto, los hermanos compraban casas, las remodelaban y revendían. Esa era su estrategia para 'lavar' el dinero mal habido. Pero su estrategia se vino abajo cuando agentes federales llegaron a catear su taller en abril de 2014 y les incautaron 162,795 dólares en efectivo, seis kilos de cocaína (en 160 paquetitos listos para su distribución) y cinco armas de fuego.

Xavier Cardona de 37 años y su hermano Michael Cardona de 33 años, ambos oriundos de Eagle Pass, fueron arrestados y pasaron más de un año y medio en prisión hasta su juicio el 23 de octubre de 2015, donde fueron encontrados culpables.

Casi un año después de su juicio, el Procurador Richard Durbin, del Distrito Oeste de Texas, informó que Xavier y Michael Cardona fueron sentenciados. Ambos fueron condenados a 18 años en prisión, deberán pagar una multa de $372,320 dólares y, una vez que terminen su condena, deberán cumplir con cinco años de libertad condicional.

De acuerdo con información consignada en expedientes judiciales, desde enero de 2009 hasta abril de 2014 los hermanos Cardona utilizaron su negocio Real Street Paint and Body Shop (ubicado en la casa de Michael) para vender cocaína y 'lavar' las ganancias de la venta de la misma. El doble negocio les permitió llevar un estilo de vida un tanto ostentoso, con coches modificados y personalizados que exhibían en diversas ferias de automóviles en Texas. También compraban y remodelaban casas.

En las llamadas telefónicas grabadas y presentadas en el juicio, Michael Cardona dijo que él proporcionaba la cocaína ya cortada y empaquetada a otros comerciantes para que se vendiera más rápidamente.

La investigación y arresto de los Hermanos Cardona fue realizada por el FBI, la sección de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la DEA.

Historias relacionadas:


RELACIONADOS:NarcotráficoCrímenesLocal
Publicidad