null: nullpx
Salt Lake City

Mujer pide a juez que deje a su nieto en prisión mientras ella siga viva

En octubre de 2019, el acusado apuñalo a su abuela en la cara, en la cabeza, casi le amputó un oído y una de sus manos, dejándola en un precario estado de gravedad.
Publicado 11 Nov 2021 – 05:07 PM EST | Actualizado 11 Nov 2021 – 05:07 PM EST
Reacciona
Comparte
Zachary Lance Raynor Crédito: Salt Lake County Jail

Una mujer de Millcreek le pidió a un juez el miércoles que sentenciara a su nieto a prisión mientras ella permanezca viva.

Joann Raynor de 79 años de edad, fue apuñalada repetidamente por su nieto en octubre de 2019. La anciana explicó que se vería obligada a abandonar la ciudad o a esconderse, si su nieto era liberado mientras ella esté viva.

"Estoy aterrorizada de él y temería por mi vida si lo liberaran mientras yo este viva", dijo Raynor.

El nieto Zachary Lance Raynor, de 28 años, se declaró culpable de intento de asesinato, un delito grave de primer grado. La corte desestimó dos cargos adicionales de caos y abuso agravado de un anciano, como parte de un acuerdo de culpabilidad.

Durante una audiencia especial para dictar sentencia, la juez del tercer distrito, Vernice Trease, condenó a Raynor a al menos tres años de prisión, y hasta un máximo de cadena perpetua en la prisión estatal de Utah.

"Lo que me hizo fue tan horrible e increíble; aún no puedo entenderlo. Debido a sus acciones, él debe pagar una pena ", dijo la anciana. La abuela explicó que ella y su esposo criaron a Raynor desde que fue abandonado por sus padres cuando tenía un año de edad.

En la mañana del 31 de octubre de 2019 Raynor le dijo a su abuelo que lo consideraba como un Dios, pero que su abuela era un demonio y debía morir. El acusado luego agarró un cuchillo de carnicero y corrió hacia el dormitorio principal donde se encontraba su abuela gritando una y otra vez "ella debe morir, morir, morir".

El acusado apuñalo a su abuela en la cara, en la cabeza, casi le amputó un oído y una de sus manos, y la dejó en estado de gravedad. El mismo acusado llamó a la policía para que lo arrestaran diciendo: “acabo de matar a mi abuela”. Mientras el abuelo llevó a su esposa mal herida el hospital, Raynor esperó a los oficiales cuchillo en mano, desnudo y bañado en sangre.

"Lo hemos perdonado y esperamos que eventualmente pueda vivir una vida feliz y productiva", dijo la anciana quien agregó que las acciones de su nieto la han dañado física y mentalmente. Tiene cicatrices en la cara, no puede usar su mano dominante. Dijo que ahora "todo es mucho más difícil".

Zachary Raynor le dijo al juez que lamentaba sus acciones. "Siento mucho lo que he hecho. No siento que nada de lo que pueda decir o hacer pueda llegar a compensar lo que hice", dijo el acusado.

La juez recomendó a la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Utah, que tome en consideración en futuras audiencias de libertad condicional los temores de la víctima, así como la solicitud de que Raynor no sea liberado durante mientras ella esté viva.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés