Corrupción

David Bernier explica por qué no ha sacado a Jaime Perelló de la papeleta del PPD

El candidato a la Gobernación reconoció que el escándalo de corrupción de Anaudi Hernández, que también rodea al líder legislativo afecta al PPD.
9 Ago 2016 – 2:47 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - La presencia del presidente de la Cámara de Representantes Jaime Perelló en la papeleta del Partido Popular Democrático (PPD) le hace daño al partido, reconoció hoy el presidente de la colectividad David Bernier.

El escándalo de corrupción que azota a la Cámara de Representantes y la posibilidad de que su presidente esté involucrado afecta al partido y más aun, al servicio público, reconoció el candidato a gobernador por el PPD.

A la pregunta en una entrevista radial (WKAQ 580 - Univision Radio ) sobre si Perelló le hace daño a la papeleta del PPD, Bernier respondió “pues claro. Le hace daño al debate público, el que diga que no hace daño, (sí) hace daño. Hace daño al partido”.

Se le cuestionó a Bernier porqué sacar a un candidato del PPD que envió vídeos de alto contenido sexual a una recluta de su campaña, sin que el asunto llegara a los tribunales como un caso criminal, y por qué no hacerlo con Perelló, quien está en el ojo del tormentoso escándalo de corrupción en el cuerpo que preside.

“La corrupción es inaceptable”, aseguró Bernier, para inmediatamente reconocer que “nada más las insinuaciones en el debate público, eso le hace daño a la credibilidad no solo de un partido, a la credibilidad del servicio público en general”.

El candidato a Gobernador por el PPD afirmó que ha hecho un llamado público y privado a Perelló “a que sea muy riguroso, … muy desprendido, y a que atendamos esto, día a día. Estoy muy atento a lo que está ocurriendo” y en algún momento podría intervenir si así lo requieren los hechos.

Sin embargo, reconoció que no lo ha sacado de la papeleta electoral en espera de ulteriores desarrollos en el caso que lo involucra tangencialmente como jefe de dos altos funcionarios que han aceptado actos de corrupción junto a un contratista – Anaudi Hernández- que es amigo personal del presidente del cuerpo.


Perelló no ha sido acusado por estos actos, aunque uno de los culpables dijo que se sintió presionado por Perelló para que firmara un contrato con Hernández, aunque el funcionario no estuviese de acuerdo.

“Estoy en proceso continuo” de ver lo que está ocurriendo con su caso. Y “en el momento en que yo entienda que hay un señalamiento específico o que haya una circunstancia específica, te llamaré o llamaré a los medios o hablaré directamente con el presidente” (Perelló) y dejará saber su posición.

Bernier rechazó las críticas del Partido Nuevo Progresista de que Bernier no ha tomado acción en el caso porque el director de finanzas de su campaña, Miguel Sosa Suárez, mantuvo un contrato de $400,000 con la Administración de Derecho Laboral (ADL), cuya exdirectora, Sally López, es una de las acusadas por la fiscalía federal de ser parte del esquema de corrupción de Anaudi Hernández.

De hecho, Bernier dijo que su director de campaña le aclaró que el contrato fue de menor cantidad. “El me dice que tuvo un contrato de $50,000”.

Bernier quiso disipar cualquier noción de que muchas personas que colaboran con los partidos y tengan contratos con la Cámara y el gobierno tengan que ser corruptos.
“¿Por qué hacen esa asociación maliciosa?” se preguntó Bernier. “Hay montones de colaboradores de campañas, de ambos partidos, que tienen o han tenido contratos con el gobierno”.

Igualmente rechazó que no haya tomado posición sobre el escándalo que podría involucrar directamente, o no, al presidente de la Cámara y candidato a la reelección.

“Estoy haciendo expresiones directas, públicas”, dijo en la entrevista.

Más:


Más contenido de tu interés