Huracán María

Juez autoriza al gobierno a cortar el pago de alojamiento temporal a desplazados puertorriqueños del huracán María

En un fallo muy criticado por organizaciones civiles, el juez Timothy Hillman dio plazo hasta la medianoche del 13 de septiembre a las familias que se alojan en hoteles en territorio estadounidense para recibir la ayuda. Urgió "a las partes a trabajar juntas para encontrar alojamiento temporal u otra asistencia" a los afectados.
31 Ago 2018 – 5:41 AM EDT

Un juez decretó este jueves que el gobierno federal puede poner fin a partir del 14 de septiembre al programa que paga por el alojamiento en territorio estadounidense de familias puertorriqueñas desplazadas por el huracán María, aunque admitió que "es muy posible que se queden sin hogar".

Casi un año después de que el potente huracán devastara la isla, más de 1,000 familias que perdieron sus hogares permanecen en habitaciones de hotel pagadas por el gobierno. El fallo de Timothy Hillman, juez titular en una corte federal de Massachusetts, les dio dos semanas más antes de que se termine la ayuda.

La decisión de Hillman responde a una solicitud presentada por un grupo de derechos civiles que buscaba evitar que la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) pudiese dar por concluido ese programa.


Anteriormente, Hillman había dictado una orden temporal que obligaba a la FEMA a seguir pagando las habitaciones de hoteles y moteles en las que se alojan centenares de puertorriqueños.

A pesar de su reciente fallo, criticado por varias organizaciones que alertan que dejará “sin techo a familias y niños", el juez urgió "a las partes a trabajar juntas para encontrar alojamiento temporal u otra asistencia" a los afectados.

Cuando la demanda se inició, 1,744 puertorriqueños se beneficiaban del programa en distintos puntos de Estados Unidos.


"Esta decisión es indignante y otra bofetada para los miles de puertorriqueños desplazados, que no han recibido más que un tratamiento vergonzoso del Gobierno de EEUU después de que el huracán María casi destrozase la isla", señaló en un comunicado Julio López Varona, de la ONG Center for Popular Democracy.

Según López Varona, poner fin a este programa supone "dejar sin techo y a su suerte a familias con niños después de que la FEMA admitiese no haber dad una asistencia adecuada para la recuperación" de la catástrofe.

La FEMA ha gastado 92 millones de dólares en vales para que las familias afectadas por la catástrofe de septiembre de 2017 se alojen en hoteles de Nueva York, Florida y otros estados. La agencia ha ofrecido tres extensiones.

"Las familias me han estado llamando y enviando mensajes de texto frenéticamente, extremadamente preocupadas y traumatizadas", dijo al The New Times Natasha L. Bannan, abogada que manejó el caso para LatinoJustice PRLDEF, una organización hispana de derechos civiles.

"Existe literalmente el temor de que se queden sin hogar. Eso es lo que está pasando ahora mismo", alertó Bannan.

Según los datos del Instituto de Salud Pública Milken de la Universidad George Washington, casi 3,000 personas murieron entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 como consecuencia del ciclón categoría 4.

Tras conocerse que la estimación de muertos este miércoles, el presidente Donald Trump indicó que cree que se hizo "un fantástico trabajo" en la isla.

En fotos: Los 10 huracanes más devastadores de la historia en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés