null: nullpx
Debate Demócrata

Hillary Clinton y Bernie Sanders comprometidos con reestructurar deuda de Puerto Rico

Clinton y Sanders reclaman reestructuración de la deuda de Puerto Rico y conicidieron en que el Congreso necesita actuar.
10 Mar 2016 – 10:31 AM EST



De cara a las elecciones primarias en Florida la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton y el senador por Vermont, Bernie Sanders se enzarzaron en un intenso debate el miércoles sobre quién es el auténtico amigo de los hispanos estadounidenses.

Uno de los temas destacados en el debate fue el asunto migratorio y las deportaciones de hispanos lo que no fue sorpresa puesto que en Florida viven casi 1,8 millones de hispanos, incluidos aproximadamente el 15% de los demócratas del estado. No obstante, la economía jugó un rol escensial en las propuestas de los candidatos y Puerto Rico no pasó desapercibido aunque por unos breves minutos en medio de un debate de dos horas.

Tanto Clinton como Sanders dijeron estar comprometidos con ayudar a Puerto Rico e insistir en accion congresional que permita una reestructuración de la deuda millonaria que afronta la Isla y la cual ronda los 73 mil millones de dólares. Ambos insistieron en terner la ventaja tras varios eventos primaristas y ahora van por el voto hispano en la Florida, estado en el que miles de puertorriqueños sí pueden emitir su voto y que incluso se ha dicho podrían determinar las elecciones.

El debate e celebró a menos de una semana de las primarias presidenciales republicanas y demócratas de Florida, previstas para el 15 de marzo, en las que el voto de los puertorriqueños puede ser determinante.

Los precandidatos presidenciales demócratas coincidieron en reclamar que el Congreso autorice la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico.

Clinton reiteró que que lleva meses reclamando el reajuste de la deuda pública de la Isla y no titubeó al culpar a la mayoría republicana del Congreso por no permitir que se trabaje para reestructurar la deuda. Para la ex secretaria de Estado, el pueblo puertorriqueño se enfrenta a una crisis económica histórica y necesita que se le atienda con premura.


Por su parte, Sanders fue enfático en criticar los " fondos buitres" y dio que estos han obstruido el proceso hacia la reestructuración.

"¿Quiero saber si en los primeros 100 día de su presidencia, van a ayudar a Puerto Rico a reestructurar su deuda pública y ayudar a su economía?", preguntó el periodista Jorge Ramos.

Clinton rápido hizo referencia a todos los intentos que ha hecho para levantar la voz de protesta contra las acciones del Congreso quien ha negado en múltiples ocasiones tomar acción ante la crisis económica de la Isla.

"Llevo meses reclamándole al Congreso que le otorgue autoridad a Puerto Rico a reestructurar su deuda, como se le permite a los estados y ciudades. Es una grave injusticia que el Congreso, dirigido por los republicanos, rehúsen dar esa oportunidad por medio de la ley de quiebras", sostuvo Clinton.

Esta dijo que espera que el tema de la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico se resuelva antes de la próxima administración.

"Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses y merecen ser tratados como ciudadanos, y que se les dé la oportunidad de ponerse de pie económicamente" argumentó. Además dijo que en PR se ve "mucho sufrimiento, el cierre de escuelas, servicios médicos que se deniegan, y miles de puertorriqueños trasladándose mensualmente hacia Estados Unidos, principalmente hacia Florida".

El senador Sanders hizo hincapié en la deuda pública y la alta tasa de interés que existe en la isla. “Esa pequeña isla de Puerto Rico tiene una deuda pública de $73,000 millones y su gobierno paga tasas de interés de hasta 11%”. Sanders tildó a los compradores de los bonos como “buitres capitalistas” quienes compraron los bonos por 30 centavos de dólar y ahora exigen un pago mucho mayor.

“He dicho a los líderes de Puerto Rico que tenemos que unir a la gente. No es el pueblo de Puerto Rico, no son los niños o las escuelas, sino quizá estos buitres capitalistas los que deben perder un poco de dinero en este proceso", aseveró el senador.

Estas posturas de los candidatos demócratas se alejan completamente de lo que expuso el senador de la Florida, Marco Rubio en el último debate republicano. Rubio, a quien se le ha acusado de cambiar de postura tras recibir donaciones de los "fondos buitre", dijo no apoyar una bancarrota como primera opción para Puerto Rico.

Mientras la ex primera dama está en la mirrilla del FBI uien investiga la posibilidad del mal manejo de información secreta, que pasó por el servidor privado de email de Clinton cuando era secretaria de Estado, esta aseguró que no se retiraría de la campaña en caso de que se presentaran cargos en su contra

La respuesta vino luego que el periodista de Univision Jorge Ramos le preguntó si se retiraría de la campaña por la gestión de su correo electrónico. "Oh, por Dios, eso no va a ocurrir", aseguró Clinton. "Ni siquiera voy a responder esa pregunta".

Un punto clave fue la promesa que Jorge Ramos logró sacar por vez primera de la candidata presidencial: "No deportaré niños. Tampoco quiero deportar familiares". Esto la aleja aun más de quien posiblemente sea su contrincante de papeleta, Donald Trump, cuya plataforma insiste en deshacerse de los inmigrantes.

En total, el 15 de marzo estarán en juego 691 delegados, incluidos los 214 de Florida, que en el campo demócrata se reparten de forma proporcional a los votos. Clinton ha ganado 762 delegados frente a los 549 de Sanders, con 10 delegados aún por asignar de las últimas primarias. Cuando se tienen en cuenta los superdelegados, Clinton tiene 1.223 frente a 574, más de la mitad de los 2.383 necesarios para obtener la candidatura demócrata.

Ver también:


Más contenido de tu interés