null: nullpx
Problemas Sociales

La madre de unas siamesas reclama al gobierno federal para que sus hijas puedan volar en su regazo

Las normativas aéreas requieren que los niños mayores de 2 años viajen en un asiento propio y con cinturón de seguridad.
8 Ago 2016 – 08:28 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Las niñas siamesas cumplen dos años el 10 de agosto. Crédito: Univisión

LOS ÁNGELES, California.- Eva y Erika Sandoval son unas siamesas de Sacramento que cumplirán 2 años el miércoles 10 de agosto, una fecha a partir de la que las normas de las aerolíneas requieren que los niños ocupen un asiento y viajen con un cinturón de seguridad, algo que debido a su condición física es imposible.

La madre ha recurrido a la Administración Federal de Aviación (FAA) para que se haga una excepción en su caso que permita que las menores puedan ir hasta Texas a ver la graduación militar de su hermano mayor a finales de agosto.

La petición es un procedimiento público por el que la FAA recibe comentarios de la gente que sirven para ayudar a tomar sus decisiones regulatorias.

La madre de las menores, Aida Sandoval, remitió su solicitud el 27 de julio a través de la página regulations.gov, aunque la mujer cuestionó un sistema que le resulta injusto.

“¿Qué tiene qué ver el público con la petición?, dicen que para que pase más rápido, pero si no tengo suficientes comentarios de la gente, ¿significa que no pasará?”, replicó la madre a Univision 19 Sacramento.

Este lunes acaba el tiempo para que la propuesta reciba comentarios en el portal de internet y se espera que haya una resolución al respecto durante la semana.

Sandoval confía en que las niñas puedan ir con ella en su brazos durante todas las fases del vuelo, como si fueran menores de 2 años.

Cargando Video...
Gemelas siamesas enfrentan difícil travesía

Niñas milagro

Desde su nacimiento, para la familia Sandoval sus pequeñas han sido “un milagro”. Comparten piernas, riñones e hígado, necesitan una sonda para alimentarse.

“Cuando una está embarazada es muy bonito y yo me sentía en un mundo negro. Los especialistas me dieron posibilidad de terminar el embarazo, dijeron que sería mejor para ellas porque posiblemente podrían morir dentro de mí. Pensé que si Dios no quiere que las traiga a este mundo me las va a quitar, pero yo no haré esa decisión”, declaró.

Han pasado casi dos años desde que Aida cargó por primera vez a sus pequeñas y ha aprendido los cuidados especiales que debe tener con sus hijas.

La familia está estudiando con especialistas médicos someter a las niñas a una cirugía de separación para que puedan hacer vida independiente.

Lea también:


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés