null: nullpx
Belleza y Moda

Tremenda Reunión de Reinas de Nuestra Belleza Latina

El especial de dos horas en Sal y Pimienta revivió los mejores momentos de Nuestra Belleza Latina y los trinfos de todas sus reinas.
22 Feb 2016 – 11:41 AM EST

Nuestra Belleza Latina llega esta temporada con su edición VIP y como preámbulo al estreno de la décima edición Sal y Pimienta hizo una Reunión de Reinas, donde por primera vez las Reinas de “Nuestra Belleza Latina” se juntaron para contarlo ¡todo!

El especial fue presentado por Lourdes Stephen y Jomari Goyso quienes, quienes presentaron un recorrido por el baúl de los recuerdos de las chicas, su momento de audicionar, cómo iban vestidas y cómo han cambiado sus vidas desde que ganaron la corona.

Todas las reinas de NBL en un solo lugar recordaron las nueve temporadas de “reality” de belleza, sus reinas, participantes y las chicas que regresan a la décima temporada especial por una segunda oportunidad a ganar la codiciada corona.


Lo que no podía faltar, hablando de cómo sus vidas han cambiado y cómo lograron alcanzar sus sueños, todas se pusieron a llorar. Hasta Jomari Goyso no pudo contener las lágrimas cuando la actual reina de NBL, Francisca Lachapel, dijo emocionada que llegó De Azua pal mundo. “Yo dije que no iba a llorar”, confesó. Pero es que asegura que pese a su triunfo y todo lo que ha logrado “todavía no lo asimilo”. “Yo decía que a las muchachas como yo no le pasaban cosas así o era la realidad que yo tenía en bandeja que yo me negaba a aceptar”, relató. Lachapel habló de cómo vivió en República Dominicana con muchos sacrificios y bajos recursos. Pero confiada en que ella podía ser el cambio para su familia, para ayudarlos a prosperar, se mudó a Estados Unidos y buscó su sueño hasta verlo realizado.

A este explosivo encuentro se unió el presidente del jurado de NBL, el zar de la belleza, Osmel Souza, conocido por siempre ser extremadamente sincero con las chicas y a quien en ocasiones lo han tildado de cruel. Pero en esta ocasión, no pudo ser venenoso con las chicas. ¿Será que ya se encariño con ellas? Por un lado le confesó a Alejandra Espinoza, la primera ganadora de este reality, que desde que ella pisó el escenario, sabían que iba a ser la ganadora. “Vimos cómo se desenvolvía, como se veía, el estilo que tenía. Todo lo que hacía lo hacía bien”, reveló. Sin embargo, a Ana Patricia le recordó como él le había dicho que nunca iba a llegar a la televisión. “¿Recuerdas que te lo dije?”, le preguntó. Entre risas, Ana Patricia solo pudo reírse y es que le ha demostrado lo contrario. “Cuando nos dicen nuestras verdades es que nos damos cuentas que tenemos que mejorar”, recordó.

“La que tiene verdaderamente vocación y se dedica, llega. Ahí tienen el ejemplo”, dijo Osmel mientra señalaba a sus reinas.



El éxito de las reinas boricuas en Nuestra Belleza Latina


Melissa Marty, primera boricua en Ganar el reality show en el 2008, se ha hecho camino en el mundo del entretenimiento. Entre la televisión, el baile y la actuación, la puertorriqueña ahora vive en Los Ángeles dónde sigue sembrando triunfos.



La segunda boricua en traerle la corona a la Isla del Encanto, fue Vanessa de Roide, quien habló de la admiración hacia su mamá, lo que significa su papá quien murió cuando ella tenía 10 años y su esposo, quien estuvo todo el tiempo junto a ella. La reina boricua ha tenido momentos muy difíciles en su vida por no tener a su papá y se le formó tremendo nudo en la garganta al recordar que “Nuestra Belleza Latina me llevó a verlo en la tumba a visitarlo, fue que poco a poco he podido hablar del tema. Poco a poco voy asimilando el hecho de que él no está”.



Aleyda Ortiz, la tercera reina boricua en la competencia siempre ha hablado de cómo superó el bullying y el sobrepeso. Sin embargo, confesó que aún sigue con inseguridades y revela todavía pensar como ‘gordita’. Aleyda y Jomari hablaron de lo importante de abrir su corazón y ser realistas con el público para que se sientan identificados, que viven y sienten como todos. Para Aleyda, el sobrepeso la llevó a luchar más fuerte para poder llegar a concursar en certámenes de belleza, luchar por sus sueños y servir de ejemplo para otros.



Más contenido de tu interés